martes, agosto 25, 2009

ALGO DE IDEOLOGÍA

Me levanto y bajo a Ethan Edwards, mi perro. Si puedo, vamos al parque. Si no, una vuelta rápida. Pero siempre acabo comprando el periódico. Y me sorprendo abriendo como primera página los deportes. Luego llego a casa y entro en internet. Y mi primera visita es a la página web de un diario deportivo. Es curioso, pienso cuando me doy cuenta.

Los profesores universitarios, bueno en realidad los coordinadores de universidad para la prueba de selectividad donde siempre están aquellos que tienen que hacer méritos para entrar en la enseñanza superior -llevarle el maletín hoy a alguien, hacer una ridícula reunión mañana- han decidido en Madrid que el año que viene el examen de filosofía será sobre 12 autores. No da tiempo a explicarlos, pero a la universidad le da igual: son una élite de provincias. Y tal vez los coordinadores por obedecer puedan pronto tener un puesto. Quizás. Pero en esto que estoy en verano haciendo los temas para mi página web La lechuza de Minerva y me toca ahora Marx, ya queda menos. Y explico, o lo intento, lo que es la ideología según este autor. Es curioso: un producto social que se impone sobre los individuos empujándoles a formarse falsas ideas sobre sí mismos y sobre el mundo. Tengo poco espacio en los temas. Apenas cara y media.

Soy una persona con suerte y con mucho tiempo fuera de mi trabajo asalariado, aunque no tiempo libre. Por fin miro los periódicos de información, algunos blogs y me informo de cosas. Y lo más curioso que siento es que, se lo confieso, nunca se me quita la idea de estar leyendo información deportiva sobre mi equipo o el contrario. Tal vez sea yo, tal vez sean ellos. O tal vez, es otra posibilidad, ya hayan definitivamente ganado.

O sea, ideología.

3 comentarios:

POCHOLO dijo...

El Jerife de Wazan: Gran Raisuli, lo hemos perdido todo. Todo se lo está llevando el viento como dijiste.
Lo hemos perdido todo.

Raisuli: Jerife, ¿No hay una cosa en tu vida por la que valga la pena perderlo todo?

El viento y el león

odradek dijo...

hubo un tiempo en que éramos como cuchulainn,el de la mitología irlandesa: ganábamos todas las batallas y perdíamos todas las guerras.
ahora que todas las guerras están perdidas, para qué entrar en esas sucias batallas tribales?

la guerra por la información como eso, pura y simple información, se perdió hace unos años.

y ahora hay eso. eso que ya no miro ni escucho ni apenas leo.

Un Oyente de Federico dijo...

Antes, aplicar a algo el concepto de deportivo era elogioso.
“Tomarte las cosas con deportividad”, “actuar deportivamente”…

Por lo que entiendo de lo que Ud dice en su comentario como “información deportiva” yo le llamaría “información guerrera” o “de trinchera”.

El mismo virus que contaminó al deporte: el “hulliganismo” ha contaminado las ideologías y todo consiste en defender tu equipo/partido contra toda lógica o razón, como en la venganza gitana.

No niego que a veces puede ser divertido patear la cabeza del contrario, pero creo que el debate político no consistía en eso ¿O si?