miércoles, julio 11, 2012

VALORES/1: COHERENCIA


Esperanza Aguirre clama contra la subida del IVA en 2011.
Al fondo, Rajoy.

2 comentarios:

Tucanovskaia Aiaksvonacut dijo...

El fascismo es taxativo. Sus intereses son claros y su demagogia inconmensurable.

Anónimo dijo...

Pero es que en el 2011 viviamos en el mejor de los mundos posibles. Teníamos pleno empleo, los rosales florecían todo el año, el cielo era azul y lucia un sol espléndido hasta por la noche, nuestros problemas eran donde esconder los huesos de Andreu Nin, ajustar el sueldo mensual a los etarras que comulgaran los domingos, y decidir si éramos miembros, miembras o ambas cosas.
Por eso Esperanza no quería que se nos afeara un poquito algo tan idílico y superior con una subida del IVA.

Pero en esto llego Rajoy, y la nada se apoderó del reino, los niños no ríen, todo es oscuridad, los campos están yermos, las vacas no dan leche y la sangre de San Pantaleón no se licuó. Aparecieron 5.500.000 parados, facturas sin pagar a las farmacias, deudas pendientes de pagar de los gobiernos regionales todavía en pesetas, el déficit supera el 8%, la educación situada en los últimos puestos de los paises desarrollados del informe PISA.
Todo eso no les basta a esos fascista, además nos quieren subir el IVA sólo para que nos fatidiemos.

Y “neocons” que se me olvidaba.
Fascistas y neocons, eso es lo que son (que eslogan más majo, me ha salido, para gritar en las manifestaciones).

Un Oyente de Federico