viernes, enero 12, 2007

ALGO DE SOCIOLÓGICA/4: ETA Y EL ELECTORALISMO

Del mismo modo que lo fundamental del negocio de cepillos es vender cepillos lo fundamental de los partidos políticos en democracia es ganar elecciones (en las dictaduras no hace falta). La finalidad última es el poder y en democracia, para ello, se trata de ganar las elecciones. Esa es la causa por la que los partidos se gastan millones en propaganda y no, por ejemplo, en mantener colecciones editoriales de pensamiento. Al fin y al cabo, llegar al poder es la finalidad de un partido y por ello resulta imposible distinguir en el análisis de la realidad concreta, de lo que ocurre, política de electoralismo pues ambas son lo mismo desde esta perspectiva. Pero, aquí no pretendemos hacer un análisi abstracto sino cocreto. Ahora deseamos hacerlo en relación al tema de actualidad: el terrorismo de ETA. Para ello pretendemos, en una serie de artículos siendo este el primero, analizar el comportamiento de las distintas organizaciones políticas, incluyendo a la terrorista ETA o a su cómplice Batasuna, desde la perspectiva de esa doble característica de toda institución social: por un lado, la propia pervivencia; por otro, el ascenso social que en este caso está relacionado directamente con la consecución de la mayor cuota posible de poder. O diciéndolo más concretamente, y en plan radiante actualidad, pretendemos contestar a una triple cuestión: ¿por qué ETA pone una bomba en Barajas y asesina a dos personas, por qué Batasuna actúa así y por qué, como tercero, cada partido analiza la situación de un modo concreto y distinto?
Empecemos por ETA. ¿Por qué ETA vuela Barajas y asesina, obsérvese el verbo, a dos personas? ¿Es una actuación ilógica e irracional? Al contrario, parte de una idea estratégica perfectamente elaborada. ¿Cuál es esta idea? El análisis que la propia ETA ha hecho de la situación y la forma en la que puede, aún más, conseguir aumentar sus beneficios. La visión de ETA es simple y cierta: Zapatero necesita el proceso de paz para ganar las elecciones. Si este se truncara, Zapatero perdería las elecciones y, lo más importante, Zapatero quiere a toda consta ganar las elecciones. Una vez hecha la hipótesis, que no es tal pues ETA tiene aquí razón, viene la pura actuación marxista-leninista. Se trata de dar un puñetazo en la mesa, realizar una acción que ponga contra las cuerdas al gobierno. Si el gobierno reniega del proceso, y Zapatero aún no lo ha hecho sino que lo ha dejado suspenso, perderá las elecciones o, en todo caso, las ganará por tan poco margen que perderá el poder (aunque no necesariamente el gobierno). Por tanto, el gobierno no puede renegar del proceso (en buena lógica electoral). Y ETA se presenta como fuerte, tal y como señala su comunicado, marcando las nuevas condiciones: aún más draconianas. No basta ya con la permisividad de la cúpula policial (ese Joan Masquida) o de la fiscalía (ah, Conde Pumpido). Tampoco basta con la posibilidad de darle cancha a Batasuna (fuente de ingresos de la organización terrorista) para que se legalizara de nuevo, sino que ya hay que poner encima la impunidad (la amnistía de presos y delitos) y la negociación política. ETA sabe que el gobierno ahora es el débil, antes del autoproclamado proceso de paz eran ETA y Batasuna los débiles, y quiere sacar tajada.
¿Y Batasuna? Resulta sorprendente en este aspecto la sorpresa, rayana en el cinismo, de los defensores del autoproclamado hasta la saciedad proceso de paz: ¡Dios mío, Batasuna no condena el atentado! ¿Pero qué es Batasuna? Ni más ni menos que la exclusiva fuente de financiación “legal” de ETA. Toda directriz política e ideológica ha partido siempre de ETA con lo que el hombre de paz, Otegi según Zapatero, no es más que el hombre de paja que ni tan siquiera busca un cerebro no vaya a ser que le vuelen la nuca. ¿Quién forma Batasuna? Los partidarios de ETA que no se atreven a pegar tiros, ni más ni menos. Pero, ¿por qué entonces Batasuna pidió a ETA que mantuviera el alto el fuego? Porque no debemos olvidar dos cosas: una, que Batasuna no escapa al campo de la política profesional y los privilegios son los privilegios; y otra, que la misma ETA, en un alarde de sofisticada lectura política ya ha señalado que el acto el fuego continúa. Así, Batasuna es una mera cuestión táctica para ETA, una fuente de ingresos, que una vez deja de serlo no sirve para nada.
Pero, ¿conseguirá ETA sus objetivos? Para ello, habría que analizar, en clave electoral, la actuación de gobierno y de los partidos. Pero eso, si puedo, próximamente.
Aunque no me gustaría abandonar sin decir algo antes. El que otrora fuera buen humorista gráfico Forges realizó el otro día una, una más, repugnante viñeta. En ella salía el estereotipo de un fascista diciendo que todos los políticos eran iguales y a su lado, en pequeño, lo que se suponía un progre, tal vez uno de esos que se niegan a inscribir la palabra libertad en una pancarta, señalando que era falso. Es cierto: es falso. Y lo es porque los concejales del PP y del PSOE del País Vasco han dado un ejemplo extraordinario de valor frente a las amenazas de los asesinos y al silencio del resto. Ejemplo que seguramente no les será reconocido hasta dentro de muchos años. Y reconocimiento que por supuesto nunca les concederá aquel que señala todo ya como accidente.

20 comentarios:

RicardoRVM dijo...

Oiga, don EP: ¿A Quién se cree que da usted lecciones de moral desde su atalaya? ¿Realmente se cree superior a todos nosotros?

¿Qué quiere decir con eso tan pedante de que observemos el verbo asesinar? ¿Piensa usted que creemos que se escribe con hache o algoa sí?

Usted equivocó, como ha dejado claro el atentado de barajas con sus dos hasesinatos (¿se escribe así?. Se equvocó cuando decía que el gobierno había cedido ante ETA, y que todos menos el PP y usted eramos cómplices de todo lo malo que ha ocurrido en el mundo, porque Zapatero había pactado ya con ETA la ruptura constitucional, la entrega de navarra, la anexión de Cerdeña y la demolición de los Pirineos. ETA lo ha dicho claramente: hemos puesto la bomba porque no Zapatero no puso como límites al proceso de paz la constitución y la legalidad. o sea, que se equivocaron. No había pacto, no se había vendido nada... Reconozcan su error.

Por otra parte, todo su artículo es erróneo, y lo van a ser los que sigan, porque parten de una premisa equivocada: el propósito de los partidos es el poder. El propósito de mi partido -y yo sé de lo que hablo, al contrario que usted, que habla de oídas- es realizar cambios políticos y sociales. Y para eso, necesita el poder. Y para hacerse con el poder, es preciso ganar las elecciones. Y todo eso es perfectamente democrático y legítimo, pese a su afectada rotura de vestiduras, don EP. Insisto: no meta a todos en el mismo saco. El partido en el que yo milito no tiene como objetivo elpoder sino cambiar la sociedad y mejorar nuestras (fíjese que digo nuestras) condiciones de vida. Y lo está haciendo.

Imperialista dijo...

Ahora para don Ricardo hay que hacer caso de lo que dice eta: ¡¡¡dice la verdad!!! Caray.

Iu no quiere el poder, no. Oiga...

Don Güevos dijo...

Oiga, perfecto su razonamiento. Lo comparto.

ETA no cederá porque no puede. Si cede un nanomilímetro, se desintegra. No es cuestión de razones ni de política. Es pura supervivencia.

Los socialistas, mejor dicho, los que han pergueñado el proceso (son cuatro), pensaron: están débiles por la persecución imparable del PP. No tienen pasta. Internacionalmente están perdidos desde el 11S. Por tanto, es la hora de negociar y quedarnos en el poder muchos años. El quiz de la cuestión está en que condenen la violencia, pue ese es el punto de no retorno. Les prometemos lo que sea y lo que quieran y, luego, les toreamos como a los catalanes. Si no quieren y vuelven a las andadas, ya saben lo que les espera. Incluso ganaría el PP. Si no, tendrán cargos públicos, dinero y a los presos en la calle.

Las promesas eran cuentos. La lucha estaba en la condena de la violencia. Algo así como: condena y a cambio, te doy (pero luego no).

No les ha colado por dos motivos a saber: primero, los etarras no pueden ceder, sería (textual) un suicidio colectivo de todos ellos y sus familias (cuando Txapote se ríe, no se ríe. Se apuntala). Y dos, que parte de la masa izquierdil con pretensiones (como vemos aquí) es que se creé lo del problema político y la milonga que lo rodea (hay que negociar y no sé qué más). Y ZP, que es tonto, está hay dentro, no con los que pergueñaron el proceso. Se les iba de las manos (por eso Rubalcaba amenazó con dimitir).

El quark del problema es que la cesión mínima que ETA quiere no es posible, y la que se le ofrece, no les vale. Por eso no hay otra solución que su derrota, o la del estado. Y como esto no es factible, y la cesión la entienden como una humillación, solo queda la primera.

Si no hubiesen buscado solo el fin electoral, sino el fin del terrorismo, entonces, no habrían cambiado de estrategia.Ahora, parece, tienen más bombas.

Y el que no quiera verlo, que no lo vea.

benavent dijo...

Don Ricardo, se altera usted demasiado. ¿Por qué le molesta tanto que D.Enrique remarque la palabra asesinato? ¿Le resulta incómodo que se diga asesinato al referirse a ETA? Quizá prefiera que digamos otros nombres como el tan famoso accidente o victima colateral. Por cierto, los lapsus son lapsus, sí, pero desde el escaso conocimiento de psicología que poseo y corríjanme si me equivoco, detrás de ellos se encuentra una idea quizá subconciente quizá reprimida voluntariamente por considerarla no conveniente expresarla, y eso en este caso preocupa un poco, ¿no creen?. Pero volviendo a lo de asesinatos, pues es que es cierto, lo son, y creo que es acertado remarcarlo en el artículo justo ahora que tan ambigüas declaraciones se hacen sobre el atentado (ups!!) de Barajas. Otra cosa que me parece digna de mención es el repentino ataque de sorpresa, muy cínico, pero cínico de forma tan obvia que casi resulta obsceno, por parte de, por ejemplo el señor Patxi López, que ahora se niega a manifestarse junto con Batasuna, las reunioncitas que han tenido antes no son nada, ahí Batasuna era una defensora de la paz, por supuesto.
Lo de que los partidos políticos pretenden mejorar nuestras vidas, pues qué quiere que le diga D. Ricardo, no me lo trago, esas mejoras a las que se refiere yo las veo en lugar de como fines como medios, fíjese, ¿Qué necesitan o creemos que necesitan?, vale pues si se lo damos estarán contentos y nos votarán, y así podremos seguir aquí arriba, manejando el cotarro y cobrando de lo lindo. Así es como yo lo veo.

Enrique P. Mesa García dijo...

D. Ricardo, tómese la medicación. Dónde he dicho yo eso que usted dice? ¿Dónde he dicho yo que el PP no es un partido tan repugnante moralmente como el resto en cuanto a instituciones? No haga usted caso del juego que se pretende: o conmigo o del PP. Yo no soy del PP. Claro, que tampoco soy del PSOE ni de IU. ¿Soy independiente? Pues no sé, pero ya me defiido varias veces. Y, fíjese, siempre he reconocido que soy marxista (en este blog puede leer usted el artículo). ASí que no me mezcle con el PP y piense que está usted más cerca de ellos que yo. Y lo digo no en plan demonizar sino como hecho ideológico.
Y en cuanto a lo de asesinar no se lo decía a usted, por supuesto, sin a ese sector que lapsus tras lapsus ha decidido llamar hombre de paz a Otegi o calificar de accidente (hasta tres veces por ahora) los atentados. Sí, el presidente Zapatero en quien, creo, usted confía.
Así que, si quiere usted discutir, cosa que le agradezco, de lo escrito aquí nos ceñimos a lo escrito aquí igual que cuando yo escribo en su blog busco ceñirme, y si no lo hago me equivoco, a lo dicho por usted.

El Valín dijo...

Sr. Conde:
Me dirijo a usted de forma individual aunque no se si el escrito que firma es obra suya o de un colectivo, habida cuenta de que, al igual que el Papa, utiliza constantemente el plural mayestático.
No comparto su análisis, y como el desarrollar mis argumentos sería excesivamente largo procuraré hacerlo telegráficamente:
1. Es de manual de Economía Pública que la victoria electoral es uno de los objetivos básicos de cualquier partido político. Pero no el único. Quiero pensar que tanto el PSOE como el PP supeditarían la derrota de ETA a ganar unas elecciones.
2. La afirmación anterior puede parecer ingenua, pero más lo es creer que ETA puede conseguir con asesinatos lo que no ha conseguido con la ausencia de ellos. De hecho este razonamiento se acerca peligrosamente a la lógica terrorista.
3. Finalmente, y lo que me ha decidido a escribirle, es la crítica a la viñeta de Forges. Deduzco que no se identifica con el progre que inscribe la palabra Libertad en una pancarta, más bien creo que lo hace con el estereotipo de quien se niega a manifestarse detrás de ella

Enrique dijo...

El razonamiento del autor toma como premisa indubitable que el atentado de ETA conlleva la pérdida de las elecciones para el PSOE. DE hecho, pasa esta aseveración del rango de hipótesis la de verdad demostrada sin aportar justificación alguna.

No obstante, tras la ruptura de otro proceso de paz anterior, el partido gobernante obtuvo la mayoría absoluta en las siguientes elecciones. Eso es un hecho: pasó. Por lo tanto echo de menos razones que justifiquen realmente que en este caso un atentado de ETA y la ruptura de "el proceso" signifique un retroceso electoral de PSOE.

Yo opino que los atentados terroristas no quitan y ponen gobiernos. Opino, además, que los políticos responsables, de cualquier ideología, deben trabajar para que sea imposible que los atentados terroristas no modifiquen las mayorías de gobierno.

Los españoles sabemos reaccionar ante los terroristas apretando puños y dientes y siguiendo con nuestra vida. En España tenemos un largo registro de elecciones democráticas marcadas por atentados terroristas antes, durante y después de las campañas. Los españoles sabemos interpretar cómo los dirigentes políticos gestionan una crisis.

En resumen, su razonamiento se basa en una hipótesis no demostrada, simplista y perversa en su simplicidad, que los hechos anteriores hechos sugieren que es falsa. Las conclusiones basadas en esta premisa tienen pies de barro.

Don Güevos dijo...

Me gusta esta discusión.

Dice Enrique:

"Los españoles sabemos reaccionar ante los terroristas apretando puños y dientes y siguiendo con nuestra vida"

Hombre, y una poca polla.

Los españoles de la izquierda sociológica reaccionan con sumisión y con cobardía y, encima, lo justifican con milongas.

Le recuerdo el 11-M.

Los españoles de izquierda son los que creén que existe un problema político con ETA y por eso prefieren la negociación que no es más que una forma de ceder para que dejen de matar (Savater, dixit).

Son los que, cuando uno cae, dicen: suelo malo, suelo malo.

Son los que no aguantan el tirón ni que el Pais se situe donde debería y no donde está. Su sentimiento de culpa (de origen religioso) se lo impide.

Y si no, recuerde por qué (y sobretodo, dónde) ganó la izquierda el 14 M. Allí donde la mentalidad que describo es dominante.

Ya lo explicaba Ganivet hace más de 100 años. Es un problema histórico agravado por las barreras mentales creadas entre CCAA que impiden que las zonas más dinámicas y liberales "empapen" a las más atrasadas.

Además, (y por eso el estatut se ha quedado en una caquita) ya se encarga el PSOE de "empaparlas" con dinero, para que eso no sea así. Perdería el poder, sobre todo el sociológico.

Los que manipulan en la actualidad a la masa votante de izquierda a través de la tv, las series, los periódicos los escándalos y demás, lo saben bien.

Enrique dijo...

Don Güevos, su argumentación no se sostiene. Básicamente viene a decir que el 14-M los españoles votaron con miedo y votaron "un gobierno que haga lo que tenga que hacer, hasta rendirse, para que no nos vuelvan a poner otras bombas como estas".

Lo cual es una hipótesis, pero resulta que durante 30 años los españoles han votado activamente a partidos y gobiernos que han mantenido que no hay que ceder a las exigencias terroristas. Los españoles hemos visto durante a 30 años a políticos de todos los partidos acudir a funerales de compañeros y decir que ETA puede seguir matandoles, pero no convenciéndoles. Ni a ellos ni a nsosotros los ciudadanos. Y que sus disparos nos ofenden y nos indignan, pero no nos desvían de nuestras convicciones democráticas.

Pero los españoles también podemos, a veces, detectar cuando unos políticos actúan cínicamente, tratando de actuar como fulleros ventajistas al presentar una realidad manipulada. Se dirá que, a in de cuantas, eso es toda actuación política. Pero, igual que en el show, business, si el truco se ve, se acaba con todo el efecto y la consecuencia es el ridículo.

Sostener que el 14-M "Los españoles de la izquierda sociológica reaccionan con sumisión y con cobardía" es un insulto que no le tolero, además de una mentira.

Todo el mundo sabe insultar, no todos _quieren_ insultar. Y esto si es un juicio de intenciones (algunos todavía sabemos distinguir)

Enrique dijo...

Lo siento, se que escaparon algunas erratas. Corrijo este párrafo que es el más perjudicado:

Pero los españoles también podemos, a veces, detectar cuando unos políticos actúan cínicamente como fulleros ventajistas al presentar una realidad manipulada. Se dirá que, a fin de cuentas, eso es toda actuación política. Pero, igual que en el show business, si el truco se ve, se acaba con todo el efecto y la consecuencia es el ridículo.

Enrique dijo...

El 11-M/14-M sigue siendo la clave para entender la situación política actual en España. Voy a tratar de exponer una posición sin insultar

Don Güevos sostiene que la victoria del PSOE de debió a la cobardía de la izquierda ante la amenaza del terrorismo islámico. Imagino que argumentará que la inmediata retirada de las tropas españolas de Irak es una palpable evidencia a favor de ésta interpretación.

Hagamos un ejercicio de política-ficción. Supongamos que el PP hubiera mantenido en esas elecciones mayoría suficiente para seguir gobernando. Recordemos que las bases españolas en Irak estaban siendo atacadas, cada vez más frecuentemente por insurgentes o simples descontentos. Recordemos que el mando de la coalición demandaba la participación de las tropas españolas en misiones de combate en Irak, si bien la misión española era, según se nos recuerda reiteradamente, de ayuda humanitaria. La evidencia actual (ventajas de la política-ficción) nos permite asegurar, además que esta situación no era coyuntural, sino que se agravaría y persiste aún hoy.

¿Qué hubiera hecho un gobierno del PP ante esta situación? sabiendo que la inmensa mayoría de la población española, incluyendo sus propios votantes se oponían a la participación activa en una guerra. Imagino que, dado el cambio de la situación, las tropas hubieran sido repatriadas igualmente, pues no se daban las condiciones para una misión humanitarias: no puedes actuar a"humanitariamente" cuando te disparan.

Eso, o un enfrentamiento terrible con la opinión pública española y, ahí si, la certeza de perder las siguientes elecciones. No por el terrorismo, sino por no convencer a la sociedad española de la conveniencia de intervenir en Irak y, a pesar de ello, actuar en contra de la voluntad manifiesta de los ciudadanos.

Entiendase, no me refiero a que la sociedad española no pudiera asumir el recibir los cuerpos de soldados muertos en Irak. Mi hipótesis es que la sociedad española no habría tolerado que se diese orden a las tropas españolas de participar en misiones de combate y represión armada en Irak. Los españoles no querían, ni quieren, ver a soldados españoles matando a iraquíes. El propio PP trata de desmarcarse en lo posible de semejante posición: era una participación humanitaria.


En resumen, no hay evidencia factual. Le niego la mayor Don Güevos, su afirmación de que "la izquierda es cobarde y se rinde al terrorismo" es simple "wishful thinking", no ayuda a interpretar mejor la realidad.

Imperialista dijo...

Señor enrique, en ese párrafo corregido no sé si se refiere a cierto presidente de gobierno que una vez dijo algo así como que estamos ahora mejor que hace un año pero el año que viene estaremos aún mejor, la víspera de la bomba en la t4

Imperialista dijo...

Y le respondo a su ejercicio de política-ficción. ¿Qué haría el gobierno en ese caso? Lo que hace el actual con las tropas en Afganistán, callarse como putas.

RicardoRVM dijo...

Para Imperialista: Como usted sabrá, los de ETA son muy malos. En aplicación de esa cualidad, a veces mienten y a veces dicen la verdad. Y es cosa de nuestro sentido común dilucidar cuándo dicen la verdad y cuando no lo hacen.

En contra de lo que dicen muchos, a mí sí me importa lo que dice ETA. Creo que es de mucho interés saber lo que piensa el enemigo. Sostener otra cosa, es un acto de hipocresía y demagogia. Otra cosa diferente es que nos tengamos que dejar llevar por lo que diga o piense la banda en cada momento. pero atención a lo que dice, sin duda hay que prestarla.

Y en aplicación del sentido común creo, como creen ustedes, aunque algunos se nieguen a reconocerlo, que las razones que aduce ETA en su por otra parte contradictorio comunicado, para haber roto el alto el fuego, responden a la realidad. ETA ha asegurado que la razón de haber colocado la bomba en Barajas es la obstinación del Gobierno por poner como límites al diálogo la Constitución y la Ley.

Ello es perfectamente lógico: ETA es una organización de carácter totalitario -de carácter marxista, por cierto, y en este sentido no se comporta de manera diferente a como se han comportado otras organizaciones totalitarias de carácter marxista- que no entiende que un Gobierno pueda tener límites a su actuación. Y como el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero es un gobierno de carácter democrático que en ningún momento ha hecho ni ha intentado hacer nada que estuviera fuera de lo permitido por la Constitución y la ley, pues ETA ha roto la negociación, aunque haya dicho lo contrario.

RicardoRVM dijo...

Para Benavet:

Sobre la palabra asesinato. permítame que sea escueto, porque en otro comentario en respuesta adon EP, me extenderé un poco más sobre el tema. No tengo nada en contra de denominar asesinato a la muerte de los dos ciudadanos en barajas a manos de ETA. De hecho, creo que así hay que llamarlos y así los he llamado yo en todo momento. Mi queja no iba por la palabra en sí, sino por la superiridad moral de la que don EP quiere hacer gala. Me enfadó mucho. De eso hablaré en el próximo comentario.

En cuanto a los partidos políticos, don Benavent, qué quiere que le diga. No sé cuáles son sus tendencias políticas, pero supongo que será usted partidario de la democracia y estará razonablemente satisfecho con la Constitución de 1978, como lo estamos la mayor parte de los españoles. Sucede que la Constitución de 1978 constituye a España en un estado social y democrático de derecho y que la base de la participación política institucional son los partidos políticos. ¿Funcionan bien? ¿Responden a las necesidades de los ciudadanos?. Sobre esto hay muchas opiniones, aunque soy consciente de que en este momento la opinión mayoritaria es desfavorable a los partidos. Sin embargo, y sin quitar un sólgramo de responsabilidad a las estructuras de los partidos, me permito llamar su atención sobre la actitud de los ciudadanos. La base de la democracia es la participación ciudadana. En la medida en que esa participación se reduce, en la medida en que los ciudadanos delegan su poder -por abulia- en los partidos, los partidos se lo toman. Y como vemos, no es demasiado positivo. Estoy de acuerdo en que los partidos políticos no han respondido a las especativas ciudadanas, pero los ciudadanos tienen una parte deresponsabilidad que no es pequeña.

RicardoRVM dijo...

Para don EP:

Numero, porque es más práctico y por qué me da la gana.

1.- ¿A qué medicación se refiere usted?. No quiero entender que, dado que es usted marxista, considera que quienes no estamos de acuerdo con usted somos usuarios potenciales del Servicio de Salud Mental de la Seguridad Social. Lo digo porque cuando los marxistas tuvieron el poder en aquellos países en los que construyeron el socialismo, ya sabe usted que internaban a los disidentes en sanatorios psiquiátricos. Lea lo anterior con el sentido irónico que tiene. O no lo haga y deme una lección moral. Nos divertiremos en cualquier caso.

2.- Sobre los asesinatos. Mire, yo entiendo que se haga algo de chifla con el lapsus de Zapatero, como se está haciendo con el del miserable ese que es vicepresidente de la Comunidad de Madrid, que ha dicho exactamente lo mismo que dijo apatero. Sin embargo, no entiendo que personas serias, leídas, instruidas y aseadas como usted, vayan por ahí intentando hacer ver que el Presidente del Gobierno no considera esos dos asesinatos como asesinatos y tiende a creer que realmente son dos accidentes mortales. Si usted cree que Zapatero piensa eso, entonces no tengo más remedio que recomendarle a usted que se tome la medicación. Como yo no soy marxista (creo) no vea usted intenciones ocultas en este consejo farmacológico.

3.- Sobre eso que dice del PP. Es que está usted a la defensiva, y usted sabrá por qué. Yo no he escrito que usted haya excluido al PP de esa miseria moral que tan alegremente reparte. Yo lo que digo es que no existe esa mala voluntad generalizada que usted ve en los partidos de perseguir el poder por el poder. El poder político (porque sólo de ese poder estamos hablando) es sencillamente un instrumento para poder aplicar programas políticos. Y los programas políticos son los que diferencian a los partidos y los que deben ser utilizados para criticarlos. Y mire usted: yo le digo que donde gobierna mi partido, se están haciendo cosas, y se están haciendo cosas importantes. Evidentemente que se están cometiendo errores también. Sin duda. Pero le aseguro a usted que no se persigue el poder por sí mismo.

4.- ¿Es usted marxista? Enhorabuena. Ahora nos podemos explicar toda esa seguridad que destilan sus artículos. Usted está fuera de la falsa conciencia. usted ve el mundo tal como es realmente. Lamento informarle de que yo no sé si soy marxista o no lo soy. Yo sólo sé que en el mundo en que vivimos hay muchas cosas que hacer, muchas cosas que corregir, y que eso hay que hacerlo a través de la política, mediante la acción combinada de la política institucional y la presencia en la calle. ¿Y cuál es el objetivo de esta actividad?. A largo plazo, ninguno, a medio y corto plazo, ir corrigiendo las cosas que están mal. Desde luego, no quiero construir el socialismo, porque ello sería salir de la sartén para caer en el fuego, como se ha demostrado ya en el pasado. Y como no sé de ninguna alternativa a aquel socialismo, pues lo mejor que podemos hacer es corregir los problemas qué tenemos hoy, y ya veremos qué pasa en el futuro.

5.- No sé si lo dicho en el punto anterior me coloca más o menos cerca ideológicamente del PP. Pero su actitud le coloca a usted, no cerca, sino exactamente en el mismo lugar en el que está el PP en cuanto a su praxis política. Y le voy a explicar por qué.

Usted parte en todo momento de un principio: la mala voluntad del adversario y sus intereses espurias. Zapatero -la autoproclamada izquierda, quiero decir- no ha cometido errores, sino traiciones. Zapatero no se ha equivocado, sino que es un cómplice. Así, comprenderá usted, no se puede hablar de nada.

El problema, don EP, es que usted, como hace el PP, hace imposible el debate política porque coloca al adversario la etiqueta de persona traicionera, no la de persona equivocada. Y desde esa posición, es imposible debatir. me dirá que no, pero eso es ciertamente lo que hace.

Si usted me dice a mí que Zapatero está equivocado, que ha cometido errores, yo podré discutírselo y podremos hablar del tema. Pero no: usted lo que me dice es que Zapatero está jugando con el terrorismo para salvar el culo en las próximas elecciones, y que ya ha realizado concesiones. El problema que tiene eso -aparte de que acabamos de comprobar que era mentira- es que me impide responder, porque entonces soy tachado yo también de traidor, de vendepatrias, de cómplice.

Mire, estoy harto de que me llamen cómplice de los etarras: a mí, a mi partido, al presidente del gobierno. Dígame que estoy equivocado y podremos discutir. Dígame que soy un cómplice y un traidor. Solo podremos ladrar.

6.- usted no quiere hablar de este tema. Sólo quiere pontificar. Por eso, asegura en su comentario que no me ciño al tema. Entiendo que tanto en mi anterior respuesta como en este comentario, me estoy ciñendo al tema propuesto

Anónimo dijo...

Dígame que soy un cómplice y un traidor

Usted es un Progre. Y eso si que es un insulto.

RicardoRVM dijo...

Y usted una rata cobarde, por no identificarse. Lo cual debe ser interpretado como una descripción de la realidad y, también, como un insulto.

Enrique P. Mesa García dijo...

Qué violencia.
A ver, que yo también numero.
1. Por favor, que nadie vuelva a decir lo de "no le consiento...". En mi blog se consiente todo menos los insultos y aquello que yo no consienta.
2.- D. Ricardo, le explico:
a 1.- Siendo usted socialdemócrata le recuerdo que yo le puedo enviar a un psiquiatrico, pero usted a mí a las trincheras de la I guerra mundial votando los créditos de guerra (ironía por ironía).
a 2.- Zapatero ya ha dicho hoy que esto dejará una huella en él durante toda su vida. Ha sido muy emocionante.
a 3 y 5.- Sospecho que sí ha habido concesiones: cuando empezó el proceso Batasuna y ETA estaban hundidas; al acabar, ETA está rearmada y Batasuna cuenta políticamente. ¿Alguien hay responsable? No se trata pues de complicidad, no juegue a eso, sino de que claro que se usó al terrorismo como arma electoral, lo hacen todos, y ha salido casi mal. Y no se ofenda, uetd no ha sido.
y a 4.- Alucino. Que yo sepa nunca he defendido a las dicatduras comunistas. Si quiere, sin embargo, hablamos de IU y Cuba (y que conste que su oipinión ya ha quedado claro en su blog).
y a 6.- POntifico tanto como usted, como todos.

RicardoRVM dijo...

Don EP:

1. Vale. Tomo nota.

2. Pero ¿por qué no habla usted de política?

3 y 5. Esto es ya más político. Fíjese que es un paso adelante que lo exprese así, aunque todavía hay una acusación velada que no le consiento, pero sí que no comparto. Si yo estuviera de acuerdo con su planteamiento, lo que diría es que como consecuencia de los errores del gobierno, ETA está rearmada y Batasuna cuenta. pero es que no estoy de acuerdo con usted. Si ETA está rearmada -que no lo sé- no es como consecuencia del proceso de paz, porque durante el proceso de paz no ha cesar la política antiterrorista, ni se ha dejado de perseguir a los delincuentes, como demuestra el hecho de que una de las razones de la ruptura de la tregua es esa, precisamente.

Y en cuanto a que Batasuna cuente o no, francamente, me preocupa poco.

y en cuanto al tema de la responsabilidad y la complicidad he de decirle que es usted el que ha empezado a llamar cómplices a los demás, no yo.

4. Pues alucine a gusto.

6. Ya, pero es que usted parece que pretende que sus pontificaciones no tengan respuesta.