domingo, diciembre 31, 2006

¡HE DESCUBIERTO QUE AQUÍ SE JUEGA!

Hay una escena magistral en Casablanca, pero qué escena nos es genial en esa película. En ella, el comisario Renault ordena cerrar el local de RicK (Humprey Bogart) y ante la pregunta de un gendarme sobre bajo qué acusación se hará, Renault, aún con las fichas en la mano de sus ganancias en la ruleta, exclama con tono indignado: ¡Qué escándalo, qué escándalo!, he descubierto que aquí se juega.

De pronto, y ante una bomba, el gobierno y afines han descubierto que ETA está empleando la violencia. Por supuesto, no valía para ello la presencia de la extorsión, el robo de armas, el encañonar a un gendarme francés o secuestrar a una mujer con su coche para huir. Eso, no era violencia para el grueso del Parlamento español. Debían de ser accidentes, aunque en este caso no mortales.
Pero ahora, ¡qué escándalo, qué escándalo, hemos descubierto que ETA recurre a la violencia!

De pronto, el gobierno y afines descubren asombrados que el autodenominado proceso de paz no era para ETA más que dos cosas: por un lado, una oportunidad para rearmarse (lo ha hecho); por otro, la búsqueda de una conversación política donde ellos llevarían la voz cantante. Asustado por unas encuestas que no le hacían despegar y ante la proximidad de las elecciones, autonómicas y, especialmente, generales, el gobierno procuró sosegar a los terroristas en dos frentes: el político, dando alas a Batasuna y a la famosa y antidemocrática mesa de partidos; el legal, vía Fiscalía, buscando suavizar las condenas o, directamente, eliminarlas de terroristas y entorno etarra. Todo por vender el proceso (y con el lote, tal vez, algo más). Sin embargo, para los terroristas no era suficiente.
Pero ahora, ¡qué escándalo, qué escándalo, hemos descubierto que ETA no quiere democracia!

De pronto el gobierno y afines descubren que lo que ellos, y por cierto la derecha, ¿pero ya hay diferencia?, llaman izquierda abertzale, o sea: cómplices directos de ETA, no condena el atentado. Vaya, vaya, ¿quién lo podría esperar? Y eso que Otegi era, ¿es aún?, un hombre de paz. La izquierda abertzale, o sea: los cómplices de ETA, resulta que no está dispuesta a algo tan elemental como condenar un crimen. Y ellos que hasta se reunieron para mirarles a los ojos e iban a hacer una mesa política de partidos todos en unión.
Pero ahora, ¡qué escándalo, qué escándalo, hemos descubierto que Batasuna es como ETA!

De pronto la derecha, y ahí está Acebes como ejemplo, exige al gobierno información clara, continua y fiable. Acebes, corriendo el 11-M para decir que había sido ETA, exige ahora, ahora sí, información fiable. Y lo publica orgullosa Libertad digital. Y añade Acebes que sabe lo que se dice porque él fue ministro. Y ha debido de tener delante un buen motivo para sospechar, malditos espejos.
Pero ahora, ¡qué escándalo, qué escándalo, hemos descubierto que el gobierno manipula información!

De pronto, en fin, todos descubren lo poco que queda para las elecciones -increíble portada de El País el pasado 24 de diciembre donde en su titular ponía: “Zapatero exige a sus ministros medidas de impacto para despegarse del PP” (para despegarse, no para nada más)- y todos corren para asegurarse un lugar bajo el sol.
Al fin y al cabo alguno descubrirá tarde o temprano, ¡qué escándalo, qué escándalo!, que aquí también se juega.

viernes, diciembre 29, 2006

EL INSPECTOR CLOUSEAU VUELVE A CASA POR NAVIDAD

Mark Twain es un gran escritor casi desconocido. Con un humor triste, lejos de reír por reír, Twain diseccionó, como entre nosotros Larra, la sociedad de su tiempo. Y no dejó títere con cabeza. Precisamente ese humor triste, un humor que se define no por la risa sino por la tristeza ante la situación que provoca la risa, es lo que le ha permitido pervivir como autor frente a otros autores de humor alegre, aquel que se ríe desde la autosatisfacción. Y entre su obra, hoy les recomiendo una joya breve y divertida: El robo del elefante blanco.
Trata, se lo cuento en brevedad, de un elefante blanco con que el rey de Siam obsequia al presidente de los EEUU y de cómo el paquidermo es robado en el puerto de Nueva York y las pesquisas de la policía para hacer su difícil tarea: encontrar un elefante blanco en el estado de Nueva Jersey.
El flamante gobierno nacional, o sea: el de Madrid como dicen los nacionalistas, hace poco nombró a Joan Mesquida director general de la Policía Nacional y de la Guardia Civil. Y éste, en una reciente conferencia de prensa recordó el robo de 350 pistolas por parte de ETA para como conclusión afirmar que la banda no se estaba rearmando.
Lejos está de nuestro ánimo pensar que Joan Mesquida, como tampoco lo pensamos del Fiscal General del Estado Conde-Pumpido, sea la voz de su amo. Y no lo hacemos porque reconocemos que ambos son
personasdereconocidoprestigio
y
profundamenteindependientes
Así que sólo nos cabe llegar a la siguiente conclusión: el inspector Clouseau ha vuelto a casa por navidad.

jueves, diciembre 28, 2006

EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANÍA/ y 2

Si según todo esto, creemos que el estado tiene derecho y deber de educar a sus ciudadanos en democracia, ¿por qué entonces estamos en contra de la materia de Educación para la Ciudadanía? En primer lugar, debemos analizar el origen de la materia pues en el origen de algo muchas veces está la intención de esa acción y, así, estudiando cómo surgió la propia materia tal vez veamos qué se esconde en ella. En segundo lugar, veremos su necesidad como tal materia, siquiera brevemente pues es este un campo experto de los currículos escolares que comprendemos no es lugar aquí para tratar en extensión. Y en tercer lugar pretenderemos analizar si la presencia de una materia concreta es instrumento de progreso o regresión.

En primer lugar, analicemos su origen. Allí ya encontramos parte de la culpa de la nueva materia. Efectivamente, la Educación para la Ciudadanía surgió sustituyendo a la Filosofía en el primer borrador de la LOE. Es decir, se pretendía dar una por otra. Pero, esto tiene una lectura, paradójicamente, filosófica porque implicaba la desaparición de la fundamentación. La filosofía es la búsqueda constante de la causa última, conseguida o no. Y al ser su propia realidad esa búsqueda, la filosofía se presenta como crítica permanente pues así es su indagar. El hecho de sustituir por tanto la filosofía por otra materia es de por sí algo cuando menos sospechoso pues implica, en sí mismo, eliminar la propia crítica fundamental de la educación. Y esa crítica fundamental es básica en la idea de ciudadano pues este es el que, como deber, critica la realidad, para estar a favor o en contra, frente al súbdito que la acepta sin remedio. Por eso, la filosofía y la democracia van juntas: la primera es condición de existencia de la segunda y, al tiempo, la segunda debiera permitir la universalización de la primera. Así, y ahí está el origen, el hecho de que el gobierno del PSOE eliminara la filosofía tiene algo sospechoso, mejor: algo claro. Y lo que estuvo en sus orígenes, pues ya vuelve la filosofía a ser obligatoria pero con la mezcla, está aún, como ahora veremos, en el presente.

Pero segundo, ¿era necesaria una nueva materia? Veamos sus contenidos: por un lado, contenidos de explicación del funcionamiento, necesarios por cierto, de las instituciones democráticas; por otro, contenidos de ser un buen ciudadano; por último, filosofía política. Para los primeros bastaba en Primaria la materia de Conocimiento del Medio (que se debería llamar así por algo más que por meter nociones paletas a los pobres alumnos sobre su pueblo, aldea o incluso, sí incluso, nación sin estado) y en la ESO, Secundaria, estaba Ética como materia específica, Historia en 4º o 3º, depende de la comunidad, y las tutorías; para lo tercero, la filosofía política, estando en la ESO Ética y Filosofía en Bachillerato. ¿Y lo segundo? Para lo segundo, generar una conciencia democrática, queriendo todavía ser buenos, es toda la educación, en su conjunto, la que debiera hacerlo. Y distinguiendo dos cosas: el porqué, la causa, y el hábito. Para el hábito carece de sentido una materia teórica que enseñe a la gente a ser buenos; para por qué, están las materias de corte filosóficos: Ética y Filosofía. Por lo tanto, no parece que crear una nueva materia fuera obligado. ¿Por qué se creó? Dos motivos: el primero un motivo publicitario, el segundo, uno de necesidades empresariales. El motivo publicitario fue lavar la cara a una ley que es igualita que la LOCE del PP en sus aspectos esenciales. El segundo, un motivo de empresa. Si vemos quienes fueron los máximos defensores de la materia observaremos a Peces Barba. Tras su exitoso paso por el alto comisionado de ayuda a las víctimas (esa lucha por la manipulación la ganó el PP a través de la AVT), D. Gregorio decidió promocionar en una serie de artículos en El País, el medio oficial del gobierno, no sólo la asignatura y su currículo, lo que hay que dar, sino también sobre quiénes debían darlo. Y, oh sorpresa, el perfil profesional era el de licenciados en derecho. Así el círculo se cierra. ¿Se podía haber cubierto los contenidos con las materias actuales? Sí. ¿Por qué una materia nueva? Por motivos publicitaros, permitimos la religión pero al tiempo tenemos materia progre -ahora el laicismo, purito positivismo del siglo XIX, es progre- y que iba a satisfacer a determinados grupos de presión. Y encima, ¿se imaginan esta materia en el País Vasco, en Cataluña o en cualquier otra región con gobierno paleto? Pues disfrutan de hasta el 45 % del currículo.

¿Es, en definitiva, un progreso o una regresión la nueva materia? ¿Qué entendemos por materias progresistas? Aquellas que reparan al alumno para su autonomía, pensar por sí mismo. ¿Se trataría, por tanto, educación para la ciudadanía de una materia progresista? Analicemos.
En primer lugar, el hecho de que fuera a sustituir a la propia filosofía desvela el interés del legislador: eliminar el problema crítico, el problema filosófico de la fundamentación, y sustituirlo por un problema de formación lineal: formar “buenos ciudadanos”. Así, el buen ciudadano es una realidad concreta, lejos de ser una realidad problemática, y se trata, en definitiva, del progre oficial: tolerante (o sea, relativista), multicultural y con talante.

En segundo lugar, surge el interesante problema de la estanca. Efectivamente, la idea de que haya una materia determinada para ser ciudadano, como la hay para ser fontanero, es un reflejo de la idea que de ese mismo ciudadano tiene la clase política. Así, igual que en democracia la política ha sido reducida a la actividad de los partidos, cuyo interés privado de élites se presenta como público, la idea de compartimentar la ciudadanía en una materia es la reproducción ideológica de la propia realidad social donde la política solo aparece, de forma explícita, en contadas ocasiones. De esta forma, con una materia específica para la política, se enseña al alumno, de forma implícita, que la política no sirve como realidad global sino parcial. Efectivamente, el alumno aprenderá que la emancipación no guarda relación con la ciencia, la literatura, el arte, en definitiva, el conocimiento, sino con las participación social reducida a lo que los profesionales de la propia política han decidido. Así, al tiempo en que se puede afirmar que los alumnos reciben una educación para la democracia específica, sin embargo la realidad es que reciben una instrucción concreta para el límite a la democracia. Precisamente eso es lo que pretende educación para la ciudadanía: limitar el espacio político, algo ya hecho socialmente, a lo meramente profesional.

¿Qué es por tanto Educación para la Ciudadanía? Un mero escaparate de mercado progre, algo plagado de baratijas. Una maría, como tantas, que no tendrá la menos importancia explícita en el alumnado pero que, puede ser, a ZP le dará unos votos de laicistas y demás reformistas decimonónicos. Algo, un nuevo reclamo, como lo es la religión, para discutir de tonterías en educación sin llegar nunca al auténtico problema: ¿cómo es posible que alumnos que se pasan en la escuela 10 años, como mínimo, salgan de la misma sin saber leer ni escribir? Pero, sobre todo, no nos engañamos, Educación para la Ciudadanía es algo más grave. Se trata de la definitiva asunción, y por parte de la autoproclamada izquierda, de que la política no es algo general sino profesional. Se trata, en definitiva, de que el último escollo para que la propia política fuera peligrosa se ha salvado: reducirla, como antes se hizo con el arte, la ciencia o la filosofía, a asignatura. O dicho de otro modo: presentarla intelectualmente como eliminada de lo cotidiano como se eliminó, hace tiempo, realmente de la vida.

sábado, diciembre 23, 2006

NAVIDAD

Pero yo, que no estoy formado de bromas juguetonas, ni hecho para cortejar a un amoroso espejo; yo, que estoy toscamente acuñado, y carezco de la majestad del amor para pavonearme ante una lasciva ninfa contoneante; yo, que estoy privado de la hermosa proporción, despojado con trampas de la buena presencia por la Naturaleza alevosa; deforme inacabado, enviado antes de tiempo a este mundo que alienta; escasamente hecho a medias, y aun eso, tan tullido y desfigurado que los perros me ladran cuando me paro ante ellos; yo, entonces, en este tiempo de paz, débil y aflautado, no tengo placer con que matar el tiempo, si no es observar mi sombra al sol y entonar variaciones sobre mi propia deformidad. Y por tanto, puesto que no puedo mostrarme amador, para entretenerme en estos días bien hablados, estoy decidido a mostrarme un canalla, y a odiar los ociosos placeres de estos días.

William Shakespeare, Ricardo III, acto I, escena I

Feliz Navidad.

lunes, diciembre 18, 2006

MEMORIA HISTÓRICA

El Ateneo es un sitio progre. Lleno de intelectuales comprometidos. El domingo 17 de diciembre, sin ir más lejos, se presentó allí un acto del colectivo Ahotsak (que en vasco quiere decir, no se lo pierdan, voces) a favor del autoproclamado proceso de paz. Y dicho colectivo está formado por mujeres de todos los partidos,
o sea: incluye a la eco-feminista-socialista-yseguroquealgosemeolvida IU
y, por supuesto, al progresista PSOE, aunque no a todas.
No incluye, claro, al reaccionario PP.
Y entre estas mujeres autodenominadas progresistas está, igual hay más, una de Batasuna.
Ahora ya progresista.
Se llama Jone Goirizelaia. Es abogada de etarras. Y ni una palabra ha dicho cuando mataron a alguien.
Pero allí está ella, con ellas, hablando de voces.
Debe ser las que aún quedan.
Y allí está, con ellas, hablando de paz.
Tras haber liquidado, se sobreentiende, a los que nunca la quisieron.
Muertos y enterrados.
Unos mil, según las últimas estadísticas (anteriores al autodenominado proceso de paz).
Y ahí, junto a las activas mujeres de IU, ¿son de urbanismo en el País Vasco?, y a las del PSOE, pero no a todas, charla tranquila en Madrid.

Memoria Histórica, ¿no?

UNA CUESTIÓN DE PESADEZ

Yo tengo perro.
Y una papelera en mi estudio (lo llamo así porque allí está el ordenador y una biblioteca de adorno).
Total, que al perro le ha dado por abrir la papelera y comerse los papeles que haya dentro. Como a otros les da por visionar películas o manejar libros.
Y total, que como creo que no le sienta bien pues he decidido actuar. Y la mejor forma, pues la papelera es de esas que al pisar se levanta la tapa, es poner un peso para que el chucho no la pueda levantar con el hocico, pues a pisar: no tiene pedigrí (¿se escribe así?, ¿se escribe marca?), todavía no llega.
Entonces se me ocurrió poner encima de la tapa un libro. No tenía otra cosa.
Puse primero la guía de teléfono. Pero nada, demasiado ligero en realidad. Demasiada repetición (y eso que cambian al protagonista). Enseguida el perro comía papeles.
Luego, pensé en la Biblia. Parecía que aguantaba, pero por fin, y tras porfiar, el animal logró desplazarla. Un tema pesado, pero no tanto.
Utilicé luego el Corán: esto lo digo porque imagino que ningún islámico (¿o islamista?) lee este blog (¿o bitácora?). Pero hasta el Corán parecía liviano para el animal, con perdón de los islamistas (¿o son islámicos?). Lo movió, le costó lo suyo es cierto, por fin. Y el séptimo cielo se abrió a sus pies.
Y así, tuve la idea. ¿Un tema pesado? Y bajé de la biblioteca un libro de la guerra civil (¿española?, ¿se dirá en esto española?, ¿o castellana?). Lo puse sobre la tapa. Y el perro se acercó. Olisqueó, no diré que olía a rancio: tema de actualidad permanente y con gran interés social, e intentó moverlo. Nada. Empujó: Tampoco. Se levantó sobre sus patas traseras: inútil. Y por fin dejó de comerse mi papelera.
Demasiado pesado, demasiado aburrido.

miércoles, diciembre 13, 2006

UNA PEQUEÑA CUESTIÓN MORAL

Es una duda porque no lo tengo claro.Y lo pienso y no sé qué decir.
Ante la nueva ley: ¿es moral tener un niño para curar a otro?

lunes, diciembre 11, 2006

EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANÍA/1

¿Es necesario enseñar a los alumnos a ser ciudadanos en la escuela? ¿Debe la escuela ser un lugar de enseñanza de valores morales y políticos y no sólo académicos? ¿Debe existir una asignatura específica que sirva para enseñar eso en concreto? A las dos primeras, un sí rotundo; a la tercera, un no categórico.

¿Para qué debe servir la educación? La educación sirve para educar a los seres humanos. Y en este amplio contexto por supuesto entra la idea de la socialización. El problema aquí, y de ahí la importancia de una educación ajena a las propias familias, es que la socialización dejada en manos de las familias no es sino la mera reproducción social, es decir: que los jóvenes repitan la forma de concebir la sociedad de los padres negando, con ello, su libertad individual. Así el alumno que no se educa en un centro educativo, es decir: se humaniza, y sí en casa repetirá las limitaciones de su propio hogar. Y esto, como casi siempre, perjudicará a las clases sociales más desfavorecidas cuyos padres, peor preparados culturalmente, tenderían, de desaparecer la labor educadora, y no sólo instructora, de la escuela a socializar a sus hijos en sus propias limitaciones. Efectivamente, resulta evidente, y no apelamos para ello al sentido común, muchas veces engañoso, que los hijos tienden, por un proceso de socialización primaria, a repetir las formas sociales de su familia lo cual, evidentemente, perjudica a los hijos de sectores sociales medios y bajos. Así, la educación, y repetimos educación para diferenciarla de la mera instrucción, tiene la obligación de presentar ante estos alumnos la perspectiva de otro mundo que su restricción social les niega.
Por lo tanto, la escuela debe ser un lugar de educación, no de instrucción como claman muchos cómodos profesores, porque la familia no puede cumplir, salvo en las clases altas, esa condición. Efectivamente, la familia enseña el amor a los próximos y la forma de vida propia, que guarda estrecha relación con la función social que se tiene en la división social del trabajo, pero el respeto ciudadano, la vida social y la cultura ajena al círculo restringido a que se pertenece sólo se pueden aprender en una socialización ajena a lo familiar. Así, la escuela, en cuanto al lugar para aprender eso, es decir: educar, es algo privilegiado. Y lo es porque por primera vez en la historia de la humanidad, una sociedad dispone de un sistema universal, para todos, que de forma consciente pude socializar a sus futuros ciudadanos.
Pero, alguien podrá decir que una cosa es la socialización y otra, tal y como ha mantenido la derecha, el adoctrinamiento. Sin embargo, este argumento presenta una doble falacia. Por un lado, la idea de la cultura como una realidad apolítica y neutral, como, tal y como deseó el burgués tras hacer a revolución, un mero capital para ascender socialmente o perpetuarse en la posición social; por otro, la idea de la neutralidad del estado, aquí sí pero no curiosamente en la defensa, por ejemplo, de la propiedad privada donde el estado sí debe ser militante.

Analicemos la primera falacia: ¿es la cultura neutral? Pues parece claro que la cultura, como cualquier hecho social por otra parte, no es neutral. Pero además, la cultura es emancipación y por eso no es neutral. Cuando se educa se educa, o al menos se debe educar, para la autonomía. Y la autonomía, pensar por uno mismo, es una forma de vida y, por tanto, no neutral. La cultura no es la posesión de conocimientos, pues sino los ordenadores serían cultos, sino la utilización de dichos acontecimientos y es por ello que hay, inexorablemente, culturas superiores e inferiores de acuerdo a si esos conocimientos son utilizados de un modo u otro.
Pero hay una segunda falacia: la neutralidad del estado. Y es falaz porque el estado, al menos en democracia, no debe ser neutral. Un estado democrático es un estado comprometido con una serie de valores, que no hace falta aquí enumerar, y que por tanto debe defenderlos. Así, el estado democrático no es neutral pues su función es defender la democracia y en dicha función entra la de formar a sus ciudadanos para y por la democracia. Y lo debe hacer con cierto orgullo pues educar para la democracia, que no es otra cosa que educar para la conciencia crítica y con ella para la cultura, resulta moralmente cuando menos superior que educar para la patria o para la aldea (en estos tiempos de nacionalismo reaccionario). Así, el estado democrático tiene la obligación, precisamente por su función democrática, de educar para la autonomía, es decir: para la propia racionalidad como guía en la vida. Pues es esta propia autonomía no sólo la clave de la supervivencia del estado sino su razón de ser y su diferencia: es el único estado que pervive para, o debe pervivir para, sus ciudadanos. Y así, el estado democrático, en cuanto garantía de la autonomía, del sapere aude kantiano de cada uno de sus ciudadanos, es en sí mismo, o debe serlo, no un estado que se presenta como el interés de una minoría social sino como la propia emancipación social (y de ahí su fracaso y su gloria).
Es por ello la escuela el lugar privilegiado, por su propia constitución, para desarrollar esa labor emancipadora que debería tener, aunque realmente no la tenga por razones que aquí no vamos a analizar, el estado democrático. Pero sin embargo, estos valores democráticos que todo ciudadano debe tener, y es este un motivo pedagógico, ¿deben constituir una asignatura? Nuestra respuesta es no. Pero, eso mañana si es posible.

lunes, diciembre 04, 2006

CIERTO VALOR

Una escena genial. En un capítulo de los Simpsons, Homer expresa su tolerancia sobre los homosexuales explicando que no tiene nada en contra de ellos siempre y cuando se comporten aleteando los brazos, fingiendo la voz y de forma, en definitiva, alocada.
O sea, que se comporten como maricones -y algo de esto hay en el éxito de ese personaje siniestro que es Boris Izaguirre-.
Al fin y al cabo, como aquel que no es racista pero no quiere que en la clase de su hijo haya moros.

Por eso, es señal de valor, y de que tal vez alguna vez cambien los tiempos, el hecho de que dos alumnos adolescentes de instituto, y a los que conocemos bien, hayan decidido salir en los medios de comunicación haciendo pública su homosexualidad. Y lo es porque ser alumno homosexual es terrible enfrentado a una edad como la adolescencia. Y así desde aquí queremos felicitar a estos dos alumnos del IES Duque de Rivas, así como a Joaquín Álvarez (de quien ponemos su correo por si alguien lo necesita) y al reducido grupo de profesores, y crean que sé lo que me digo al decir reducido, que se han implicado en el proyecto. Porque lo importante, una vez más, no es la liberación de tal o cual colectivo sino la propia emancipación humana. Y la igualdad homosexual, algo aún no logrado, es tarea pendiente de aquella.

Y una nota final. Si alguien cercano y a quien podamos ayudar como profesor necesita ayuda en este tema, no dude en pedirla.

viernes, diciembre 01, 2006

UN POCO DE IMAGINACIÓN

Imagine. Usted recibe un cargo y hace una nueva ley. La nueva ley, imagine usted que la llaman LOGSE, por imaginar algo, sale adelante y resulta un fracaso.
Usted pide tiempo. Pasan 16 años.
Y todos los indicadores señalan que usted no ha mejorado en nada aquello de lo que trataba su ley (imagine usted que de la educación).
Ahora imaginemos que llega al poder un gobierno de izquierdas y progresista. Pero que muy progresista: un montón. Y un agente social, o sea: una empresa con intereses en el sector que usted iba a salvar y qe curiosamente ha ganado mucho, pero mucho dinero con su ley, hace unas jornadas de educación.
Pues imagine quién va. Y quién da lecciones.
Pero hay más. Imagine usted a quién acaban nombrando secretario general de la OIE (Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura).
Después del éxito.
Y ahora imagine de nuevo. Usted se apellida Marchesi. Y la culpa de todo la tiene que el resto de la población, incluidos profesores, padres y alumnos, no le han hecho caso. Porque para algo, se supone, es usted catedrático, nada más y nada menos, que de universidad.

Pero aún no deje de imaginar. Y si es usted profesor, por ejemplo, imagine cuando fue la última vez que se indignó de veras.
Y se levantó, y protestó, y se negó.
Y dijo que por ahí no.
Que si la dignidad de su profesión.
Que si su labor docente.
Y resulta que descubre usted que fue en septiembre. Tras darle su horario y descubrir, ¡oh, Dios mío!, que los viernes no salía de trabajar a las 11 de la mañana.

miércoles, noviembre 29, 2006

LA PREGUNTA DE LA SEMANA/16

Según tengo entendido, y seguramente será un error fruto de mi desconocimiento con lo que la pregunta acabará en sinsentido, la mecánica cuántica admite la posibilidad de la creación de partículas desde la nada. Por eso, la pregunta, y en este caso doble: ¿cuándo se habla de la nada en la mecánica cuántica es la nada absoluta?; y, si esto fuera así o aunque no lo fuera, ¿qué se entiende por creación de partículas desde la nada?

lunes, noviembre 27, 2006

LIBERTY VALANCE: CON ESPERANZA, A FIN DE MES


Liberty Valance, al igual que Helios Guevara Castro, se ha hecho colaborador de nuestras páginas. ¿Pero quién es Liberty Valance? Ante todo un español. Y ustedes estarán pensando que al definirse así será de derechas. Porque si se hubiera descrito como ante todo un catalán, ante todo un vasco, ante todo un gallego o de cualquier otro pueblo o tribu sería de izquierdas, pero siendo ante todo español… Pues sí, Liberty Valance es un liberal en lo económico y en lo político: o sea, de derechas. Y ahora que vuelve la memoria histórica Liberty Valance es un fiel defensor de la misma:¡¡Rojos a Moscú!!.

Yo tampoco llego a fin de mes. Me pasa como a Esperanza. Es difícil. Y también, sí también, echo de menos las pagas extras de Navidad y verano. Incluso la de 18 de julio. Es duro ser rico.
A veces voy por la calle en mi coche y le digo al chófer que echo de menos el metro: una vez subí. Era distinto, original. Como una atracción. Luego, me contaron que hay gente que monta cada día: se deben aburrir. Yo nunca montaría tanto en una atracción.
A veces para el coche en un semáforo, sólo a veces, y veo pasar a gente. Son tan majos. Casi me recuerdan algo, pero ahora no caigo a qué. Se lo conté a tía Conchi, marquesa de la Buena Estrella, y me dijo que a ella también le pasaba. Pero sólo de joven. Ya tiene casi 90 años. Y me contó que llegó a sentirse tan identificadas con la gente de la calle que incluso se preocupó por ellos. Cosas de la edad, añade.
A veces también, incluso, voy a votar. Es divertido. Tan interclasista. Es como una fiesta de la democracia. Todos valiendo lo mismo, como en carnaval. Un solo día. Aunque carnaval es mejor: siempre tenemos el baile del Círculo.
Yo tampoco llego a fin de mes. No hay forma. De hecho les quise bajar el sueldo a las sirvientas ecuatorianas pero me dio pena: parecen tan humanas. A veces incluso las fotografío.
Sí, lo reconozco. Yo tampoco llego a fin de mes. Y el otro día leí que hay un 40% de la población mundial, deben de ser muchos, que viven con menos de dos dólares al día. Unos 2.7000 millones creo recordar. Y me ilusioné al tiempo que me entristecí. Porque para mí, tan aferrado a las cosas materiales, ellos son un ejemplo de una vida espiritual, de una vida interior. Sólo con lo estrictamente necesario.
Vivir así debe ser maravilloso.
Quién pudiera vencer este consumismo que me impide llegar a fin de mes.

miércoles, noviembre 22, 2006

11 HIPÓTESIS SOBRE EL CAPITALISMO

1.- El Capitalismo es un sistema, no una forma de relación económica (como pretende el pensamiento liberal) sino una forma de vida en la que se integran todos y cada uno de los elementos de la vida humana.

2.- La esencia del capitalismo es la explotación: la traición permanente al imperativo categórico kantiano, en definitiva al pensamiento ilustrado, que presenta al hombre como fin en sí mismo.

3.- La explotación ya no es explotación del trabajo sino de la propia vida tal y como esta se representa y se da. Por eso, ya no cabe la distinción entre trabajo y ocio: todo es producción.

4.- La globalización real del capitalismo no ha sido la conquista de mercados geográficos externos, eso es la búsqueda de materias primas ya existente desde el siglo XIX, sino la globalización de la producción como forma de vida desde el nacimiento a la muerte. El Capitalismo es así el gran sistema totalitario.

5.- La vida humana individual así globalizada es intercambiable, como mercancía que es, pero no desechable como, a su vez, tal mercancía. Es decir: la vida de cada uno de los habitantes del mundo desarrollado no es necesaria como tal individuo concreto pero sí como individuo numérico en cuanto a cuenta de haber/debe.

6.- Esta vida humana globalizada y explotada tiene por tanto, como mercancía que es, valor.

7.- La vida humana no globalizada ni explotada, es decir: la vida humana fuera del mundo desarrollado, carece de dicho valor. Es desechable. Está fuera de la historia.

8.- La diferencia Norte-Sur se debe, por tanto, efectivamente a la explotación. Pero a la inversa de como los movimientos antiglobalización lo ven. No es que ellos, los habitantes de los países pobres, sean los explotados sino lo contrario: los habitantes del norte son los explotados, por eso sobreviven, y los seres humanos del sur, no. Por eso, por su no explotación como mercancías, la vida de los habitantes del mundo en desarrollo no tiene valor alguno. Dan igual vivos o muertos: y mueren. Su única riqueza son sus recursos naturales y para alcanzarlos ellos sobran. Incluso molestan.

9.- Así el capitalismo no tiene como consecuencia la pobreza sino la riqueza material por la explotación de la vida. Cuando los países del mundo desarrollado alcanzan una economía capitalista (llegan a la historia en lenguaje hegeliano) sus habitantes pasan a ser mercancías y por tanto su vida alcanza valor.
Sucedió en el este asiático.
Sucederá en China.

10.- Como consecuencia, el capitalismo no conlleva de forma necesaria la pobreza sino al contrario: allí donde hay capitalismo no hay pobreza aunque siempre habrá explotación. Esta situación de miseria en el tercer mundo, por consiguiente y por supuesto, puede y debe mitigarse y eliminarse con reformas. Porque dicha situación de pobreza tiene que ver con la ambición concreta, fundamentalmente de las grandes corporaciones con el acuerdo de estados corruptos, pero no es algo estructural e intrínseco del propio sistema capitalista.

11.- La crítica al capitalismo adopta ahora una posición inédita: no puede ser una crítica basada en las condiciones de vida material, la pobreza, como hasta ahora ha sido la dominante, excepto en Marx curiosamente, sino una crítica desde una perspectiva filosófica. El capitalismo sería criticado porque no cumple el imperativo categórico del hombre como fin en sí mismo. Es decir: hay que hacer metafísica del capitalismo porque el propio Capitalismo ha llegado a ser la única Realidad.

martes, noviembre 21, 2006

MÁS MORAL SOCIALDEMÓCRATA


Lo interesante de la historia es sólo una cosa: cuando Moratinos fue a Guinea, ¿con quién fue?
Con el presidente de REPSOL-YPF
Con el presidente del grupo ISOLUX
Con representantes de ENDESA, BBVA y el sector pesquero

Y luego, vino el dictador.

Una, otra, pequeña lección de democracia. Y de ansia infinita de paz, amor al bien y, sobre todo, mejoramiento social de los humildes.

miércoles, noviembre 15, 2006

LOS BLOGS DE MIS ALUMNOS/2006-2007

Hoy es el día de san Crispín: el que sobreviva a este día y vuelva a casa sano y salvo, se elevará de puntillas cuando se nombre este día, engrandeciéndose ante el nombre de san Crispín. el que salga vivo de hoy y llegue a la vejez, todos los años, en la víspera de ese día, invitará a sus vecinos, y dirá: “mañana es san Crispín”; y luego se remangará y enseñará sus cicatrices. los viejos olvidan: todo quedará olvidado, pero él recordará, mejorándolas, las hazañas que hizo ese día. y entonces nuestros nombres serán familiares en su boca como palabras caseras: el rey enrique, Bedford, Exeter, Warwick, Talbot, Salisbury y Gloucester, todos seremos recordados de nuevo entre sus vasos rebosantes. este relato contarán los hombres buenos a su hijo: y jamás pasará el día de san Crispín, desde hoy hasta el fin del mundo, sin que seamos recordados en él nosotros pocos, felices pocos, grupo de hermanos; pues el que hoy vierta conmigo su sangre será mi hermano: por villano que sea, este día le hará de noble rango, y esos caballeros, que ahora duermen tranquilos en inglaterra, se sentirán malditos por no haber estado aquí y considerarán mísera su valentía cuando con ellos hable alguno de los que con nosotros estuvo el día de san Crispín “
Shakespeare, Enrique V. Acto cuarto, Escena III.
De nuevo realizamos la experiencia. Continuando con nuestra arriesgada labor ilustrada lo hemos vuelto a hacer. Cual rayo que no cesa, pedimos a nuestros alumnos del IES FEDERICA MONTSENY que se hicieran un blog o bitácora. Y la respuesta, con el entusiasmo característico de la sana juventud y de la labor pedagógica y motivadora, ha sido éste:

ESO

4ºA
BENITO BLANCO CAÑAVERAS, RUBÉN BREA CIFUENTES, ALEJANDRO COIRADAS HERRERA, BORJA GARCÍA GUTIERREZ, REBECA GIL GARCÍA, NOELIA DE LA GRANJA ARCOS, SARA HINAREJOS GUERRA, CARLOS IGLESIAS GORDO, SHEILA MARCOS CASTRO, ADRIÁN PAGEO DEL AMA, CRISTINA POZO VENEGA, MARCIAL ROMERO OSORIO, ELENA SÁNCHEZ MATEOS, IVÁN SÁNCHEZ SANZ, VIVIAN VILLAR JIMÉNEZ.

4º B
CARLOS ARTEAGA GÓMEZ, LARA CORTIJO RIVERO, YESSICA ELA CHELE, ALBA GIL, RUBÉN LUMBRERAS, VÍCTOR MOLERO SANCHA, NEREA MORALES TALAVANTE, RAQUEL PÉREZ NÚÑEZ, ELVIRA SAMPER HARO, CARLOS SÁNCHEZ MONTES, ALEJANDRO SERRANO FERNÁNDEZ.

4º C
SARA BORRALLO DE DIOS, JOSÉ MANUEL CÁCERES ROSCO, EDUARDO CAMARÓN MUÑOZ, JENNIFER CHAPARRO MARTÍN, JOSÉ LUIS COLETO CALVO, SANDRA ISIDRO MARÍN, LEIRE MAIZA HERRERO, SARA MARTÍN BARIONUEVO, JENNIFER SAN JOSÉ VACA, CRISTINA TORRES FERNÁNDEZ, YULIA TSYBYRNAK.

BACHILLERATO
1º A
RUBÉN AMBRONA MUÑOZ, REBECA ARELLANO DE PEDRO, ESTER ARGUDO PINO, JOSÉ JUAN CALDERÓN VIEDMA, AZUCENA CAÑIZARES SÁNCHEZ, BEATRIZ DOMÍNGUEZ ESCOBAR, LAURA FERNÁNDEZ RUBIO, SHEILA GARCÍA GUTIERREZ, JOSÉ MARÍA GIJÓN MÁRQUEZ, JUAN CARLOS GONZÁLEZ PERULERO, ROSA HERRERO CALDERON, BEATRIZ HINESTROSA JONES, AGUSTÍN MARÍN SÁNCHEZ, JOSÉ MARÍA MARTÍN CELADA, RUBÉN MORENO SANTAMARÍA, MIGUEL ÁNGEL NARANJO HIPÓLITO, DÉBORA OTERO RUBIO, LETICIA PECHARROMAN DÍAZ, ALEJANDRO ROMERO HUETE-HUERTA, ENRIQUE RAMOS MANZANARES, MARCIN RUMIN, RUTH SAN VICENTE LOZANO, NEREA SÁNCHEZ GONZÁLEZ.

1º B

ISABEL ALBERCA RICO, CRISTOFER ALONSO CUEVAS, SARA ÁLVAREZ VILLA, EDUARDO BARROSO GARCÍA, ESTHER BLAS DEL RÍO, LAURA BORT HERNÁNDEZ, CRISTINA DÍAZ MARTÍN, SARA DÍAZ MORATO, PAULA GARCÍA ANTÓN, SAMANTA GARCÍA GONZÁLEZ, ARTURO GONZÁLEZ BENITO, ANTONIO GUIJEÑO BARREDO, SANDRA HERRÁIZ MERINO, DAVID HERVES SÁNCHEZ, JUAN FERNANDO LEÓN DÍAZ, JUAN LUIS MÁRQUEZ GÓMEZ, LORENA MORA PÉREZ, SANDRA MULERO SORIA, NIEVES ORTEGA HUETE-HUERTA, IRENE PACHECO MORENO, DIANA PUERTAS FERNÁNDEZ, ALEJANDRO RODRÍGUEZ PIRES, ANA RUBIO CASTILLO, DANIEL SÁNCHEZ SÁNCHEZ, ESTER SUÁREZ LÓPEZ, SARA VALVERDE PÉREZ, GONZALO ZULLA ESCUDERO.

domingo, noviembre 12, 2006

VISIÓN OBLIGADA: UNA VERDAD INCÓMODA

De vez en cuando hay películas sin mucho mérito artístico que, sin embargo, tienen un alto valor moral. Este es el caso de Una verdad incómoda. Se trata, simplemente, de una conferencia de Al Gore filmada en la que el que fue “próximo presidente de los Estados Unidos” (tras su más que sospechosa derrota y, al tiempo, ejemplar reacción propia) señala las causas y efectos del cambio climático.
Imprescindible.

YA ESTOY AQUÍ

Pues eso, que creo, he vuelto. Y perdón por la tardanza.

martes, noviembre 07, 2006

SOÑABA…

Soñaba y creía que la vida era felicidad, desperté y vi que era deber.

Con esta frase, hermosa de verdad, Kant presentaba su visión de la vida. Pues bien, llevo tiempo sin escribir por dos motivos:
1.- El próximo día 20-N (qué fecha) tengo que dar una conferencia sobre la desigualdad Norte-Sur (no les va a gustar, verán).
2.- Mis alumnos de Fuenlabrada han empezado con sus blogs, así que estoy repasando y leyendo.

Ya les informaré.

miércoles, noviembre 01, 2006

COMO CENTRO COMERCIAL

Que IU no es más que la genuina representación de la pérdida del norte de la acción política de lo que un día, hoy autoproclamada, fue izquierdas es algo que poco a poco, debido a su escasa importancia, se va viendo. Y un ejemplo más, ejemplo triste, han sido las declaraciones entre ridículas, como siempre, y publicitarias, también pero más desgraciadamente como siempre, de Llamazares ante el desastre (56% de participación) de las elecciones catalanas.
Ha dicho que IU-ICV ha salido fortalecida “porque era un voto no solamente útil, sino fiable, claramente de izquierdas, ecologista y feminista". Obsérvese: de izquierdas, ecologista y feminista. ¿Nada más? Lástima lo que le ha faltado decir en ese corte inglés, el grande de los grandes almacenes, en que se ha convertido IU.

Por ejemplo,
antirracista
del Barça
pacifista
bondadoso
alternativo
simpático
antiglobalización
a la moda
con talante (tan sumiso)
amante de los niños
y de los viejecitos
y sobre todo
guay
y chachi piruli

Y cada cosa en su planta. Al acceso de los consumidores. Incluso con su semana fantástica en la que nos enfadamos, pero mucho y mucho, por la guerra o por el hambre en el mundo.

Fundamentación en el discurso. Cubrirse de etiquetas.

martes, octubre 31, 2006

DÍA DE DIFUNTOS

Cuando alguien lo ha dicho mejor no merece la pena repetir. Cuando alguien lo ha dicho tan bien, intentar mejorarlo es ridículo.

(…) La melancolía llegó entonces a su término; por una reacción natural cuando se ha agotado una situación, ocurrióme de pronto que la melancolía es la cosa más alegre del mundo para los que la ven, y la idea de servir yo entero de diversión...

-¡Fuera, exclamé, fuera! - como si estuviera viendo representar a un actor español-: ¡fuera!-, como si oyese hablar a un orador en las Cortes. Y arrojéme a la calle; pero en realidad con la misma calma y despacio como si tratase de cortar la retirada a Gómez.

Dirigíanse las gentes por las calles en gran número y larga procesión, serpenteando de unas en otras como largas culebras de infinitos colores: ¡al cementerio, al cementerio! ¡Y para eso salían de las puertas de Madrid!

Vamos claros, dije yo para mí, ¿dónde está el cementerio? ¿Fuera o dentro? Un vértigo espantoso se apoderó de mí, y comencé a ver claro. El cementerio está dentro de Madrid. Madrid es el cementerio. Pero vasto cementerio donde cada casa es el nicho de una familia, cada calle el sepulcro de un acontecimiento, cada corazón la urna cineraria de una esperanza o de un deseo (…)

MARIANO JOSÉ DE LARRA, El día de difuntos de 1836. Fígaro en el cementerio.

domingo, octubre 29, 2006

SIENDO BUENA PERSONA

El País ha iniciado un sorteo diario de un mercedes y uno semanal de un loft. Y todo para ayudar a UNICEF. No hay nada como ser buena persona. Hoy mismo lo dice en la página 48 de dicho periódico Dña. Consuelo Crespo, presidenta de UNICEF: Ayudar a otro humano te lleva a la plenitud. Y yo quiero ser buena persona y conseguir la plenitud. Así que voy a participar en el sorteo. E igual me toca un mercedes o un loft (que me he enterado que es un piso pero así, sin tabiques. Bueno, pues luego se los pongo).
Y mientras pongo mi SMS y participo en el sorteo solidario pienso para mí en esa misma plenitud. Y en la felicidad prometida a todas las buenas acciones. En un mundo nuevo y feliz, como decía Karina.
A ver si me toca…
a ver si me toca…
a ver si me toca…

jueves, octubre 26, 2006

¿MIGUEL SEBASTIAN?

¿Cuál ha sido la razón por la cual Zapatero (y seguro que Simancas) en una demostración de democracia interna haya(n) elegido a Miguel Sebastián? ¿Por qué alguien desconocido para el gran público y que, tan presuntamente como que ETA no robó las armas, no tiene ninguna posibilidad ante Gallardón?
Veamos primero, el pasado reciente. El mejor candidato posible era Bono aunque hoy Zapatero ya decía que él (¿se escribirá con mayúsculas?) pensó siempre en Miguel Sebastián. Pero Bono, el mejor candidato posible, dijo no. ¿Por qué? Porque detrás de todo había una clara maniobra. Queramos o no Bono todavía representa a un importante sector del PSOE, los barones autonómicos, que había que eliminar. Ya se ha hecho con Rodríguez Ibarra, autoexiliado, y como no se puede con Chaves pues había que hacerlo con Bono. ¿De qué modo? presentándole, a su pesar, para perder. Pero ahí Bono estuvo listo y después de dejarse querer dio la negativa. ¿Finalidad? Paradójicamente demostrar que aún está dispuesto a luchar y no piensa retirarse. Guiño, en otras palabras, a sus seguidores: a mí Zapatero no me dice lo que debo hacer. O de otro modo: ojo, aquí estoy.

Ante esto, Zapatero, que de tonto no tiene nada aunque parezca lo contrario (y lo parece) y que sin duda es el paradigma del político posmoderno (lo cual, por cierto, es repugnante moralmente aunque ya podrían aprender de él Zaplana y Acebes por ejemplo, tan repugnantes moralmente pero bastante más torpes) decidió dar un golpe de autoridad. Porque lo que hizo Bono era hacer dudar, por primera vez en mucho tiempo, que Zapatero pudiera conseguir en el PSOE lo que quisiera. ¿Y cómo dar dicha muestra de poder por parte de ZP? De una doble manera. Por un lado, presentando a alguien que no se correspondiera con la ideología clásica del PSOE sino que fuera pública, incluso polémica, su diferencia. Así, ya se remarcaba la cualidad básica de lo prescindible que podía llegar a ser a partir de ahora la fidelidad demostrada a los ideales clásicos del PSOE (por cierto nada de clásico sino ideales del “felipismo”). De otro, presentado a un candidato sin posibilidad de victoria. Porque los Jefes, así con mayúsculas en cuanto a que su liderazgo escapa a las condiciones normales, donde mejor se demuestran como tales es en sus decisiones absurdas y abocadas al fracaso. Es decir: en política el Jefe se demuestra como tal al ser capaz de mandar algo sin sentido y que esto se cumpla. Es esa la máxima de su poder y Zapatero, como buen jefe, la ha cumplido. Sebastián perderá, seguramente, pero Zapatero ha demostrado ante el partido que él decide.

Porque, ¿ganará Miguel Sebastián las elecciones municipales? No creo. Bueno, ni yo ni nadie. Entonces, ¿para qué presentarle? Pues sencillamente para que ZP pueda por un lado comenzar a descabezar a la vieja guardia y, con ello, demostrar quién manda - como por cierto ya lo hizo Aznar cuando en plan monarquía visigoda seleccionó a su candidato-; y, por otro, desideologizar, aún más, al partido.

En fin, partidos políticos y representación popular. Y que nadie lea en esto, pues tal vez yo me he explicado mal, un ataque a la democracia y a la necesidad de los partidos. Sino, precisamente, lo contrario. A pesar de esos mismos partidos, sus dirigentes y tantas veces, tantas, sus militantes.

lunes, octubre 23, 2006

LA MEMORIA HISTÓRICAY EL MITO FUNDACIONAL

A vueltas con la memoria histórica y la guerra de los abuelitos, olvidadas ya las guerras de los bisabuelos (África), tatarabuelos (1898), tatatarabuelos (carlistas), tatatatatarabuelos (1808),…. Pero, ¿por qué esa fijación en la guerra de los abuelos? ¿Qué hay detrás de todo este espectáculo, entre ridículo y presuntuoso y de falsificación de la historia, para que se esté tornando un debate nacional? En algún lugar ya hemos hablado de la república como mito y de la memoria histórica como falsificación. Sin embargo, nos faltaría aún ver la utilidad política inmediata de la propia Memoria Histórica. Es decir, analizarla como lo que es, campaña publicitaria, y buscar las causas de que un partido político con un pasado cuando menos bastante rico en hechos históricos, que pasarían desde su fundación como movimiento obrero hasta su papel en la transición por ejemplo, sin embargo esté buscando su momento histórico en el periodo comprendido entre 1931 y 1939, un periodo tan cargado de luces y sombras. ¿Cuál es la respuesta?

La respuesta consideramos tiene que ver con el problema de la fundamentación del pensamiento de izquierdas. Que el pensamiento clásico de la izquierda, ya sea el socialdemócrata ya sea el marxista o el anarquista, está en crisis es algo que creo nadie duda. Y que dicha crisis está favoreciendo la aparición de una desaparición ideológica de fondo a favor de un pensamiento débil sin convicciones profundas ni teorías políticas complicadas también resulta, creemos, evidente. Así, el pensamiento de izquierda se va escorando paulatinamente hacia las posiciones conservadoras sociales, algo que ya hizo por cierto la propia socialdemocracia, en su caza del voto del llamado centro. Pero, ¿qué es ese voto de centro? Pues el voto puramente desideologizado. Así, el voto de centro, eso que rimbombantemente se llama el centro sociológico, no es sino el voto de la gestión: la clase social amplia que busca la satisfacción de sus necesidades fuera de cualquier pregunta más allá de cuánto voy a ganar y cómo lo podré gastar. Pero, al tiempo, el centro sociológico pretende tener tras de sí una ideología reformista suave: un cristianismo secularizado que se corresponde más o menos con el sermón de la montaña y que viene a decir que hay que ayudar a los más necesitados para que alcancen las condiciones de vida propias del capitalismo (un chalet, dos coches y dos hijos). Así, el centro sociológico no pretende grandes empresas ideológicas, que detesta, ni tampoco es partidario de teorías políticas profundas sino de lo denominado como “vertebrar el tejido social”. Y así, con el barniz del reformismo viene, como en las ofertas de los centros comerciales, la idea de democracia: el centro sociológico busca ser demócrata, por supuesto.

Resulta de todo esto una nueva mayoría. El partido que desee gobernar tiene que tomar al menos la medida de desideologizarse de sus contenidos concretos pero, al tiempo, ideologizarse en contenidos genéricos que no afecten a la cuestión de gobierno (gestión) de la realidad. Así, hay que abandonar el marxismo o el fascismo, por poner dos ejemplos, pues implicaría seguirlo una práctica política concreta. Pero, y ahora viene la clave, también la implica la socialdemocracia en cuanto a ser una forma de gestión muy definida, desde luego en la economía, y por ello demasiado concreta. Así, la nueva izquierda no puede comprometerse con una teoría tan limitada, en cuanto a la fijación explícita de sus límites y no otra cosa, y necesita un referente ideológico más laxo: algo a lo que aferrarse en el gran discurso pero que libere la gestión de forma absoluta. Se trataría, en definitiva, y si se quiere conseguir el voto del centro sociológico, de mantener una cobertura ideológica general, una idea de fondo que no implique realizaciones concretas en la economía, pero que, al tiempo, pueda ser utilizada en el discurso como el referente de ser “nosotros”, de autoidentificarnos como grupo. Esto, que en España lo han hecho tan bien los partidos nacionalistas poniendo como único discurso político lo regional y así, por ejemplo, ayer Mas explicaba no sentirse agredido por el eslogan -muestra por cierto de la educación y cultura de los niñatos pijos autoproclamados de izquierdas- de fóllate a la derecha al no considerarse, oh sorpresa, derecha. Es decir, al señalar, implícitamente, que ya la vieja distinción ideológica no era de su incumbencia pues él sólo atiende a Cataluña.

Y aquí viene lo interesante. Ya el PP con Aznar en el gobierno comenzó un proceso de desideologización amparado en la idea de España. Es decir: dejó de lado aquello que le había caracterizado políticamente, ser un partido de derechas con sus consecuencias sociales, políticas y económicas, y se mostró como el partido, igual que ahora, “que defendía a España”. Así, se libraba de presentar y defender concretamente su política y recurría a una fabulación ideológica que no le impedía hacer realmente nada (desde renegociar el cupo vasco cuando interesaba hasta criticar la insolidaridad regional). Sin embargo, el PSOE seguía sin rumbo fijo. La labor ejercida por Gonzáles de desideologización, hábilmente amparada por un Guerra populista pero sin ideología, no fue seguida por el cúmulo de sus seguidores que, torpes o perseguidos y sin valor, no supieron llevar al partido a la “posmodernidad política”. Sin embargo, apareció, como en los cuentos, Zapatero quien, a remolque en el tema de la guerra de Irak donde aprendió mucho, ya en su discurso de investidura marco la pauta de un discurso hueco y, al tiempo, asumible por las clases satisfechas: ansia infinita de paz, amor al bien y mejoramiento social de los humildes. El sermón de la montaña ya referido aunque, y ahí su culpa, dos mil años después. Así, ya no se buscaba una teoría compleja de sustento, incluso la socialdemocracia lo era como demuestra Habermas, sino un ideal asumible y que al tiempo no comprometiera a nada. Pero, este discurso aún tenía un fallo: sonaba demasiado a caridad cristiana y el sector más autoproclamado progre (y autoproclamado de izquierdas) no iba a asumirlo. Así que había que buscar algún referente que ejerciera el hechizo de la identificación plena. Fue entonces cuando surgió la genial idea de la República. Genial porque siempre en la izquierda la república ha ejercido como mito, lo que permitía aglutinar a elementos divergentes en un solo ideal que, al tiempo, no obligaba a nada o si acaso a desenterrar a unos cuantos muertos y de vez en cuando ir a un homenaje con cada vez menos homenajeados. Así, el PSOE ha encontrado esa idea que le permite desideologizarse de cualquier contenido concreto, en su acción política y de gobierno, al tiempo que les ideologiza al máximo en el discurso pues quien no está con ellos es, como ya señala Zapatero, la derecha extrema.

Queda así sellado definitivamente el destino de la República como hecho histórico en España. Se convertirá en el santo grial de la izquierda buscado por ardorosos caballeros que, como en el ciclo artúrico, sin embargo no moverán un dedo para acabar con la explotación feudal. Ni, por supuesto, con la capitalista. Y mientras, las damas y juglares, el centro sociológico y los medios afines, cantarán sus aventuras al tiempo que rezan a su dios para que el IBEX, el chalet y el otro coche, su Camelot, sigan refulgiendo en las redondas mesas de sus despachos o en los comedores comprados en IKEA.

jueves, octubre 19, 2006

LA PREGUNTA DE LA SEMANA/15

Allá va otra. Todos estamos hartos de oír que tal fósil tiene tantos años de edad. Aparte de carbono 14, prueba que sí conozco, ¿cómo se puede saber cuántos años tiene un fósil? Y si es por su entorno, es decir: porque se conoce la edad de otros fósiles que le acompañan o algo así, ¿cómo se pudo saber los años de esos fósiles de su entorno? No sé si me explico…

Como siempre, gracias.

miércoles, octubre 18, 2006

LAPIDACIÓN EN IRÁN

A veces no sólo conviene hablar sobre la Ilustración, sino también actuar. El barbárico gobierno de Irán va a aplicar la barbárica costumbre de la lapidación por el delito (sic) de adulterio: y para ello ha condenado a siete mujeres. Amnistía Internacional, con quien no estamos de acuerdo en algunas cosas, ha iniciado una justa campaña en contra. Incluso sin estar conforme del todo con el texto a firmar, ya hemos puesto en él nuestra rúbrica. Usted también puede hacerlo aquí.

domingo, octubre 15, 2006

PROCESO DE RENDICIÓN

El autoproclamado, en aras a ganar unas elecciones que se antojan difíciles, proceso de paz empieza ya a presentar su verdadera cara. Lejos de las primeras exigencias, ahora ya demostradas retóricas, sobre las condiciones que debían darse para poder llevarlo a cabo, el gobierno de Zapatero va transigiendo con todo lo que ocurre en aras a una foto que les permita renovar el poder.
Así, ya transigieron con el tema, permanente, de la extorsión a los empresarios. Y, por cierto, ¿alguien se acuerda del tema?
Ya transigieron con el terrorismo callejero. La famosa ausencia de violencia parece que ahora no significa nada y más cuando hasta el PSE ya acusa a “incontrolados” de las acciones propias del terrorismo callejero organizado.
Ya han transigido con la vieja reclamación batasuna de la “internacionalización de conflicto”, o sea: publicidad – para, entre otras cosas, que unos cuantos o indocumentados o buscadores de fama como los firmantes de último manifiesto puedan decir tonterías- al llevar al parlamento europeo la cuestión del famoso proceso.
Ya han transigido a nivel judicial en un doble sentido. Por un lado, con la conversión de la fiscalía en una especie de misión evangélica, ellos tan laicos, poniendo la otra mejilla de forma permanente. Por otro, con la sorprendente declaración el otro día de Zapatero sobre la inexistencia de cualquier traba jurídica a una nueva legalización de Batasuna: ¿es Zapatero el juez supremo?
Ya han transigido con la eterna petición etarra: la mesa de partidos. Así, alejados del parlamento, que es, por cierto y recuerdo, el representante de la soberanía popular, los partidos pueden adoptar decisiones. Pero, ¿por qué tanto empeño en hacerlo fuera del Parlamento?

Y así, poco a poco, el gobierno va limando la democracia en el País Vasco, con la inestimable ayuda de los nacionalistas y esa derecha (no es un error) payasa que es IU, para ir preparando una foto que les permita ganar las próximas elecciones presentándose como aquellos que lograron la paz. Igualitos, tan iguales, a como Chamberlain se presentó en el aeropuerto, tras la conferencia de Munich, con su papelito que garantizaba que no habría guerra. Sin recordar dos cosas: primero, que la hubo; y, segundo, que por encima de la ausencia de violencia, lo que ellos llaman paz, está la libertad.

Al menos, desde la izquierda.

jueves, octubre 12, 2006

GRANDES CASUALIDADES DE LA HISTORIA

Arquímedes, siglo III a.C., había sido encargado por el rey Hierón para que averiguase, sin romperla, si la corona que le acababa de ser entregada por su orfebre era realmente de oro o no. Se hallaba bañándose cando gritó Eureka. Y descubrió, al ver como su cuerpo desplazaba el agua, el Principio de Arquímedes.
Casualidades de la historia.

Hacia el 80 a. C. las legiones romanas comandadas por Sila entraban en Asia Menor. En un pozo encontraron unos pergaminos que llevaron a Roma. Así, se salvaron muchas obras de de Aristóteles.
Casualidades de la historia.

César, siglo I a.C., no hizo caso al sueño de su mujer. Ni a los augures del ciego. Murió, asesinado, a las puertas del Senado.
Casualidades de la historia.

Cuenta la leyenda que tras el asesinato de Calígula los pretorianos buscaban un césar. Descorrieron unas cortinas y encontraron a Claudio, tío del susodicho y para casi todos un deficiente mental. Llegó a ser un gran emperador de Roma.
Casualidades de la historia.

La tradición asegura que el rey D. Rodrigo, último rey visigodo de España, tuvo su perdición en su obsesión, seducción y posterior abandono de La Cava. El conde D. Julián, luego reivindicado por Goytisolo, apoyó la invasión musulmana al ver a su hija traicionada.
Casualidades de la historia.

Colón había calculado mal, de acuerdo a Ptolomeo, el tamaño de la tierra. Toda la Europa culta, de acuerdo al cálculo de Eratóstenes, conocía que la tierra era tan grande que era imposible, para los barcos de la época, llegar desde España hasta Japón (Cipango). Sin embargo Colón chocó, en el sentido literal de la palabra, con América.
Casualidades de la historia.

Galileo moría el 25 de diciembre de 1642. En esa misma fecha nacía Newton.
Casualidades de la historia.

En el siglo XIX, Goodyear descubrió las propiedades elásticas del caucho cuando se le cayó una muestra sobre azufre sin querer. Caminaba y tropezó vertiendo el contenido de su cacerola, caucho fundido, sobre el producto químico.
Casualidades de la historia.

En el siglo XX un ingeniero de 3M, según cuenta la leyenda, estaba probando un nuevo pegamento. Pero, aquello era un desastre pues sus propiedades eran tan débiles que no parecían servir para nada. Sin embargo, manchó, sin querer, unos papeles con ello. Había descubierto el Post-it.
Casualidades de la historia.

En el siglo XXI, dos años y medio antes de las elecciones del 2008, la fiscalía pedía, avalada por el ministro, 96 años de cárcel para el etarra de De Juana Chaos. Ahora, sólo año y medio antes, el terrorismo callejero campa por las calles. Batasuna asegura que el proceso, autoproclamado, de paz va por mal camino. Nada por delante. ETA no entrega las armas. Nada parece indicar que aquello vaya bien. Cada vez queda menos tiempo. Ya sólo año y medio para las elecciones. Poco tiempo. Y el fiscal rebaja la petición: de 96 a 6 años.
Casualidades de la historia.

lunes, octubre 09, 2006

UN ATAQUE (OTRO MÁS) A LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

Que Esperanza Aguirre ha decidido acabar con la libertad madrileña es algo que uno no duda. Ya lo ha hecho en Sanidad, acusando prácticamente a un grupo de médicos de asesinar ancianos y perdiendo hasta la fecha todos los juicios, y lo ha hecho en Educación, con una política a la que sólo le queda cerrar la pública o convertirla, a lo sumo, en subsidiaria de la privada. Y ahora, aunque no es ahora sino que viene de lejos, lo ha hecho con Telemadrid: han echado a D. Germán Yanke.

Telemadrid durante bastante tiempo, tanto con Leguina como con Gallardón como presidentes de la Comunidad, fue un orgullo. Frente a otras televisiones gubernamentales, Telemadrid era una televisión pública. Pero llegó Esperanza Aguirre, preparando su desembarco para descabalgar a Rajoy, y fue sumir a la cadena en la patética paranoia de los informativos tendenciosos, de los programas informativos, ¿informativos?, manipulados para cubrir los intereses del PP y del escándalo permanente de sus contratos.

¿Todo manipulado? No, como la pequeña aldea gala sobrevivía el telediario, y un gran telediario, de Germán Yanke. Y es que a Germán Yanke no le calló ETA ni sus socios cómplices, cada vez más, y tampoco le iba a callar Esperanza y sus socios cómplices, cada vez más. Así que D. Germán Yanke, porque empezamos a creer que el don se gana, ha dimitido de su cargo de director de Diario de la noche.

Y ahora, esperamos ansiosos la reacción de los voceros del PP y, seamos sinceros, del resto de los partidos que, salvo excepciones, creen en la libertad de expresión cuando les interesa. Nosotros, sin embargo, creemos en ella como principio básico y fundamental de la democracia. Y creemos que, precisamente, la clave de la libertad de expresión es escuchar lo que no nos gusta escuchar por no estar de acuerdo con ello. Como escuchar a D. Germán Yanke, liberal de pro y de derechas sin complejos, al que desde aquí mandamos nuestra solidaridad.

sábado, octubre 07, 2006

LA PORTADA Y LA MORAL SOCIALDEMÓCRATA


El titular: Interior expulsa en sólo dos semanas a más de 2.000 “sin papeles” senegaleses

El retintín: en sólo dos semanas.

Como si fuera para un récord. Qué bien Interior.
Qué cumplidor.
Qué perseverante.
Qué eficaz.

La socialdemocracia. Y la Moral.
Y la autoproclamada izquierda tan calladita.
O como su periódico celebrándolo.

El récord. ¿Será récord?

Mientras que Putin, malvado él en la misma portada, “monta una campaña para acosar y deportar a georgianos” que son acusados, se nos informa luego, de ser inmigrantes ilegales.
Ellos sí con foto. Tan lejos, están tan lejos.

Y la Moral, de nuevo.

jueves, octubre 05, 2006

MODERNIDAD, ISLAM, CRISTIANISMO/1

La controversia sobre el islamismo parece ser uno de los temas fundamentales de la política actual. Y lo debe ser no tanto por el problema del terrorismo, que no necesariamente va unido a esta religión de forma necesaria tal y como ha demostrado la historia, aunque, indudablemente, ayude en su desarrollo, sino sobre todo en lo que podríamos llamar su conflicto con la Modernidad. La pregunta que cabría responder aquí es si islamismo y Modernidad son compatibles o no. Pero, esta pregunta nos llevaría a una nueva cuestión, que creemos que se obvia en el debate, sobre si cristianismo y Modernidad, a su vez, son compatibles o no. Y, llevados por ello, algo más, ¿qué es la Modernidad?
Generalmente se suele hablar de la Modernidad sin definirla con lo cual al final no se sabe bien de qué se está hablando al contraponerla al islamismo y no hacerlo, por ejemplo, con el cristianismo. Para centrar un poco la cuestión, nosotros entendemos por Modernidad, de la forma más aséptica posible, el movimiento social, cultural y político iniciado en Occidente a partir del Renacimiento y cuya idea básica sería la autonomía de los sujetos guiados exclusivamente por la Razón (tanto política, con la democracia, como intelectual, filosofía moderna) frente a su subyugación por cualquier poder. Así las ideas clave de la Modernidad serían el Sujeto y su Autonomía y la Razón y el movimiento paradigmático de la misma la Ilustración del siglo XVIII.
Ahora bien, al darse en occidente parecería que cristianismo y Modernidad son compatibles de forma perfecta y, no solo eso, sino que además la Modernidad sería algo así, en su versión más reaccionaria, como un apéndice del cristianismo. Pero la cosa, y esa es nuestra tesis, realmente es muy distinta: cristianismo y Modernidad son incompatibles del mismo modo que islamismo y Modernidad. Pero, ¿por qué son incompatibles? Y casi más importante, ¿cómo entonces, desde esa incompatibilidad, pudo surgir la Modernidad en una sociedad cristiana?
Para comprender estas cuestiones hagamos un giro en nuestro desarrollo y comparemos antes cristianismo e islamismo. Lo primero que salta a la vista, y de forma clara, es que el cristianismo surgió como una religión interior que a lo sumo implicaba un modo de vida personal pero nunca una realidad sociopolítico determinada. Esto fue así, fundamentalmente y frente a la ley judía que sí implica siempre un cierto modelo social, porque el cristianismo buscó expandirse sobre la base del Imperio Romano cuya complejidad social y política era inmensa e inamovible impidiendo un modelo sociopolítico alternativo. Pero es que además, el cristianismo en su intento de expansión (de evangelización según su propia doctrina) se tuvo que enfrentar a una cosmovisión caracterizada, en cuanto a elite cultural, por la filosofía griega. Y tuvo la suerte de contar con la figura de S. Pablo que fue el que podemos decir inició el proceso de complejidad del cristianismo pasando desde las leves y bienintencionadas enseñanzas morales y religiosas de Jesús a un cada vez mayor marco teórico. Así, el cristianismo construyó una teología no sólo fideísta sino, en su intento, racional, llegando a disfrutar de la presencia de santos filósofos especialmente San Agustín y Santo Tomás. Y por eso, el cristianismo, y en especial el catolicismo, no solo no desdeñó la razón sino que pretendió dominarla para convertirse en filosofía (y ese fue su error estratégico que condujo, ante su propia contradicción filosófica, al desarrollo del ateísmo).
Sin embargo, el islamismo surgió desde el principio no sólo como una religión personal sino como un auténtico sistema social y político, como una forma de dominio no sólo de la vida privada, como lo fue el cristianismo, sino también de la vida pública y social -como lo demuestra por ejemplo su división entre Chiítas y Suníes-. Pero además, el islamismo al presentar un dios trascendente de forma absoluta, y ahí tenía razón el Papa, impidió la reflexión sobre ese mismo ser. Y de hecho la filosofía islamica, que la hubo y con mucha fuerza al iniciarse la Baja Edad Media, fue languideciendo hasta hacerse prácticamente inexistente o convertirse en eso que se llama mística (y que no es filosofía). De esta forma, la Razón cobró un papel exclusivamente instrumental en el mundo islámico pero no filosófico ni rector, reducido dicho papel a la fe, y por ello no pudo crear ateísmo filosófico. E incluso el hecho de que no tuviera una casta sacerdotal definida, una iglesia como institución, paradójicamente no contribuyó a la liberación sino que al contrario, logró una coacción aún mayor. Pues la confusión entre poder político y religioso del islamismo a lo que condujo fue a que cualquier debate religioso o político fuera político-religioso sin distinción y por lo tanto imposibilitará su desarrollo. Sin embrago, en occidente, el debate político y religioso, si bien iba mezclado, no fue indistinto siempre, como demuestra la reforma protestante apoyada por monarquías o príncipes alemanes frente a la iglesia “de Roma”, y por ello pudo fortalecerse nadando, como vulgarmente se dice, entre dos aguas y aprovechar así la corriente unas veces de un lado y otras de otro.

Así, existen diferencias muy profundas, estas y otras, que separan islamismo de cristianismo y que permitieron distintos desarrollos históricos. Y de esta forma ocurrió lo impensable para la religión cristiana que fue el surgimiento de la Modernidad. Pero con esto no queremos decir que la Modernidad surgiera del cristianismo sino que éste puso las condiciones, de forma inconsciente e incluso paradójica, para su surgimiento. Y de hecho, como veremos en un artículo posterior, hizo falta una “herejía” religiosa, el protestantismo, para que la Modernidad tuviera base sólida en su desarrollo. Así, el cristianismo, tanto católico como protestante, hizo todo lo posible para evitar el triunfo de la Modernidad pero no lo consiguió. Y de eso, tanto de las condiciones de posibilidad que creó el cristianismo como de su ataque enérgico contra esa misma Modernidad, tratará nuestro próximo artículo para luego intentar responder ya si es posible la conciliación entre islamismo y Modernidad.

miércoles, octubre 04, 2006

LA PREGUNTA DE LA SEMANA/14

Esta es sencilla, espero. Según yo sé, y puede que me equivoque, las esponjas son animales. Sin embargo, no se mueven. Y lo que no entiendo es si no se mueven, ¿tienen sistema nervioso que les permita sentir dolor? Y si no lo tienen, ¿cuál es entonces la diferencia entre plantas y animales?
Gracias, como siempre, por la contestación.

lunes, octubre 02, 2006

HELIOS GUEVARA CASTRO: ¡PUM, PUM! ABRE LA MURALLAAAAAAAAAAAAAAAA

Helios Guevara Castro se ha hecho colaborador de nuestras páginas. Pero, ¿quién es Helios Guevara Castro? Pues un ejemplar único, inclasificable tal vez, de la nueva y autoproclamada izquierda. Superador de Marx y de todas las corrientes etnocentristas, incluyendo la Ilustración, Helios Guevara preconiza el nuevo talante: tonto, muy tonto. Pero de izquierdas.
Estaba yo en Melilla pensando en el muro que los americanos quieren hacer en la frontera con México y dejaba paso a mi indignación ante lo que supone un nuevo ataque a los derechos humanos. Y también ante la prepotencia americana, su imperialismo y su desprecio a los países americanos. Y así, allí en la frontera de Melilla, ante un hermoso forjamiento de hierros que han puesto donde hay ropa colgando de vez en cuando, debe ser una instalación artística pienso mientras de nuevo se vuelve a demostrar la idea tan europea del arte en la calle y nuestra supremacía intelectual, me indigno ante la situación.
Estaba yo en las hermosas costas andaluzas rodeado de balizas y demás elementos electrónicos dispuestos a lo largo de la costa y con satélites en comunicación permanente con las patrulleras y la guardia civil, imagino que para evitar que las ballenas se pierdan o, cansadas de la existencia y la contaminación de sus aguas, se suiciden, cuando he vuelto a leer que Bush ha decidido poner un muro en la frontera con México. Y he pensado: no hay derecho. Y he repensado: a esa manifa voy.

Estaba yo tomando el sol en Canarias mientras veía a lo lejos como buques de guerra se iban a las costas africanas a vigilar las aguas, porque allí las ballenas también se pierden y es un rasgo solidario ayudar a las ballenas también de otros continentes, cuando escuché en mi emisora que el próximo sábado iba a ser la protesta contra el muro de los americanos. Y que iban a ir actores e intelectuales comprometidos y me dije yo: miraré mi agenda. Y como no tenía ninguna otra cita me prepare para ir.

Estaba yo en la manifa coreando consignas contra el racismo y la xenofobia
¡Yo también soy chicano!
¡Yo también soy chicano!
al lado de unos inmigrantes ilegales cuando de pronto me llamó la chacha ecuatoriana para preguntarme no sé qué de la plancha. Y yo le dije que para eso que no me molestara ahora.
Y añadí: - Ah, y eso también lo limpias.

jueves, septiembre 28, 2006

LA SUCESIÓN

El reciente embarazo de Doña Leticia Ortiz, por cierto: aquí a todo el mundo le llamamos de usted y con su don por delante, ha traído a las crónicas periodísticas el importantísimo tema de la sucesión a la corona -fundamental en el discurso de la Modernidad, y que yo, lo que soy yo, no me iba a ir a la cama así sin resolver porque la injusticia será una cosa, una siesta más o menos…, pero lo que es la sucesión a la corona de España…-
Bien, como todo el mundo sabe la actual sucesión en la monarquía española viene marcada por el sexo: primero, hay que tener un hijo; segundo, el varón tiene preferencia. Así que el sector feminista y progresista de los partidos políticos, siempre preocupados a su vez por problemas fundamentales como ya se vio cuando se llevó y ganó en el Congreso la igualdad de sexo en la sucesión de títulos nobiliarios, ha clamado ante dicho hecho claramente discriminatorio. Y ese mismo Congreso -a su vez siempre preocupado de problemas fundamentales y de sus propias condiciones laborales como demuestran los muchísimos plenos dedicados a los muertos por accidentes laborales en España (por ejemplo)- ha decidido buscar solución a problema tan peliagudo que, junto con la crisis de Raúl, la retirada de Jesulín, y algunos otros conflictos de interés general nos tiene a todos preocupados. Así que, y aquí juntamos nuestras manos y voces haciéndola una sola, ¡hay que superar la discriminación femenina!

Pero, todo el problema de la sucesión trae un nuevo conflicto. Porque si la sucesión se arregla de acuerdo al derecho de primogenitura, ¿no será discriminatorio para los que no somos primogénitos? Efectivamente, tan irracional, y por ello tan antidemocrático, es primar al primogénito como al varón pues una cosa u otra no se corresponde con algo controlable por el sujeto, sino con algo ajeno a él que se le impone. Y, por tanto, hemos pensado en ello. Y como siempre se nos acusa de meros críticos pero no de gente constructiva, alegra hoy con nuestro impasible ademán contribuir a un mundo mejor y más justo, libre de discriminaciones para disfrute de los hombres y mujeres de las clases privilegiadas.
Y desde aquí nos lanzamos a ellos.
Y proponemos un

CONCURSO OPOSICIÓN PARA ACCEDER AL PUESTO DE HEREDERO AL TRONO

Efectivamente, si hay algo democrático es ese espíritu que ahora nos llena de la igualdad de oportunidades. Pero como diría un político, ello no nos puede llevar a la pérdida de la responsabilidad. ¿Porque se imaginan ustedes de reinas de España a sus madres o de reyes de España a sus padres? Gente que, casi seguro, no han estudiado fuera de España, quizá ni han estudiado, gente que no habla cuatro idiomas, ni sabe pedir faisán en dichos cuatro lenguas y otras tres que ahora aprenden. E incluso gente, porque hay gente así, que no es capitán general y almirante de todos los ejércitos a la vez. Así que sí, por supuesto, una opción democrática pero con condiciones. Y dentro de nuestro espíritu de responsabilidad, que debe acompañar a todo político que se precie justo después de las elecciones, proponemos desde aquí las condiciones que deben regir ese concurso-oposición.

1.- Se debe establecer un concurso-oposición abierto a todos los españoles, si somos muy progresistas y de izquierdas se puede incluir a los inmigrantes, para seleccionar, de acuerdo a los criterios de publicidad, mérito e igualdad, no olvidar esto, al sucesor del sucesor, puede calentar en los pasillos de Palacio, de la corona de España.
2.- Dicho concurso-oposición tiene dos fases, y de ahí su nombre concursoguiónoposición. En la primero se baremarán los meritos de los candidatos, en la segunda, y mediante pruebas objetivas, se seleccionará a los mejores. Para que los méritos puedan ser tomados en cuenta se deberá aprobar la fase de examen.
3.- En la fase de concurso se establecerá un concurso de méritos. Dichos méritos guardarán relación con:
a) Vínculos familiares: si papi y mami son o han sido reyes de algún territorio, excepto reyes magos, puntuarán hasta 2 puntos. Si son o han sido nobles, excepto nobles de espíritus, un punto. Por ser ciudadanos, 0’5 puntos. Inmigrantes ilegales: 0 puntos.
b) Formación permanente: como no sería de recibo pretender premiar más a los varones que las hembras, la formación permanente para ser rey se considerará directamente proporcional al número de cursillos sobre el tema que se hayan recibido. Dichos cursos deberán constar de un certificado y ser impartidos por organismos previamente autorizados por Patrimonio Nacional. Igualmente, y para garantizar la igualdad de oportunidades, en los planes de estudio nacionales e incluso autonómicos se incluirá una nueva materia: educación para la monarquía.
c) Experiencia onomástica: por cada nombre de pila se dará un punto completo. Si el sujeto tiene un nombre relativo a otros nombres (tipo: de todos los santos) conseguirá un punto por cada nombre que aparezca en el santoral.

4.- En la fase de examen habrá dos pruebas con carácter eliminatorio.

Prueba A: consistente en una composición escrita sobre el tema “Mi Familia”. En ella el comité de selección puntuará la calidad literaria, el compromiso familiar, el grado de no discriminación en el vínculo familiar y, por supuesto, quién es su familia.
Prueba B: examen teórico consistente en la Monarquía Hispánica. Aquellos opositores que ya hayan contestado a esta pregunta en la prueba A quedarán exentos de hacer este examen siendo puntuados con la máxima nota.

Aquel opositor que haya alcanzado la nota más alta en la suma de la fase de concurso con la fase de pruebas será nombrado Heredero en Prácticas. Durante un año a partir de la fecha de su nombramiento deberá superar dicha fase de prácticas de acuerdo a las normas que se publicarán en su momento. Una vez superadas dicha fase de práctica será nombrado Heredero de Carrera con todos los efectos que marca la ley.

Creemos y lo decimos sinceramente, que con estas medidas solucionamos de manera no discriminatoria la sucesión a la corona y cumplimos con nuestra tarea de ayudar a España.

lunes, septiembre 25, 2006

EL RAMADÁN Y UNA PEQUEÑA CUESTIÓN

Vaya por delante algo: esto es muy serio. Porque yo nunca me tomaría en broma,
pero nunca nunca,
algo tan serio
y profundo
(¡oh sí profundo!)
como es la trascendencia,
aquello que está más allá de lo físico y lo material,
aquello espiritual que uno siente como una energía
o fuerza interior
y que cual bebida isotónica, marca red bull,
da alas para seguir viviendo
y dar gracias al Altísimo por lo bien que nos trata
en este mundo sin miseria
ni injusticia
en este, en fin,
paraíso.

Y por eso, ante la llegada del Ramadán y en aras de la alianza de civilizaciones y el respeto que deben merecernos las supersticiones ajenas, y también las propias, sólo quisiera hacer una modesta pregunta:
¿puedo comer de día sin que la comunidad musulmana lo considere una provocación?

Bueno, y otra:
¿Y el jamón, eh? ¿Qué pasa con el jamón?

domingo, septiembre 24, 2006

EL PP Y LA ESTRATEGIA DEL 11-M

Comenzamos desde una tesis: toda la teoría de la conspiración alentada por el periódico El Mundo en torno al 11-M es absurda por un detalle fundamental: implica que los conjurados conocían al detalle aquello que el gobierno de Aznar iba a hacer ante los atentados. Y si el gobierno hubiera actuado con la normalidad con la que todos los gobiernos españoles habían actuado anteriormente ante los atentados, incluso él mismo, cabría la posibilidad de predecir con cierto éxito la actuación gubernamental y, por tanto, admitir la conjuración. Pero, como lo hizo de un modo tan extraordinario y ajeno a lo la tradición, de él mismo y cualquier otro gobierno (desde que el ministro del interior señalara la autoría en apenas dos horas sin género de dudas hasta que el presidente de gobierno convocara un manifestación pasando por la condena, la primera vez en la historia, de la ONU o las llamadas telefónicas a los medios de prensa) resultaría absurdo pensar que esas acciones podían ser predecidas. E incluso, cabría añadir que si fue una conspiración, acorde a la teoría de El Mundo que sin embargo nunca explicita, ha sido la conspiración más chapuza de la historia pues al involucrar a tanta gente que encima no tienen intereses comunes solo cabía pensar en que tarde o temprano estallaría. Así pues, toda la historia del 11-M no es más que una repugnante manera de vender periódicos que se cae desde el a tesis principal hasta cada uno de los detalles (que se aferran a una vieja tradición: la permanente chapuza).
Sigamos con otra tesis. Los días que pasaron entre el 11-M y el 14-M fueron bochornosos al demostrar la catadura moral de la inmensa mayoría de nuestros principales políticos y los medios de comunicación. Desde un gobierno que se dedicó a mentir hasta una oposición que organizó manifestaciones “espontáneas” en fechas prohibidas para aprovechar la coyuntura, desde unos medios que corrieron a ponerse al servicio del gobierno hasta otros incapaces de distinguir opinión e información. Todos, en definitiva, como los animales de carroña buscando la parte más apetitosa del gran cadáver. Y esta parte era el poder.
Y vayamos ahora a la pregunta: ¿por qué el PP se ha apuntado a la teoría de la conspiración del 11-M? Si esta resulta absurda para cualquier persona con dos dedos de frente, ¿por qué sin embargo los dirigentes populares, que se imaginan uno que buscan el poder, han pretendido mantenerla?
Veamos.
El PP apoya la teoría de la conspiración sin duda alguna. Todo el paripé montado en torno al deseo de investigar es bastante falso: la derecha popular ya ha llegado ala conclusión, incierta, de que el 11-M hubo una conspiración para apartarles del poder, su poder. Así, la tesis del PP, luego veremos de no todo el PP, es que el resultado de las elecciones sería ilegítimo y, con ello, todo lo posterior a ellas. Pero, ¿por qué o para qué defender esta postura? Otras veces hemos analizado aquí a los partidos políticos como meras instituciones de poder: su finalidad última, independientemente de las ideologías, es conseguir cuota de poder. Parecería pues, de suyo, que la estrategia del PP buscaría esto: conseguir desbancar al PSOE y ganar así las siguientes elecciones. Sin embargo, parece claro que la estrategia es errónea pues el PP no se carca por ella al PSOE en intención de voto, y por lo tanto la conclusión sería que los del PP son tontos (y bastante) ya que se han empecinado en una estrategia inútil y, además, peligrosa.
Aunque, también habría otra solución y además más satisfactoria para todos: todo nuestro maquiavelismo es falso y los partidos políticos tienen profundas convicciones políticas: así, el PP está luchando por lo que cree la verdad, al igual que el resto de los grupos, y ello, oh que hermoso, a pesar del fracaso electoral que ello conllevaría. Así, nuestros partidos políticos tendrían profundas convicciones. Pero, esta hermosa teoría sólo tiene un problema: no es sostenible por los hechos pues el cambio político de opinión, ya se sabe: la esencia de la democracia es la cintura, es perpetuo.
Por tanto algo hay con ese deseo de poder que escapa. Y debemos volver a nuestra hipótesis, los partidos políticos como órganos de y para el poder, para poder explicar bien la estrategia popular con respecto al 11-M.
La estrategia del 11-M es una estrategia de poder. Pero una estrategia no encaminada a la conquista del poder estatal, el gobierno, sino a mantener el poder del partido por parte de los restos de la etapa Aznar esperando su futuro desembarco. Efectivamente, si analizamos al PP veremos dos bandos fundamentales: los que actualmente copan el poder del partido que provienen de a etapa Aznar (desde Rajoy, cordero para el sacrificio como ahora veremos, pasando por Acebes y Zaplana); y el sector que busca el poder, enfrentados entre sí, pero más enfrentados aún si cabe con los anteriores que les impiden cualquier ascenso (en concreto el sector de Esperanza Aguirre y, por otra parte, Ruiz Gallardón). Así, si se observa se verá como la estrategia del 11-M es una estrategia exclusiva del núcleo aznarista, de hecholiderada por su medio de prensa que es El Mundo, pero que en los otros sectores del partido (diario ABC como ejemplo) no solo no es seguida sino que incluso es vista de manera negativa.
¿Pero que pretende el sector aznarista? Única y exclusivamente mantenerse en el poder del partido a la espera de tiempos mejores, encerrados en su fortaleza ante el envite de los nuevos valores. Y esperar que en las próximas elecciones autonómicas y locales pierdan Madrid pues eso aseguraría su defunción como alternativa nacional. Pero, ¿por qué para eso defender la conspiración del 11-M? Pues sencillamente porque es un suicidio político tomar así e poder en el PP, defendiendo dicha postura, y eso evita el deseo de desembarcar a los que el núcleo aznarista considera advenedizos. Ni Esperanza Aguirre ni Gallardón, independientemente de lo que opinemos sobre ellos con demasiado instinto político, piensan por ahora mover un dedo para buscar una mayor cuota de poder pues hacerlo implicaría aceptar la tesis conspirativa, lo que implicaría de facto su derrota en las generales, o bien tendrían que negarla explícitamente enfrentándose así al núcleo duro y a un sector de su propio electorado. Así, la estrategia del 11-M no es más que el castillo aznarista en medio del desierto en espera de los refuerzos y que como en aquella maravilla que era Beau Geste es defendido por los muertos. Pero, ¿cuáles son estos refuerzos? En el mejor de los casos, para ellos, en las próximas elecciones autonómicas se pueden eliminar a los dos futuros candidatos de Madrid y, luego, en las generales, y salvo hecatombe como por ejemplo, ironías del destino, atentado de ETA 4 días antes de las votaciones, podría eliminarse a Rajoy por perder de nuevo. Así, la vuelta de Aznar se presentaría como una necesidad y sus dos fieles perros de presa, Zaplana y Acebes, podrían ocupar de nuevo, y para mucho tiempo, el máximo poder. Y que en medio de todo esto haya 192 muertos es algo que carece de valor en la estrategia, ojo tanto para ellos como para los otros, pues de lo que se trata es de conservar ese poder.

Y una última aclaración. Aquí no importa que los individuos sean buenas personas o no e incluso si lloran por la noche pensando en la injusticia del mundo, sino en la forma en que las estructuras objetivas sociales de dominio, en este caso los partidos, funcionan y en como la individualidad ha aceptado la disociación, tan querida por cierto por la propia política progre, entre la vida pública, sin ética, y la privada cuajada de hechos piadosos y ofrendas a diversas ONG que luego, en el mágico cierre del círculo, desgravan a Hacienda y sirven como marketing.

lunes, septiembre 18, 2006

EL PAPA Y EL ISLAM o YO TAMBIÉN SOY EL PAPA (sin acento)

Una vez más un individuo, en este caso el supuesto vicario de Cristo en la tierra nada más y nada menos, ha corrido a pedir perdón a un grupo de salvajes que creen que un arcángel se le apareció a un señor en el desierto y le subió al séptimo cielo, lo cual ya es creer, por cierto y también. Pero hasta aquí la anécdota que no pasaría de ser a ver qué ser supremo la tiene más grande, y uno apostaría por el dios cristiano que al menos es mucho más interesante que el musulmán, si no fuera porque la historia se repite incansablemente y, salvo excepciones, los occidentales ceden ante las presiones de los islámicos.
O sea, cede la libertad de expresión frente a la censura. Y todo, encima, con la sonrisa cómplice e idiota, como si tuviera otra, de la autodenominada izquierda siempre genuflexa ante la barbarie musulmana.

sábado, septiembre 16, 2006

INMIGRANTES/3: DERECHOS Y DEBERES

¿Cómo integrar a los inmigrantes? Antes de nada debemos contestar a una pregunta previa: ¿por qué hay que integrar a los inmigrantes? Porque la respuesta a esa pregunta es la clave de la integración. Es decir, primero habría que contestar si hay que integrarles o no, si tienen dicha obligación ellos además, y luego dar la razón de esto.
En primer lugar pues habría que ver si debemos integrar a los inmigrantes, es decir, socializarles en nuestro modelo. Si se defiende un multiculturalismo no se entiende muy bien por qué habría que integrar a alguien pues todas las culturas tendrían el mismo valor. Así pues, desde la perspectiva de una ideología multicultural no cabría la imposición de la integración pues tan válida es una como otra cultura y cualquier intento de integración no sería sino una especie de imperialismo encubierto. O diciéndolo de forma directa, la cultura del islamista es tan valida como la del occidental y no se entendería muy bien, por tanto, la necesidad de su integración (que siempre implicaría, necesariamente, la pérdida de esos valores culturales propios). Por tanto, el multiculturalismo, cuyo referente filosófico sería hoy el relativismo cultural tan en boga entre la autodenominada izquierda, no podría ni querría exigir al inmigrante que se integrara.
Una segunda opción, y ya partidaria de la integración, es la de que los inmigrantes deben integrarse por respeto a las costumbres propias del país de acogida. La idea clave sería la de la idiosincrasia nacional, cuya parte fundamental sería precisamente la costumbre, que se supone esencia de la forma ser (catalán, vasco, español,…).
Sin embargo, estas dos posturas aparentemente enfrentadas tienen un mismo fundamento pues en ambas no se sitúa el valor en la racionalidad o no de las culturas y costumbres sino en la idiosincrasia del pueblo y demás zarandajas pseudorománticas. Así, se cumple, en ambas, la falacia naturalista: lo que es es lo que debe ser. Si la costumbre es esa, por ejemplo hacer castillitos humanos absurdos con niños en lo alto o bailar levantando la pierna izquierda en lugar de la derecha, es porque la costumbre debe ser esa en ese territorio y por lo tanto los seres humanos que allí viven deben cumplirlas. Y por ello, ambas teorías, tanto la multicultural como la nacionalista, tienen un marcado carácter totalitario pues es el hecho social, independientemente de cualquier otra condición, la que se impone sobre los individuos.

No obstante, nosotros también defendemos no solo el derecho sino la obligación, así de fuerte, que tienen los inmigrantes de integrarse. Pero, no sería por supuesto desde la visión, tal y como pretenden los nacionalistas, de la costumbre y la idiosincrasia de un pueblo (patochada que no esconde nada más que la barbarie paleta). ¿Entonces por qué deberían según nuestra opinión integrarse?
Nosotros vivimos en, con todos sus defectos, una sociedad democrática. En ella, la palabra clave no es súbdito, ni patriota, ni compadre ni tribu sino ciudadano. Y creemos que eso es no solo un término legal sino, y esencialmente, un término moral. Ser ciudadano es moralmente superior a ser súbdito o miembro de una tribu y la democracia es superior moralmente a cualquier otra forma de gobierno actualmente existente. ¿Quiere esto decir que la democracia occidental es perfecta? No, por supuesto pero sí que es moral, intelectual y en cuanto a forma de progreso humano superior a las otras formas de gobierno existentes en la tierra –y por ello, paradójicamente, más responsable y culpable del estado del mundo-. La sociedad capitalista occidental, así de claro, es moralmente superior al resto porque es la única que encierra en sí una promesa que ni ella misma cumple: la libertad humana. MIentras que en el resto de sociedades la promesa de la libertad ni existe, subyugada por el colectivo cuando no por memeces religiosas, el capitalismo desarrollado la lleva traicionada. Y además, ofrece las condiciones de desarrollo para cumplirla. Precisamente los inmigrantes tienen la obligación de integrarse por eso, es decir: porque tienen la obligación moral, como cualquier otro ser humano, de buscar conseguir su autonomía y uno de los motivos que frena dicha búsqueda es su cultura, por llamarla así, anterior. Las culturas, sociedades, de procedencia de los inmigrantes son inferiores a la nuestra por la sencilla razón de que no son potencialmente democráticas y es este el auténtico discurso de izquierdas.
Así, no se debe hablar por tanto de la posibilidad de la integración sino de la obligación moral de los inmigrantes de integrase en democracia porque lo que se quiere para los hijos blancos se debe desear, a no ser que uno sea racista, para cualquier otro ser humano. Así el inmigrante tiene la obligación de integrarse en una sociedad democrática y esta tiene el derecho y el deber de exigirle esa integración pues se trata de un problema moral, no de costumbres, donde podemos decir que se debe obligar a ser libres. Y este ser libres implica romper con ciertas costumbres barbáricas, que pasan desde la ablación hasta el velo musulmán, y pasa por la obligación del estado de no respetar bajo ningún concepto aquellos comportamientos que van contra la libertad y contra la democracia. Por ello, cabe exigir la superación de las mal llamadas cultura gitana, si no inmigrante sí barbárica donde la tribu sobre el individuo, islamista o sudamericana. Si se cree realmente que los inmigrantes son iguales que nosotros, e imagino que se cree, no se puede permitir que sus hijas sean humilladas con el velo, que conduzcan sin seguro o que hagan de un parque una aldea barbárica de mercadillos varios. Porque lo que está en juego no es algo así como nuestras costumbres, sino la pervivencia de la esperanza que la Ilustración trajo para un mundo libre. También para ellos.