lunes, mayo 01, 2006

PENSAMIENTO TOTALITARIO (Homenaje, desde la disidencia, a Jean-François Revel y a J. K. Galbraith)


Miren ustedes el dibujo. Sí, es Forges. Mírenlo bien. A un lado el terrorismo, al otro un señor gritando. Usemos un viejo chiste de Forges: el juego de las diferencias. ¿Cuáles son las diferencias? Pues que al señor de la derecha (según el espectador) le ampara la democracia: se llama libertad de expresión. El de la izquierda (según el espectador) es, sin embargo, un terrorista. Pero Forges los une y, con el ingenio del que gana -aquel viejo “los rojos no usaban sombrero”- los presenta como iguales. Y con un lema excepcional: “dale a la boca”. Porque darle a la boca -es decir: hablar y ejercer la libertad de expresión- debe ser malo ahora que las palabras ya no valen nada.

El viejo totalitarismo tan querido.
La añoranza que no cesa.
En fin: ¡prietas las filas!
O dicho en modo socialdemócrata y progresista: el que se mueve no sale en la foto.

5 comentarios:

muchofachavestidodedemocrata dijo...

Si, je, je, algunos les meten en la carcel muchos años`por "darle a la boca" y otros son rapidamente indultados por enterrar en cal viva en esta bendita "democracia".

Un saludo.

SDP dijo...

Pero es que usted debería saber que la libertad de expresión no existe para llamarle al otro "hijo de puta", ni para mentir, ni para difamar y que los periodistas que abusan de esa libertad de expresión con fines partidistas o particulares son tan necesarios en una democracia como los terroristas.
Disculpe las molestias y hasta luego.

RicardoRVM dijo...

Un poco exagerado me parece acusar de todos los males posibles a Forges por un chiste poco afortunado. Y digo porco afortunado porque no ha acertado a que se le entienda lo que realmente quiso decir, cosa que usted sabe bien, porque es persona inteligente y sin duda, ha entendido qué es lo que Forges quiere poner de manifiesto de esa forma, ya digo, tan poco afortunada.

Ignacio dijo...

¿Y esa indulgencia para con Forges? Qué cosa más sorprendente...

Póngase a prueba, don RVM. Escuche un ratito a FJL y procure aplicársela igual, deslindando fondo y forma y apelando a lo que en el fondo sabemos que quiere decir.

Anónimo dijo...

Más de totalitarismo:

«Hugo Chávez anunció la convocatoria de un referéndum en Venezuela para prolongar su mandato durante veinticinco años consecutivos en lo que es su asalto final y jaque mate a la democracia.

Mandato de cinco lustros

¿Es un chavazo o sólo una amenaza? En todo caso, ante lo que consideran
asesores de la inteligencia cubana en Caracas como momento de confusión y debilidad entre una oposición atomizada en Venezuela, Hugo Chávez desveló en un acto de masas y en un discurso de larga duración retransmitido por televisión la convocatoria de un referéndum nacional para consultar su permanencia en el poder hasta el año 2031.

"Yo voy a convocar un referéndum, a través de un decreto y aunque me acusen de que quiero perpetuarme en el poder le voy a preguntar a ustedes, a todo el pueblo, ¿está usted de acuerdo en que Chávez sea el presidente de Venezuela hasta el 2031?, ¿sí o no?", aseguró el presidente, ante un estadio abarrotado en el estado de Lara.

Ataque a sus adversarios

Líderes de la oposición dijeron que habrá que esperar si Hugo Chávez hablaba de organizar una votación cuyos resultados tengan carácter de obligatoriedad para eliminar los límites a la reelección o si estaba proponiendo un plebiscito. Antes de que Hugo Chávez llegara al escenario, miles de sus simpatizantes coreaban: "¡Uh, ah, Chávez no se va!".

Estos líderes acusaron a la vez a Hugo Chávez, ex comandante del cuerpo paracaidista elegido por primera vez en 1998, de gobernar en forma cada vez más autoritaria y de dividir peligrosamente en términos clasistas a Venezuela, el quinto exportador mundial de petróleo.

Hugo Chávez por su parte arremetió contra sus adversarios políticos por sugerir que el Consejo Electoral, nombrado la semana pasada por legisladores progubernamentales, está sesgado a su favor. "Ya empezaron a decir que el Consejo Electoral recientemente designado es subordinado a Chávez, que ya el fraude está montado", dijo.

Seguir la senda de Castro

Sondeos de opinión muestran una posible nueva victoria del mandatario en los comicios del 3 de diciembre. Observadores internacionales han avalado la imparcialidad de elecciones recientes. La actual Constitución "bolivariana" de Venezuela, aprobada en 1999, permite la reelección una sola vez. Un eventual referendo podría modificar esta condición.

El presidente rechazó las críticas de quienes "dicen que Chávez tiene un plan para perpetuarse en el poder hasta el 2031 o 2041". "Aunque me acusen de que quiero perpetuarme en el poder, les voy a preguntar a ustedes: ¿Está usted de acuerdo en que Hugo Chávez sea presidente hasta el año 2031, sí o no?", afirmó Hugo Chávez.

"Dicen de Fidel Castro que se perpetuó, ¿cuál poder decía Fidel?, si en primer lugar no puede tener ningún plan para perpetuarse en el poder quien está condenado a muerte y sabe que en cualquier descuido lo puede atrapar un plan imperialista", prosiguió, en un prolongado discurso transmitido en vivo por la televisión estatal. "Quienes andamos en esta batalla es imposible que tengamos plan para perpetuarnos en el poder ni en la vida, no nos importa la vida", acotó.

Una nación dividida

El recién designado Consejo Nacional Electoral (CNE) será un "arbitro imparcial", pero los opositores "están preparando el terreno" para argumentar: "como hay fraude nos reiteramos todos y entonces atacarme a mí como siempre me atacan", continuó Chávez.

Un sector de la oposición es partidario de boicotear las elecciones con la intención de quitar legitimidad a Chávez. En las parlamentarias de diciembre la abstención alcanzó a 75% del electorado. En Venezuela el voto no es obligatorio y la abstención es tradicionalmente alta.

El gobernador del estado más poblado de Venezuela, Zulia, Manuel Rosales, junto con los dos precandidatos opositores más relevantes, Teodoro Petkoff, de 74 años, un izquierdista histórico y ex ministro sin partido, y Julio Borges, 36 años, líder del partido de centro Primero Justicia, plantean que la oposición escoja un candidato único ante Chávez.

Esta semana la encuestadora Hinterlaces señaló que "el 70% quiere escuchar otra oferta electoral, no quiere saber de las políticas del presidente Chávez ni de las políticas neoliberales de la derecha". Sin embargo, el 71% de los consultados afirma que Chávez obtendrá la reelección y el 41% manifiesta simpatía por el presidente frente a 47% que asegura lo contrario.»