lunes, diciembre 18, 2006

UNA CUESTIÓN DE PESADEZ

Yo tengo perro.
Y una papelera en mi estudio (lo llamo así porque allí está el ordenador y una biblioteca de adorno).
Total, que al perro le ha dado por abrir la papelera y comerse los papeles que haya dentro. Como a otros les da por visionar películas o manejar libros.
Y total, que como creo que no le sienta bien pues he decidido actuar. Y la mejor forma, pues la papelera es de esas que al pisar se levanta la tapa, es poner un peso para que el chucho no la pueda levantar con el hocico, pues a pisar: no tiene pedigrí (¿se escribe así?, ¿se escribe marca?), todavía no llega.
Entonces se me ocurrió poner encima de la tapa un libro. No tenía otra cosa.
Puse primero la guía de teléfono. Pero nada, demasiado ligero en realidad. Demasiada repetición (y eso que cambian al protagonista). Enseguida el perro comía papeles.
Luego, pensé en la Biblia. Parecía que aguantaba, pero por fin, y tras porfiar, el animal logró desplazarla. Un tema pesado, pero no tanto.
Utilicé luego el Corán: esto lo digo porque imagino que ningún islámico (¿o islamista?) lee este blog (¿o bitácora?). Pero hasta el Corán parecía liviano para el animal, con perdón de los islamistas (¿o son islámicos?). Lo movió, le costó lo suyo es cierto, por fin. Y el séptimo cielo se abrió a sus pies.
Y así, tuve la idea. ¿Un tema pesado? Y bajé de la biblioteca un libro de la guerra civil (¿española?, ¿se dirá en esto española?, ¿o castellana?). Lo puse sobre la tapa. Y el perro se acercó. Olisqueó, no diré que olía a rancio: tema de actualidad permanente y con gran interés social, e intentó moverlo. Nada. Empujó: Tampoco. Se levantó sobre sus patas traseras: inútil. Y por fin dejó de comerse mi papelera.
Demasiado pesado, demasiado aburrido.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

No entendí muy bien su opinión, pero creo que se refiere a la memoria historica. Si es así no creo que esté demás desenterrar a los seres queridos que esten enterrados en una cuneta de la carretera.

Anónimo dijo...

Y despues de poner el libro de la guerra civil española, el perro no podia abrir la papelera, tu tambien tendrias incomvenientes a la hora de abrirla, pues es un pero al que debes hacer frente
Y en conclusion final, no hubiera sido mas facil poner la papelera en un sitio donde ese perro no llegase, que seria lo mas logico y racional, y no andar poniendo libritos, como la guia telefonica, que mas que encima deben ir dentro, al igual que la biblia, con mas razon, pues es una constante mentira. En fin, esta es mi opinion.

Anónimo dijo...

y a k viene kontar lo k le pasa a tu perro

Anónimo dijo...

jajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajaja (descanso) jajajajajajaajajajaajajajajajajajajajajaj. Mu weno ese comentario anonimoa, jejejejejejeejejeejejeejejejejejejejejejejjejeejejjejejejejejejejejejejejejejejje

simio dijo...

Guau! gua! guau!

Luna Lunera dijo...

Demasiado pesado?? digaselo usted a mi profesor de Historia de España Actual( 5 de historia) pesado no se, pero levantador de ampollas o de peso, si es un perro, eso segurooo, aunuqw de ves en cuando para variar no está mal un poco de humor desde el respeto. saludos

irene dijo...

chucho suena un poko despectivo no cree?aunque no sea de raza.saludos

Anónimo dijo...

Guerra Civil ESPAÑOLA, yo digo que se tiene que decir. ¿Alguien sabe cuál fue la guerra civil CASTELLANA? Ayns, si es que somos tan cultos y tan cool.

el Sanfe.