sábado, junio 15, 2019

INNOVACIÓN EDUCATIVA Y CONSTRUCCIÓN DEL NUEVO SUJETO DEL CAPITALISMO

Agradecer la invitación al congreso "El Plan Bolonia: diez años años" donde hablé, el 6 de junio de 2019, sobre innovación educativa y lo que esconde para construir el nuevo sujeto del Capitalismo.
En esta charla se explica, así, cómo la moda de la Innovación Educativa como concepto social, y no como la labor individual de ciertos profesores que es perfectamente respetable como se explica en la charla, responde a un doble interés: negocio e ideología. Y esta ideología, a su vez, pretende ocultar los auténticos problemas de la educación pública y conformar, en segundo lugar, al nuevo sujeto necesario para el desarrollo del Nuevo Capitalismo.
#EPMesaAfamadoConferenciante
#EPMesaFilósofoDeLoMásSalao
A veces me pongo profundo (pero poco).

miércoles, mayo 29, 2019

INNOVACIÓN EDUCATIVA Y CAPITALISMO (me pongo estupendo)

El jueves día 6 de junio a las 18h, les explico la ideología que esconde la Innovación Educativa:
Innovación Educativa y construcción del nuevo sujeto del Capitalismo
Suena profundo, ¿eh?
En la Facultad Filosofía de la Universidad Complutense de Madrid.
#EPMesaAfamadoConferenciante
#EPMesaFilósofoDeLoMásSalao

domingo, mayo 26, 2019

VIDA INTERIOR/168: VOTANDO

¿Quién de nosotros no tiene una vida interior muy grande? ¿Y qué poeta no nos la cuenta una y otra vez? En esta sección mi alma se desnudará. Incluso he comprado una nueva para tenerla más grande. Porque, en el fondo, yo también quiero ser  feliz.
He votado.
Y lo he hecho tan bien que todo el mundo ha gritado: ¡otra! ¡otra!
Y he vuelto a votar. Y de nuevo: !otra! ¡otra!
Total, que al final cuatro o seis veces, he perdido la cuenta.
Esos sí, igual según Manuela Carmena he tirado mi voto.
En fin, la #FiestaDeLaDemocracia.

jueves, mayo 09, 2019

CAMPAÑA #DefiendeLaEscuelaPública

La Pública elige a todas y a todos
Defiende la Escuela Pública

 #LaPúblicaEligeATodos
#DefiendelaEscuelaPública


Decálogo en defensa de la Enseñanza Pública

1.- Los datos globales dicen que la Pública ofrece una mejor educación.

Los alumnos de la Pública obtienen mayor rendimiento académico una vez descontado el ISEC (Índice Socioeconómico y Cultural) del alumno y el centro que los de la privada en las pruebas PISA, tanto de Ciencias, Lectura y Matemáticas (ojo, sin descontar el ISEC sacan más puntos los de la privada).
FUENTE:
Desigualdades socioeconómicas y rendimiento académico en España, Álvaro Borja Choi de Mendizábal, profesor de Economía, Universitat de Barcelona. en Observatorio Social de la Caixa (diciembre 2018)
  
2.- La Pública no tiene COPAGO en forma de cuotas. 1.590€/año media en la Concertada.

Aunque las cuotas son legalmente voluntarias, de hecho, tal y como se demuestra en el informe CEAPA son regla común, estando la media en 157 euros al año.
Ver en Gasto público y de las familias en educación en España: diferencias entre centros públicos y concertados (CEAPA, 2018)
y
Rogero-García, Jesús y Andrés-Candelas, Mario (2014). Gasto público y de las familias en educación en España: diferencias entre centros públicos y concertados. Revista Española de Investigaciones Sociológicas, 147: 121-132.

Igualmente, el estudio Cuentas de la educación en España, 2000-2013, dirigido por Francisco Pérez García y Ezequiel Uriel Jiménez, precisa lo que las familias gastan en clases lectivas, servicios y actividades complementarias, bienes como libros y uniformes y actividades extraescolares dentro y fuera del centro educativo. Según datos del INE analizados por los autores, el gasto familiar medio por alumno de la pública en estudios reglados era de 822 euros anuales en el curso 2011-2012, frente a los 1.549 de la concertada y los 3.627 de la privada.
Los padres de la pública dedicaban 187 euros a clases lectivas, 209 a servicios y actividades complementarias y 299 a libros y uniformes; y los de la concertada, 352, 427 y 530 euros, respectivamente.
Estudio Cuentas de la Educación en España, 2000-2013 https://www.fbbva.es/wp-content/uploads/2016/07/Presentacion_Cuentas_Banco_Ivie.pdf
  
3.- El profesorado de la Pública se selecciona con criterios públicos, transparentes.

Los profesores de la Pública son seleccionados de acuerdo a sistemas transparentes y públicos (oposiciones y listas abiertas públicas) frente a los criterios desconocidos y cerrados de la selección del profesorado en la Privada, tanto en la Privada Concertada como en la Privada no sostenida con fondos públicos.
  
4.- La Pública ofrece mayor diversidad de servicios y de estudios de calidad.

En todo tipo de ofertas educativas, la pública ofrece más diversidad y mayor calidad. Por ejemplo, en Enseñanzas de Régimen Especial: la Pública triplica a la Privada en las Escuelas de Artes o en las Escuelas de Música y Danza y duplica en los Centros EE. De la Música y en las Escuelas de Arte Dramático. Otro ejemplo, el 31,2% de la Pública está en municipios de menos de 5.000 habitantes frente a solo el 4,1% de la privada. Y el 42% de la Pública está en municipios con menos de 10.000 habitantes mientras que sólo el 9,7% % de la privada.
- La universidad pública cubre al 84,3% del alumnado.
FUENTE:

5.- Los servicios públicos nos desarrollan como un Estado Social (Constitución)

El artículo primero, resaltar que es el primero, de la Constitución española señala: España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho.
Existe una diferencia fundamental entre un “Estado Social” y un mero “Estado Garantista”. En el primero, el estado social, el estado interviene como sujeto social y económico no solamente legislando sino actuando realmente para que las leyes se puedan cumplir en igualdad de oportunidades. En el segundo, el estado obliga a cumplir la ley sin intervenir para poner las condiciones de su cumplimiento en igualdad de oportunidades. España, por tanto, constitucionalmente es un estado donde éste actúa con el desarrollo de servicios públicos y las actuaciones públicas necesarias para cubrir las necesidades de sus ciudadanos (por ejemplo, como señala el artículo 27.5 sobre la Educación: Los poderes públicos garantizan el derecho de todos a la educación, mediante una programación general de la enseñanza, con participación efectiva de todos los sectores afectados y la creación de centros docentes.
    
6.- La Pública tiene más capacidad de satisfacer las distintas demandas académicas

La pública ofrece mayor diversidad en itinerarios y materias optativas que la enseñanza privada, permitiendo al alumno escoger su itinerario sin verse coartado por las necesidades del negocio.
-       La Pública triplica a la privada en centros de enseñanzas de régimen especial (1473 frente a 544)
-       La Pública presenta mayor oferta de itinerarios en Bachillerato así como de materias optativas.
-       En las poblaciones con menos de 25.000 habitantes el 84,3% de los centros educativos son públicos
-       El 72% de los alumnos ACNEE están en la Pública
-       FUENTE:
   
7.- La Pública cubre con calidad toda la geografía de España porque no es un negocio.

El 89,88% de los centros escolares en poblaciones con menos de 10.000 habitantes son públicos.
El 84,31% de los centros escolares en poblaciones de hasta 25.000 son públicos
PERO…
En poblaciones con más de 500.000 habitantes se cambian los datos y el 61% son Privados frente al 39% públicos
  
8.- La Pública no adoctrina ni es proselitista: forma en ciudadanía democrática.

La Iglesia Católica tiene un 68% de los colegios concertados y busca una educación determinada desde su propia fe que es pagada por todos los españoles.
La Iglesia pretende educar de acuerdo a sus ideas particulares y su ideario que es contrario a la autonomía y el pensamiento crítico. Como ejemplo, podemos citar el documento La escuela católica. Oferta de la Iglesia en España para la educación en el siglo XXI: Una de las manifestaciones de la cultura, que también está presente en la educación, es la crisis moral con raíces claramente culturales; se caracteriza, entre otras cosas, por la exaltación de la libertad y de la conciencia individual como fuente de valores, independientemente de la verdad del hombre y de Dios.
FUENTE:
  
9.- La Privada, seleccionando a su alumnado, no mejora los resultados de la Pública

Por ejemplo, el 72,02% de alumnos con necesidades específicas de apoyo educativo está en la Pública frente al 27,98% en la privada. El 89,88% de los centros escolares en poblaciones con menos de 10.000 habitantes son públicos y el 84,31% de los centros escolares en poblaciones de hasta 25.000 también son públicos. Igualmente, en la Pública está matriculado el 80,3% del alumnado extranjero
PERO…
Los alumnos de la Pública obtienen mayor rendimiento académico una vez descontado el ISEC (Índice Socioeconómico y Cultural) del alumno y el centro que los de la privada en las pruebas PISA, tanto de Ciencias, Lectura y Matemáticas (ojo, sin descontar el ISEC sacan más puntos los de la privada).

FUENTE:
-       Las cifras de la educación en España Estadísticas e indicadores Edición 2018
-       Desigualdades socioeconómicas y rendimiento académico en España, Álvaro Borja Choi de Mendizábal, profesor de Economía, Universitat de Barcelona. en Observatorio Social de la Caixa (diciembre 2018)
  
10.- La Pública es un “ascensor social”: mejora al alumnado, venga de venga.

La escuela como ascensor social implica que los alumnos de ambiente social desfavorecido pueden, a través de la educación, mejorar su situación social. Para ello es indispensable la enseñanza pública.
“En otras palabras, los títulos educativos conceden una gran ventaja para la movilidad ascendente en todas las clases sociales; además, la ventaja que otorgan es mayor cuanto más baja es la posición social de partida.” (pág. 23)
El ascensor social ¿Hasta qué punto una mejor educación garantiza una mejor posición social? Miguel Requena Catedrático de Sociología, UNED, 2016
FUENTE:

Igualmente, la OCDE reconoce que los países donde más se gasta en Educación Pública son mejores a la hora de romper la inmovilidad social de sus habitantes, permitiendo un mayor y mejor trasvase desde las clases bajas a las más altas:
1.4. What can be done to foster social mobility? There is nothing inevitable about socio-economic advantage or disadvantage being passed from one generation to another, or floors and ceilings remaining persistently sticky. Large differences in mobility outcomes across countries suggest that there is room for policies to make societies more mobile and protect households from adverse consequences of income shocks. For instance, countries which in the past spent more on public education tend to have higher educational mobility (Figure 1.14).
(Traducción propia: 1.4. ¿Qué se puede hacer para fomentar la movilidad social? No existe nada inevitable en la ventaja o desventaja socioeconómica que va pasando de una generación a otra, ni hay un límite superior o inferior inquebrantable. Las grandes diferencias en los resultados de movilidad entre países sugieren que hay lugar para la realización de políticas que permitan que una sociedad sea más permeable al ascenso social y se pueda proteger a las familias de las consecuencias adversas cuando haya una crisis. Por ejemplo, los países que en el pasado gastaron más en educación pública tienden a tener mayor movilidad educativa (figura 1.14))
FUENTE
Ver en A Broken Social Elevator? How to Promote Social Mobility, pag 39 (OCDE, 2019)


#LaPúblicaEligeATodos
#DefiendeLaEscuelaPública

jueves, abril 18, 2019

VOLVEMOS: SOBRE LAS PRUEBAS EXTERNAS

Volvemos a hablar (y dense prisa que igual nos queda poco).
¿Quieren saber para qué existen las pruebas externas realmente?
La clave real es el dominio social en una nueva sociedad autoritaria.
Y voy a ver si se lo explico


lunes, abril 08, 2019

ANALIZANDO VOX/y 2: CHINA, RUSIA Y EL FUTURO POLÍTICO DEL NUEVO CAPITALISMO.

En el artículo anterior, analizábamos que VOX no es fascista, ni franquista ni tampoco la extrema derecha europea tradicional. Hora es ya de analizar qué es VOX y cómo se pretende utilizar para imponer un nuevo modelo social acorde con el interés de la oligarquía occidental en el Nuevo Capitalismo.

En el título de esta serie se hace, como pueden ver, referencias a China y Rusia.  Pero no es en cuanto a potencias extranjeras que intenten socavar los pilares patrios, sino como modelos en los que se mira la jerarquía occidental en su pretensión de precarizar Europa. Y para entender esto es necesario analizar siquiera someramente qué tienen como modelo estos dos regímenes autoritarios: China como gran modelo y Rusia como su más aventajado alumno.

¿Qué tiene China, y que Rusia pretende copiar con fruición, para atraer tanto a la oligarquía occidental?
Lo primero de todo, y lo más importante, la identificación plena y total entre la oligarquía política  y la económica. El estado, como institución separada, desaparece y se convierte en un negociado atento exclusivamente a los intereses de la oligarquía.
Lo segundo es una consecuencia de lo anterior. Si hay que identificar poder político, y estado, con oligarquía económica, la democracia, donde la clase política tiene otra clientela al menos cada cuatro años, se ha convertido en enemiga de esta pura identificación, pues obliga a tener presente otro elemento de poder siquiera cada cuatro años como es el electorado. Por tanto, habría que minimizar la democracia como sistema político.
La tercera característica es que el crecimiento económico no se distribuye entre la población.  El crecimiento económico se mide por el incremento del PBI y no tiene ningún carácter distributivo ni en salarios ni en derechos sociales. Pero sí lo tiene en los propios intereses de la oligarquía cuyo ritmo de enriquecimiento aumenta año tras año. 
La cuarta, consecuencia de la anterior, es que la acción política explícita y presentada como tal   no se ejerce de manera alguna sobre la economía, que se presenta como independiente, sino exclusivamente sobre el control social. VOX no habla de economía sino de cuestiones costumbristas, es una política costumbrista, algo en lo que por cierto se parece a la propia autoproclamada izquierda encerrada en discursos identitarios.

Así, VOX surge para ayudar a conformar el ideal social de la oligarquía. Un ideal que tiene, a su vez, una serie de puntos prioritarios a imitación del modelo chino.
El primero, que ya se cumple, una política absolutamente subalterna de una determinada concepción económica. Una política que ni interviene en economía ni habla de ella.
El segundo, que todavía no está por el problema de las elecciones democráticas, sería la identificación plena de los intereses de la oligarquía política y económica en favor de la económica.
El tercero se presenta como una sociedad donde crece la desigualdad, pues no habría freno político a la misma.
El cuarto, sería una política que ya no trata temas económicos, sino que se convierte en una política costumbrista de normas y modelos sociales –algo en que coincide con la autodenominada izquierda-.
Y el quinto sería una sociedad autoritaria no tanto a nivel político, seguirá habiendo elecciones, como a nivel social, con una pérdida irreparable de la libertad, especialmente la de expresión y pensamiento que son la clave de una auténtica democracia.

Y ahora, ¿y VOX qué pinta aquí?

VOX es el último intento, y el más brillante, de llevar esto al terreno político. Y lo hace de una forma doble. Por un lado, con la idea política que defiende; por otro, por lo que implica su irrupción para el resto de partidos y para el debate político como culmen de la política posmoderna. VOX no es un partido de gobierno, sino de clima. La idea fundamental es que VOX no es un modelo clásico de partido político que busca el poder, sino un mecanismo de creación de un nuevo clima social para, a través de su influencia, transformar la sociedad en aquello querido por la oligarquía. VOX no quiere el poder, porque lo tendría la oligarquía, sino generar el clima preciso para reconvertir el modelo social.

De esta forma, la clave del modelo VOX es doble. Una clave por presencia y otra por ausencia. La presencia es la política costumbrista y la ausencia es del debate económico.  

La primera de ellas es la presencia, abusiva incluso, del modelo costumbrista político. Este consiste en sacar una serie de temas sin auténtica repercusión social –desde el aborto hasta la tenencia de armas pasando por la ideología de género- y convertirlos en ejes de campaña.  Funciona de un modo similar a como ha hecho la izquierda posmoderna –pero ella, por ejemplo, con la memoria histórica o el techo de cristal del feminismo-, buscando una serie de objetivos.

Se trata, prioritariamente, de ocultar otros problemas. Se recoge un tema, importante o no, y sobre él se reconstruye un discurso, aparentemente rompedor, que inunda el debate e impide hablar de economía y de los problemas realmente fundamentales. VOX funciona así  como mascarada.

El segundo aspecto es derechizar aún más a la derecha. Tanto PP como Ciudadanos se sienten obligados a ir derechizando su discurso para intentar evitar la pérdida de voto. El Partido Popular radicalizando su discurso costumbrista, citando ya a los pobres neandertales y situando todo en torno a ETA –nota: por cierto, Casado es un miserable-; Ciudadanos proclamando su fidelidad a España y que nunca, nunca y nunca pactará con el PSOE, o al menos hasta después de la campaña electoral. La idea es así situar precisamente a la derecha en la órbita VOX. Y funciona.

El tercero es hacer que la izquierda recurra a toda su retórica cursi, por puro marketing electoral, para diferenciarse diciendo tonterías sin freno en su afán de ñoña y ñoño corrección. Las emociones sustituyendo a la racionalidad.

Y así, y esto es lo importante, el costumbrismo político hace que nadie hable de la globalización o de economía de verdad, quedándose todo en la conversación de bar donde el cuñadismo de VOX mejor se mueve. Y el guión lo lleva VOX, que va sacando los temas a su antojo.

Pero, en segundo lugar, además hay un interés de construcción social detrás que sin duda lo fundamental. La idea clave aquí es la creación de una sociedad con un modelo autoritario que la oligarquía considera, con razón, que resulta mejor para sus intereses. El bullicio armado por VOX provoca a la otra parte política, si es que es realmente otra parte, y genera una situación social que es la victoria principal de VOX. Las propuestas de VOX y la respuesta a VOX tienen un modelo formal común que es la limitación de derechos.  Efectivamente, ambas partes se responden pretendiendo limitar la libertad de la otra: si unos proponen prohibir los partidos marxistas, otros proponen prohibir la ideología franquista. De esta forma, lo más  importante del fenómeno VOX  es comprender que su acción principal es precarizar la acción política y para ello limitar los derechos fundamentales de las democracias, fundamentalmente la libertad de pensamiento y de expresión. Y lo importante aquí no es el contenido de la prohibición, prohibir canciones machistas o ideas feministas, sino el mismo formato de respuesta: limitar el derecho a pensar diferente que es limitar el derecho a pensar.

VOX no es sólo un partido, es un síntoma. Su pretensión es la destrucción de la forma social democrática hasta ahora vigente que, sin ser perfecta, desde luego es mejor que su sustituta. La oligarquía no busca que triunfe VOX, cosa casi imposible, sino que el modelo triunfe, cosa más que probable. Por eso, quienes creemos todavía en el ideal de que la emancipación es el elemento fundamental de vivir el progreso no estamos con VOX, pero tampoco con el modelo de recortar derechos como los de pensamiento o expresión. No somos, en definitiva de VOX, ni de una manera ni de otra.

domingo, marzo 24, 2019

POR QUÉ DEBE MATRICULAR A SU HIJO EN LA PÚBLICA

Le explicamos tres razones fundamentales para matricular a sus hijos en la Educación Pública.
1.- Es mejor que la privada.
2.- Es más barata
3.- Es importante que haya un estado social con servicios públicos no privatizados.
Y se lo contamos con datos.
#EscuelaPública
#EPMesaSindicalistaElegante


¿Estoy guapo, eh?

lunes, marzo 18, 2019

ANALIZANDO VOX/1: CHINA, RUSIA Y EL FUTURO POLÍTICO DEL NUEVO CAPITALISMO.


La irrupción más que presumible de VOX en el escenario político español ha llevado a demasiada gente a resucitar el franquismo y el fascismo hasta el punto de hacer el ridículo en el análisis. Efectivamente, la cantinela sobre el presunto fascismo de VOX, o de Bolsonaro o de Trump, no es sino una cortina de humo para esconder algo mucho más terrible: VOX, o Bolsonaro o Trump, simbolizan el ideal político del neoliberalismo en la  futura sociedad del Nuevo Capitalismo. No son por tanto reminiscencias del pasado sino proyecto de futuro. Y en este artículo lo vamos a desarrollar.

El Nuevo Capitalismo es una realidad objetiva ampliamente analizada en este Blog (nota: mirar aquí). Resumiendo sus condiciones podemos destacar como sus características fundamentales para el presente análisis estas.

En primer lugar, en el Nuevo Capitalismo no se explota solo el trabajo sino que toda la vida humana se convierte en producción de beneficio capitalista a través de la dupla producción-consumo. La explotación es, por tanto, de la vida humana como totalidad.

Segundo, la globalización es una necesidad absoluta de la expansión capitalista y debe entenderse en sentido doble. Primero, como la expansión internacional de un mercado único que devora el mercado nacional; segundo, como la expansión de la explotación individual a cada aspecto de la propia vida humana, más allá del mero acto del trabajo.

Esta expansión mundial, tercero, genera a su vez un mercado de consumidores mundial donde sociedades con una extraordinaria desigualdad y con capas de población absolutamente precarizadas pueden sin embargo unirse al mercado capitalista de consumo.

El cuarto es una consecuencia del tercero. Una vez generado un mercado mundial y atraída una parte de población de los países llamados BRIC (Brasil, India, China y Rusia) y otros países emergentes, una parte considerable de los habitantes de los hasta ahora denominados países desarrollados, como Europa por ejemplo, pueden ser precarizados, pues su cuota de consumo, necesaria para el beneficio capitalista, puede ser asumida y superada por esas capas sociales de los nuevos países emergentes. Por eso, la precarización es posible y deseable para la oligarquía, aunque no sea una necesidad intrínseca del sistema capitalista, pues aumenta su rapiña.

El quinto punto es que todo esto proyecta un proceso ideológico. Este proceso ideológico, que nosotros hemos denominado “Alienación Negativa”, consiste en que el sujeto se ve fuera de cualquier modelo social y de la idea de verdad, despreciando con ello las ideologías clásicas, que tenían un carácter objetivo y social.

Así la cosas, es en este contexto donde debemos, si queremos realizar un análisis objetivo, fijar la irrupción de VOX, y de Bolsonaro o Trump, en la política.

Efectivamente, los puntos tratados como característicos del Capitalismo nos permiten ver cuál va a ser el futuro de la política y cómo VOX lo va a cumplir. En definitiva, lo que vamos a defender aquí es que VOX no pertenece al modelo extrema derecha europea clásica ni al tardofranquismo, sino al nuevo modelo político exportado por China, asumido ya por Rusia y exportado ahora a Brasil y EEUU. VOX es una cabeza de lanza en España, y probablemente en toda Europa, de ese modelo político. Y lo será con el apoyo indudable de la oligarquía, que apoya directamente a VOX o a la conversión de otros partidos en VOX, especialmente PP y Ciudadanos.

Comencemos el análisis. Para ello vamos en primer lugar a demostrar, si es que hace aún falta, por qué VOX está muy lejos del fascismo y la extrema derecha tradicional europea.

VOX no es un partido fascista por tres elementos fundamentales.

El primero, porque el fascismo defiende un estado totalitario y VOX defiende un ultraliberalismo donde el estado no intervenga en factores fundamentales de la sociedad.

El segundo, es que el fascismo, en su esquema totalitario, aboga por la intervención directa del estado en la economía, algo que VOX ni comenta.

El tercero, y también fundamental, es que VOX sigue manteniendo el esquema de democracia de partidos, mientras que un partido fascista debe ser, por su propia concepción social, contrario a la democracia.

Así, VOX no es fascista, evidentemente. Pero, tampoco es la extrema derecha clásica que ha habido en Europa hasta la fecha.

Analicemos.
La extrema derecha clásica europea se ha caracterizado, siendo el Frente Nacional  (ahora Agrupación Nacional) francés su mejor ejemplo, por una serie de características concreta. Primero, un fuerte sentimiento nacionalista y antieuropeo, en cuanto se criticaba a la UE. Segundo,  una feroz crítica a la emigración y a los emigrantes como base programática. Tercero, una crítica a los organismos internacionales que están llevando a cabo las políticas neoliberales (FMI, por ejemplo) con un fuerte componente económico proteccionista.

Sin embargo, en VOX no hay discurso antieuropeo ni crítica alguna al neoliberalismo. Pero, ¿y la inmigración? Este punto es interesante pues si bien VOX tiene un discurso claramente xenófobo, sin embargo no es su bagaje fundamental. Efectivamente, en los años más duros de la crisis, y cuando mejor podía cuajar un discurso antiinmigración, VOX fue incapaz de sacar votos. Sin embargo, ahora, y será Cataluña su dato relevante, VOX recopila votos. Así, el discurso antiinmigración no es clave para VOX

¿Qué es entonces VOX? VOX es, como ya hemos señalado, el futuro político de la apuesta neoliberal ante la expansión del Nuevo capitalismo. Y lo es por sí mismo y por lo que obliga a otros. Y para explicarlo tenemos que viajar, cual nuevo Marco Polo, al lejano oriente. VOX es el futuro y no el pasado: es la destrucción de la democracia occidental no por el fascismo del pasado siglo sino por el neoliberalismo del actual. Y es un plan muy interesante. VOX es traer China a occidente: dictadura, estado autoritario. sociedad posmoderna y, sobre todo, Capitalismo.
Pero eso, en el siguiente artículo.

martes, febrero 26, 2019

EL FEMINISMO COMO (nueva) IDEOLOGÍA


El presente artículo pretende desarrollar cómo el feminismo se ha acabado convirtiendo en una ideología -en el sentido marxista del término: una idea que socialmente sirve para ocultar la explotación socioeconómica-, y cómo puede ser salvado aún de este lamentable final. Para ello, analizaremos, en primer lugar, por qué hoy el feminismo es una ideología para, al final, señalar cómo se podría salvar de ese fin y cumplir su importante función de lucha por los derechos civiles.

La tesis fundamental es que el auge del feminismo, patrocinado además desde los centros de poder, lo que hace socialmente es ocultar los problemas socioeconómicos fundamentales que aquejan a la construcción de la sociedad del Nuevo Capitalismo, suscribiendo dichos problemas, de origen y consecuencia social y económica, exclusivamente a un conflicto entre hombres y mujeres, posible de resolver por ese mismo Capitalismo. La idea básica, que vamos a demostrar, es la sustitución de toda lucha socioeconómica -donde la igualdad tenía un contenido fundamentalmente económico y social y se relacionaba prioritariamente con la desigual distribución de la propiedad de los medios de producción- por otra donde la igualdad se reduce a una relación exclusiva entre hombres y mujeres, y que acabará felizmente cuando haya un 50% de oligarcas y oligarcos en el IBEX.

El Nuevo Capitalismo está desarrollando un cambio fundamental en la forma de explotación dentro de las sociedades desarrolladas. Dentro de este cambio, destaca el que hemos llamado proceso de precarización (explicado también en este blog). Este hecho, que como ya hemos analizado no es una necesidad estructural del sistema pero sí un anhelo de la oligarquía, se inició, antes había habido ya conatos, con la crisis y se desarrolla actualmente con su supuesta superación, que en realidad no es sino el proceso de asentamiento de un nuevo modelo social.

Frente a este hecho, y criticando los primeros recortes, se dio un intento de respuesta social, basado en la idea de igualdad socioeconómica, que pareció germinar en toda Europa y EEUU. Era un conjunto de distintos colectivos y grupos que protestaban contra este proceso de precarización. Incluso, tuvieron un amplio auge y apoyo social. Parecía, pues, que podía haber una respuesta al intento oligarca de reducir los derechos sociales, políticos y económicos en los países desarrollados con el pretexto de la crisis.

Y curiosamente, o no, es entonces cuando surge esa ola imparable de feminismo y perspectiva de género. Efectivamente, el extraordinario auge propagandístico del feminismo coincide con los intentos, ya perdidos, de protesta social, económica y política frente a la precarización. Y, poco a poco pero con paso firme, el feminismo desbancó a esa crítica socioeconómica y apareció como el gran modelo social y político  de problematización y respuesta: de problematización, porque todo análisis social con relevancia pública quedó reducido al problema del género; de respuesta, porque la solución al problema social, también y lógicamente, se arreglaría, pero sólo ideológicamente, con el glorioso advenimiento de la cuota igualitaria, especialmente por supuesto en la oligarquía, algo que ese mismo Capitalismo sí podía desarrollar. Así, se acallaban las voces que pretendían hablar de economía o sociedad. El feminismo lo tiñó todo y su discurso pasó del campo parcial, pero fundamental para la democracia auténtica, de la lucha por los derechos civiles a una especie de ideología que impregnaba la totalidad y sustituía a cualquier otro discurso. El patriarcado -también ampliamente desenmascarado aquí en uno, dos y tres-  se convirtió en la causa social que explicaba la historia, desplazando a la posesión desigual de la propiedad de los medios productivos que había sido la clave de los movimientos de izquierdas. Y, sorprendentemente o no, la palabra igualdad vino a significar ya no un motivo social y económico, sino solo una función de género y cuotas de poder en la oligarquía (el famoso techo de cristal).

De esta forma, el feminismo ha acabado ocupando el espacio que antes se reservaba a la lucha socioeconómica en los movimientos autodenominados progresistas. Y precisamente esta ocupación del espacio público, permanente y reiterada, es lo que ha acabado convirtiendo al feminismo en una pura ideología que se desarrolla desde los propios poderes fácticos, como demuestra que los grandes poderes sociales, como los gobiernos o las organizaciones políticas, o los grandes poderes económicos, como por ejemplo Ana Botín, no tengan ningún reparo en declararse feministas. Y por supuesto, lo falso no es que Ana Botín sea feminista, que puede serlo perfectamente si está de acuerdo con la igualdad efectiva de hombres y mujeres desde una perspectiva absolutamente democrática como lo estoy yo –nota: desterremos esa fea costumbre de la superioridad moral-,  sino que lo interesante es cómo ya solo se habla de feminismo.

Además, y como buena ideología, el feminismo ofrece más a las élites, femeninas en este caso, que al resto de la población, incluyendo lógicamente a las mujeres de clase trabajadora. Efectivamente, basta ver cómo un mantra básico y fundamental de la ola feminista es romper el techo de cristal para darse cuenta de su carácter preferentemente elitista: ni usted -que es un pobre individuo, ya sea hombre o mujer, reducido a mercancía- ni yo -que aún siendo muy viril soy eso mismo también, pero en plan intelectual salao- ni tan siquiera soñamos con el techo sino, como mucho, con tener un suelo firme en la época de la precarización. Sin embargo, las élites pretenden alcanzar el techo, al menos un chalé o un ático una vez renunciado el asalto a los cielos, para ser consejeras del IBEX35, rectoras de universidad, directoras de institutos de género o presidentas de grandes corporaciones: oligarcos y oligarcas para todas y todos. Una buena ideología tiene que parecer crítica, pero menos. Una ideología perfecta tiene que dar esperanza a los desheredados, pero al tiempo no resultar peligrosa para los dominantes. El cristianismo prometía el cielo en la vida eterna…, tras el valle de lágrimas sólo para unos en el único mundo que existe: perfecto sistema para la dominación. El feminismo promete su lenguaje inclusivo y una igualdad entre hombres y mujeres, pero sólo en las reuniones de la alta sociedad mientras camareros y camareras, la plebe con esa -e final tan querida por los más autoproclamados progresistas, sirven el cóctel. Por eso, el discurso no se centra en temas fundamentales, el derecho de las mujeres a poder ejercer su vida personal, incluyendo la maternidad o el cuidado de personas queridas, sin perjuicio laboral y económico, lo que iría contra los intereses de la clase dominante, sino a cosas como techos de cristal, curiosamente asunto de una oligarquía mínima, y a la visibilización de la propia oligarquía femenina en la historia. El feminismo se ha convertido en una teoría al servicio de las mujeres de la clase dominante.

Resumamos, el feminismo ha hegemonizado el discurso político, llevando a que todo sea aparentemente una lucha por la igualdad de hombres y mujeres, sin tener en cuenta ningún elemento económico. El feminismo ha devenido así en ideología porque oculta y expulsa del discurso cualquier cuestión económica sobre la propiedad de los medios de producción y la desigualdad económica y social. La presencia del feminismo, y sus por otra parte justas reivindicaciones ahora traicionadas, se ha convertido en una ideología porque lo que hace es ocultar que detrás del problema de la desigualdad social no está la cuestión de género, sino la distribución y dominio de los medios productivos. Y así, cuando toda la acción política queda reducida a una parcialidad del problema, la política de emancipación queda amputada de su carácter de totalidad. Y esto, se demuestra filosóficamente al negar la idea de verdad objetiva y situarla en la perspectiva de género. Ya no se trata de construir un discurso verdadero, tal y como lo pretendía la emancipación ilustrada, sino un discurso parcial asumible como cualquier otra mercancía en el mercado cultural. Un discurso que presente la perspectiva de género para ocultar su auténtica perspectiva de clase y clasa social dominante y dominanta. Un discurso para todas y todos pero que oculta su carácter de sólo para pocas  y pocos.

El feminismo ha devenido en ideología y ese es su drama. Y el mayor drama de esto es que a quién más daño hace esta conversión en ideología es precisamente a los derechos de las mujeres. Resulta evidente, y negarlo es estúpido, que las mujeres cuentan con menos derechos efectivos y cotidianos que los hombres tanto en sentido laboral, con la maternidad, el cuidado y la brecha laboral fundamentalmente, como en la vida cotidiana. Así, el feminismo entendido como la igualdad real de hombres y mujeres en derechos formales y efectivos está lejos de cumplirse y, por ello, es un movimiento de derechos civiles fundamental. Y, también por ello, son justas sus reivindicaciones. Pero, precisamente el abandono de su esfera como movimiento de derechos civiles para pasar a ser movimiento político global es lo que le convierte en ideología.

El otro día volví dando un largo paseo del madrileño distrito de Usera, una zona obrera de Madrid y donde fui encantado a dar una charla y volví aún mejor, a mi casa, otra zona obrera de Madrid: en total, unos diez kilómetros. Comencé sobre las 19’30 y llegué hacia las 21’30. El googlemaps me decía por dónde debía ir. Y crucé lugares mientras pensaba que si fuera mujer no me hubiera atrevido. Esa es parte también, junto a las ya expuestas y varias más, de la terrible discriminación contra las mujeres. Pero, nunca olviden que lo hice, y lo tendría que hacer igual una mujer pero con mucho más miedo, porque hablo, trabajo y vivo en esos barrios.

Algo más, mucho más, que ser mujer u hombre nos define: nuestra condición social.
Y nuestra condición social es un producto socioeconómico y no de género o de sexo.
Recuérdalo tú y recuérdaselo a otros.

domingo, febrero 24, 2019

VIDA INTERIOR/168: CENSURADO EN FACEBOOK

¿Quién de nosotros no tiene una vida interior muy grande? ¿Y qué poeta no nos la cuenta una y otra vez? En esta sección mi alma se desnudará. Incluso he comprado una nueva para tenerla más grande. Porque, en el fondo, yo también quiero ser  feliz.

He sido censurado en un grupo de Facebook llamado Objetores a la LOMCE.



Censurado, sí. Como otros grandes antes que yo:
Descartes,
Kant,
Marx,
el Play Boy...
Me siento como los personajes de esa inmensa obra que es Vida y destino, pero, seré sincero, en plan más cutre,
más salao,
menos digno,
más yo.
Ah, y no me pienso callar. Seguramente, porque me gusta escucharme.
Y también porque no quiero ser un borrego.

miércoles, febrero 13, 2019

#EPMESAWORLDTOUR2019

De nuevo ilustrando para el advenimiento de un nuevo mundo y para satisfacer mi propio ego (a partes iguales).
#EPMesaWorldTour2019
#EPMesaAfamadoConferenciantePeroSalao
#EPMesaFaroDelPensamientoAntisistema





























lunes, febrero 04, 2019

DEBATE: ¿DEBE HABER OBLIGATORIAMENTE UNA FILÓSOFA ENTRE LOS AUTORES DE LA SELECTIVIDAD?

En el pasado noviembre, durante MASFILOSOFÍA2018 realizamos esta Mesa Redonda.
Intervienen:
Laura de Arturo Sotelo
Belén Quejigo
 Daniel Rosende Pereira
Enrique P. Mesa García.
Y agradecer a D. Daniel Rosende su labor de edición para el vídeo.
Y sí, como verán soy la mar de salao...