domingo, diciembre 31, 2006

¡HE DESCUBIERTO QUE AQUÍ SE JUEGA!

Hay una escena magistral en Casablanca, pero qué escena nos es genial en esa película. En ella, el comisario Renault ordena cerrar el local de RicK (Humprey Bogart) y ante la pregunta de un gendarme sobre bajo qué acusación se hará, Renault, aún con las fichas en la mano de sus ganancias en la ruleta, exclama con tono indignado: ¡Qué escándalo, qué escándalo!, he descubierto que aquí se juega.

De pronto, y ante una bomba, el gobierno y afines han descubierto que ETA está empleando la violencia. Por supuesto, no valía para ello la presencia de la extorsión, el robo de armas, el encañonar a un gendarme francés o secuestrar a una mujer con su coche para huir. Eso, no era violencia para el grueso del Parlamento español. Debían de ser accidentes, aunque en este caso no mortales.
Pero ahora, ¡qué escándalo, qué escándalo, hemos descubierto que ETA recurre a la violencia!

De pronto, el gobierno y afines descubren asombrados que el autodenominado proceso de paz no era para ETA más que dos cosas: por un lado, una oportunidad para rearmarse (lo ha hecho); por otro, la búsqueda de una conversación política donde ellos llevarían la voz cantante. Asustado por unas encuestas que no le hacían despegar y ante la proximidad de las elecciones, autonómicas y, especialmente, generales, el gobierno procuró sosegar a los terroristas en dos frentes: el político, dando alas a Batasuna y a la famosa y antidemocrática mesa de partidos; el legal, vía Fiscalía, buscando suavizar las condenas o, directamente, eliminarlas de terroristas y entorno etarra. Todo por vender el proceso (y con el lote, tal vez, algo más). Sin embargo, para los terroristas no era suficiente.
Pero ahora, ¡qué escándalo, qué escándalo, hemos descubierto que ETA no quiere democracia!

De pronto el gobierno y afines descubren que lo que ellos, y por cierto la derecha, ¿pero ya hay diferencia?, llaman izquierda abertzale, o sea: cómplices directos de ETA, no condena el atentado. Vaya, vaya, ¿quién lo podría esperar? Y eso que Otegi era, ¿es aún?, un hombre de paz. La izquierda abertzale, o sea: los cómplices de ETA, resulta que no está dispuesta a algo tan elemental como condenar un crimen. Y ellos que hasta se reunieron para mirarles a los ojos e iban a hacer una mesa política de partidos todos en unión.
Pero ahora, ¡qué escándalo, qué escándalo, hemos descubierto que Batasuna es como ETA!

De pronto la derecha, y ahí está Acebes como ejemplo, exige al gobierno información clara, continua y fiable. Acebes, corriendo el 11-M para decir que había sido ETA, exige ahora, ahora sí, información fiable. Y lo publica orgullosa Libertad digital. Y añade Acebes que sabe lo que se dice porque él fue ministro. Y ha debido de tener delante un buen motivo para sospechar, malditos espejos.
Pero ahora, ¡qué escándalo, qué escándalo, hemos descubierto que el gobierno manipula información!

De pronto, en fin, todos descubren lo poco que queda para las elecciones -increíble portada de El País el pasado 24 de diciembre donde en su titular ponía: “Zapatero exige a sus ministros medidas de impacto para despegarse del PP” (para despegarse, no para nada más)- y todos corren para asegurarse un lugar bajo el sol.
Al fin y al cabo alguno descubrirá tarde o temprano, ¡qué escándalo, qué escándalo!, que aquí también se juega.

2 comentarios:

Ignacio dijo...

Ay, don E., que ha ido usted a elegir la escena que tengo yo poor favorita para esa misma metáfora desde no sé los años.

Molan esas coincidencias. Feliz año nuevo.

POCHOLO dijo...

En palabras de uno de sus biógrafos, Tony Blair siempre soñó con pasar a la historia como el más grande estadista británico. Más grande incluso que Winston Churchill, grande entre los grandes. Desafortunadamente, para este falso laborista y más falso aún socialista, los acontecimientos de las últimas semanas lo están haciendo salir por la puerta de atrás, la de los perdedores cuando aún no va por la mitad de su mandato. Lejos han quedado los días en los que se paseaba por el mundo explicando su famosa “tercera vía”, que es como eufemísticamente llamaba a lo que no era más que una política de centro-derecha. La misma de toda la vida, la que aplican los candidatos conservadores de la derecha en todo el mundo cuando quieren salir elegidos. Hoy en día, alejado por voluntad propia de los sindicatos, que han sido tradicionalmente los aliados naturales y base de votos y de financiación del partido laborista, y, alejado también de los miembros más de la izquierda de su partido, Tony Blair se encuentra más bien sólo, acompañado de unos pocos “blairites” incondicionales que cada vez son más minoría, luchando contra la corriente que lo lleva inexorablemente hacia la debacle.

(...)

En el Reino Unido este año se va a romper el récord de personas que se van a la bancarrota porque no se pueden permitir pagar las deudas. Según las cifras, para este 2006 más de 100 mil personas serán declaradas insolventes. Mientras que en el año 2003, la cifra fue de solo 35 mil personas. Asimismo, este año han pasado ya de 8 mil las personas a las que le están quitando la casa por no poder pagar la hipoteca. Sencillamente el dinero que se gana un habitante promedio, con un trabajo normal, ya no alcanza para llegar a fin de mes. En este grupo están los trabajadores de oficina, las enfermeras, los policías, los maestros, las secretarias, así sean ejecutivas y demás trabajos de ese nivel en el que la gente no se gane más de £20 la hora (£40 mil al año), o sea, el 70% de la población. Y es que las facturas de Gas por ejemplo, han aumentado de 230 libras esterlinas al año, a 450 libras al año. Un incremento del 100%. Y eso en tan sólo 3 años. En ese mismo tiempo, una casa de 2 habitaciones ha pasado de valer una media de 145 mil libras a costar 200 mil libras. Mientras que el salario mínimo ha aumentado solamente de £4.50 a £5.05 la hora para el mismo periodo de tiempo. Y aún así, los bancos continúan rompiendo récords de beneficios. Cada trimestre anuncian que han roto el récord del trimestre anterior en gran parte debido al tirón de las tarjetas de crédito. Lo mismo pasa con las agencias de viaje y las tiendas de ropa, que imparablemente incrementan sus ventas mes a mes. No hay plata, estamos en la olla, pero seguimos gastando como si mañana se fuera a acabar el mundo. Jodidos pero contentos.

Supongo Mesa que le suena todo ese discurso...

Bien, leía yo el otro día en la Vanguardia que Blair había ido ganando las elecciones apoyándose en las bases del partido torie y haciendo una política al uso, es decir una política conservadora. Privatización del Metro, mantenimiento de las leyes antisindicales de Tatcher, reducción de las ayudas sociales, Ello ha vaciado al partido de militantes de manera fulminante, es decir Blair deja al partido laborista casi sin militancia alguna. El argumento que ha usado Blair para traicionar a sus bases es que saben, que los votantes tradicionales del labour party nunca votarían a los conservadores. Es decir, como el PSOE se nutren de votantes de la derecha y de los incondicionales de toda la vida.
La diferencia es que aquí la masa aún no se ha dado cuenta de que el PSOE no hace políticas de izquierdas, sino conservadoras. Y a pesar de ello, si no ocurre algún milagro el PSOE, a pesar de dosificar la corrupción del PP y de utilizar el "proceso de paz" para polarizar en su favor a la opinión pública perderá las próximas elecciones.

El resultado de la victoria en el 96 del PP incidió muy negativamente en la calidad de vida de las clases populares en este país. Hoy vivimos las consecuencias de las políticas que emprendió unos años antes el último gobierno de Felipe González apuntalado por los conservadores catalanes.
Las sucesivas reformas laborales conservadoras nos presentan un panorama desolador. El nivel adquisitivo de los españoles ha descendido y claro, se lamentan de que se resiente el consumo. También se resiente la demografía, les resulta extraño que las mujeres españolas no quieran tener hijos. Se resiente la competitividad: para qué comprar una barredora si una ETT nos permite contratar a 4 personas para una tarde y así barrer y arreglar los alrededores de la fábrica. Lo mismo, a la hora de renovar una línea SMD, para qué, si los obreros están dispuestos a suplir los fallos de la maquinaria vieja y anticuada... Y suma y sigue... La LOGSE, la LOCE y la PERA... El panorama educativo es para echarse a temblar... El endeudamiento es extraordinario fruto del laisser faire del estado respecto el mercado inmobiliario. Nadie puso coto a los desajustes y corruptelas que provocaron los cambios en el marco legislativo sobre el mercado inmobiliario. Así nos va...
El modelo económico del PP basado en el mercado inmobiliario nos ha permitido tener a las mejores empresas del ramo en Europa. Nos ha legado a unas entidades financieras con unas cuentas supersaneadas.

¿Pero... a qué precio?

Pero... a todo esto ¿Qué nos ha ofrecido el PSOE como alternativa? ¿La ley de violencia de genero?¿La retirada de nuestras tropas en Irak?¿El "proceso de paz"?...

Hilaridad