jueves, octubre 02, 2008

MÁS DE MEMORIA HISTÓRICA

En apenas tres meses estalla una crisis, ¡oh, caramba!, que nos pilla a todos de sorpresa.
95.000 antipatriotas pasan al paro.
Pero, la alegría que no falte.

Y ya lo sé, soy extraordinariamente de derechas. ¿Pues no ve que hablo del gobierno y no he citado aún al PP?
Y , encima, con sorna sobre la memoria histórica.
Pero, acudo a mi propio rescate: donde pone antipatriotas debe poner antipatriotas y antipatriotos.
Me siento mejor, mucho mejor.
Me acerco a la izquierda.
Uf, que alivio.

5 comentarios:

Don Ricardo dijo...

Muchas veces,leyendo sus entradas, me pregunto: si coincido con la idea de fondo, si estoy de acuerdo con lo que dice, ¿qué es lo que me impide mostrar ese acuerdo? ¿por qué me resulta tan antipático este texto?

Creo que ya lo he averiguado: es su soberbia, esa actitud que tiene usted, que creo que es intencionada, de colocarse fuera y de decir la cosas de tal forma que eviten que quienes estamos de acuerdo con usted lo manifestemos.

Yo entiendo, y lo entiendo porque me ocurre, que uno se ponga a opinar y acabe faltando al respeto al adversario. Más de una vez he tenido que pedir disculpas por eso. Lo que no entiendo es hablar, como hace usted, faltando al respeto al que de entrada podría estar de acuerdo con usted.

Es como si hablara siempre diciendo: "Eh, yo digo esto, y tú no estas a la altura necesaria para estar de acuerdo conmigo, aunque pienses lo mismo o parecido que pienso yo".

¿USted no duda, don EP? ¿Npo cabe en su mente la posibilidad de que no tenga razón? ¿Por qué se cierra todas las puertas? ¿por qué quema todas las naves?

Si lo que ha dicho es cierto. Hay crisis, es innegable, el gobierno lo ha negado mucho tiempo, y después de reocnocerlo tiene un comportamiento cuando menos frívolo y casi seguro errático. A qué viene marcar distancias con quienes podemos estar de acuerdo con usted, sacando de manera tan despreciativa el tema de la memoria histórica -en el que no coincido con usted- o el del lenguaje políticamente correcto -en el que coincido plenamente con usted.

No entiendo esa manía de marcar su territorio, don EP.

Un Oyente de Federico dijo...

“Defendamos la alegría … y también de la alegría”.
Así terminaba Mario Benedetti su poema. Es como si al componerlo hubiera previsto, con disgusto, su utilización por “Los Alegres Chicos (y Chicas) de Ferraz” con el dedito en la ceja.

Ninguno de mis amigos del barrió fue universitario. No es que no pudieramos, era que no nos dió la gana o no servíamos. En cualquier caso preferíamos trabajar para tener pasta.
Yo me dedicaba a trabajar y a escuchar rock'n'roll. Ninguno éramos de izquierdas, creíamos que eso era cosa de intelectuales.
Esta creencia se me vio ratificada, cuando el conocido lider de una gran banda madrileña de r'n'r, militante de extrema izquierda, me regaló el libro “Las cuatro tesis de Mao” en una edición que decía “Impresa por los trabajadores de la República Popular China para los trabajadores de España”.
Por primera y última vez intente leerlo y comprenderlo. Imposible, era muy dificil ser de izquierdas, el r'n'r era mucho más asequible.

El shock que me produjo el 11-M, los asaltos a las sedes del PP el 13-M y el ver como lo que yo estaba viviendo minuto a minuto, desde la izquierda me lo contaban cambiado, me generó una necesidad de enterarme y participar en política e incluso empezar a votar. Esto me llevó a iniciarme en la informática e internet.

Empece a descubrir, que en la izquierda pudo haber intelectuales, pero o bien se habían muerto o se habían hecho de “derechas” como Dragó o Boadella.
Descubrí que si tenemos como referencia los blogs, el genotipo de su Helios Guevara es el predominante.
El lider del blog dice “El señor es mi pastor” y todos los comentarios al post son: “Alleluya”, “Alleluya”, “Alleluya”… Y si alguno se desvía un milímetro de la doctrina o la consigna es virtualmente expulsado por revisionista (escena en el circo en “La Vida de Brian”).

Su blog Don Enrique es diferente, es la izquierda que yo imaginaba que era la izquierda, didactica, sin más corsé que la razón, sin obediencia a dogmas ni consignas.

Lo que detecta Don Ricardo en sus entradas y que llama “soberbia”, creo que es, simplemente, que Ud argumenta anteponiéndose a la previsible respuesta encorsetada y consignada de sus amigos de la izquierda homologada.
En su post va implícita la respuesta a la respuesta.

POCHOLO dijo...

Creo que D.Oyente ha defendido con elegancia y talento a D.Enrique, como hace un tiempo lo hizo Imperialista. Ante ambos rivales no puedo ni quitar un punto ni poner una coma. Mi ingenio no está a la altura.
Don Ricardo, mi respuesta en alguna de sus direcciones de correo o sistema de contacto en breve.

Anónimo dijo...

Pues que bien. Vacacionando que he estado durante los últimos meses. Sí, soy un privilegiado. ¿Y qué? Y lo primero que re-encuentro y detecto es el mismo juego ¿esteril? de tópicos típicos y habituales consabidos y esperados , esperables. Pues si esto es la izquierda... ¡qué aburrida! Eso sí, es encantador ver cómo se siguen divirtiendo sus señorías con sus soñajeros y móviles. ¿Saben lo que es un móvil?
Yo me quedo en el patio de Monipodio. Ahí sí que se encuentra frescura. Con perdón.
Un saludo, eminencias.

El Sanfe.

Anónimo dijo...

Georges Sorel siempre se jactó de ser más marxista que nadie.


Aníbal