domingo, febrero 26, 2006

VÍCTIMAS

LA DERECHA

Es absurdo el debate sobre la politización de las víctimas y de la AVT. Primero es absurdo porque debería resultar evidente que en democracia todo tiene que ser, todo debe ser, politizado pues precisamente la propia esencia de la democracia, frente a los sistemas dictaroriales donde nada es político, es que los ciudadanos pueden, y deben, hacer política. En segundo lugar, esta claro que la AVT, como cualquier otra asociación, no son las víctimas sino ciertas víctimas asociadas. Y la gente se asocia para defender sus intereses y dichos intereses forman parte, lógicamente, de la ideología previa. Es decir, la AVT tiene derecho a opinar de política en lo que le plazca. Pero no puede exigir, al menos en un estado de derecho, que su opinión tenga privilegio sobre otras. Porque el hecho de ser víctima no concede, a priori, ningún privilegio en la opinión ni conlleva tener necesariamente razón. Ni tan siquiera estar en mejor situación para opinar. Y bastaría para entenderlo CON poner el siguiente ejemplo: imaginemos que ahora la AVT perdonara a los asesinos etarras y exigiera, por tanto, su excarcelación. ¿Debería por ello el estado excarcelarles? Parece claro que no.
Así, la opinión de las víctimas no es prioritaria fundamental sino una opinión más. Porque lo que importa no es satisfacer o no sus apetencias, sino hacer justicia.
Por eso, el discurso del PP esconde una falacia. Pues en buena lógica democrática citar tantas veces a las víctimas como hecho moral indiscutible es, cuando menos, un error político y ético, aunque desde luego no de marketing político. Y lo es político porque las víctimas no pueden exigir dirigir la política antiterrorista. Y lo es ético, porque la ética es algo que va más allá de la condición personal como privilegio moral.
Pero, ¿en el fondo alguien cree que el PP se preocupa, Acebes y Zaplana como ejemplo, por la ética y la política, más allá de su marketing?

LA PRESUNTA IZQUIERDA

Pero también conviene hablar de la izquierda para quien durante mucho tiempo la situación del País Vasco fue un conflicto político no resoluble a través de la ley. Y para buscar resolverlo se decidió hacer invisibles, como ahora se pretende de nuevo, a las víctimas que molestaban ante la hora del diálogo. Porque si las víctimas se han escorado a la derecha es también por dos motivos: por un lado, el abandono en el que les dejó la izquierda durante mucho tiempo pues siempre se pensó que “algo había” (y abandono solo roto cuando el PNV se situó como partido dominante y el trozo de poder se perdió aunque a IU le cayeran las migajas); y por otro, cuando el PSOE comenzó a cambiar su nueva política tras la destitución de Redondo Terreros y que continua con la nefasta actuación de Zapatero y ese peón que es Patxi López. Así, no conviene olvidarlo, la vergonzosa actuación de un gobierno que ha decidido claudicar en todo con tal de tener una parcela de poder (y ahí está la clave) ha llevado a un enfrentamiento sin precedentes en la democracia española. Pues, si parecía que ETA se asfixiaba con la labor hecha, la única buena, por el gobierno del PP de la última legislatura, ¿por qué se cambió la política? Pues, la cosa parece clara: por poder. La búsqueda del voto nacionalista para mantenerse en el puesto, y sobre todo para la próxima legislatura, implicaba contentarles. Y ya incluso hoy Patxi López habla, en eso que una vez fue un buen periódico y del cual solo queda el nombre: El País, de la derrota de “los violentos” sin citarles por su nombre: ETA.
Y por si alguien echa en falta que se hable aquí, pues la presunta izquierda es también donde le corresponde, de IU: que siga alimentándose de la sobras de su vergonzosa participación en el gobierno vasco, curiosamente, eso sí, en la cartera de urbanismo.

Y EL FINAL

Ser víctima, es cierto, no da derecho a tener razón. Pero al menos uno puede comprender que se sientan solos porque en realidad se les dejó, y se les vuelve a dejar, así.

3 comentarios:

Imperialista dijo...

Completamente de acuerdo, como casi siempre últimamente, con usted. Le remito a mi blog donde aparece un comentario complementario al suyo.

POCHOLO dijo...

Perdone la intrusión D.Mesa. Según el Manifestometro, hubo 50.000 asistentes a la manifestación del 25 F.

http://manifestometro.blogspot.com/

POCHOLO dijo...

Perdón me he equivocado.

Con una densidad de 3 personas por metro cuadrado, los del Manifestómetro apuestan por unas 164.805 personas. Más del doble de mi anterior número. Me había equivocado de mani.