lunes, abril 03, 2006

Y AHORA UNA DISCULPA

D. Judas, en su respuesta a nuestra última nota, creo que tiene razón. Porque me ha hecho caer en la cuenta de algo . Y es que puedo haber ofendido personalmente a gente que no se lo merece. Ustedes dirán, ¿pero D. Ricardo? Es distinto por motivos de conocimiento y viejas disputas que hemos tenido sin que nunca pasara nada. Pero cuando D. Judas ha respondido, sí que he podido notar que seguramente he resultado insultante.
Hay ciertas cosas que son de personalidad. Cada uno tiene la suya y, por motivos que ahora no vienen al caso, yo tengo una un poco, digamos, rara. Casi nada me ofende personalmente porque hay cosas que ya no me interesan, pero eso no quiere decir que nada de lo que se diga no sea ofensivo. Y lo que yo dije, pues ha ofendido a personas inteligentes, lo era. Así que pido disculpas si resulté ofensor pues esa no era mi intención en absoluto. Buscamos el debate y no el insulto.
Perdonen todos aquellos que se sintieron insultando.

3 comentarios:

RicardoRVM dijo...

Don EP, es usted un blando. Con que hubiera dicho usted: "yo creo que sus opiniones, aunque ustedes no lo busquen, pueden favorecer las posiciones de quienes apoyan a ETA" habría bastado. Y sería admisible, porque eso sí se puede rebatir con argumentos. "Estar con los verdugos" es en cambio una acusación que está más en el ámbito penal que en el político. por eso le dije una y otra vez que era una afirmación muy ofensiva.

De todas formas, tengo pendiente una respuesta a su último artículo, tercera entrega de esta saga, porque en él se plantean cosas muy interesantes.

Ignacio dijo...

Estoy leyéndome con mucha atención y no poco desorden los archivos de este su blog, que me está gustando mucho.

Por más que me esfuerzo no logro encontrar (pero no desisto de ello) el nexo entre dos de las patas principales en que se sustenta su discurso: la defensa de la autonomía del individuo y la profesión de marxismo; me parece a mí que la autonomía es un valor más cómodamente defendible desde el ideario liberal burgués.

Y bueno, por comentar algo relacionado con el post: estoy en feroz desacuerdo con que se le llame asesino a Aznar, y por coherencia (aunque las antipatías moderen mi ferocidad) también con eso de estar con los verdugos.

Distinto sería llamar asesino a FG. Aquí el salto entre lenguaje y realidad es considerablemente más cortito.

judas dijo...

Gracias, muchísimas gracias.

De corazón. Aunque suene ñoño o blando.