jueves, mayo 21, 2015

ELECCIONES E IMPERATIVO MORAL: EVITAR LA VICTORIA DEL PP

1.-  Un imperativo es un mandato. Un imperativo moral es un mandato que implica algo relacionado con lo que está bien moralmente y nos exige su realización.

2.- Resulta erróneo y peligroso mezclar sin distinción moral y política. Pero, es igualmente grave no hacerlo en modo alguno, como si la política fuera exclusivamente una mera gestión técnica de la realidad. Porque esa gestión de lo real tiene un contenido necesariamente susceptible de ser guiado y juzgado moralmente. Por eso, hay veces en que en política puede surgir un imperativo moral: una exigencia que implique la obligatoriedad de su cumplimiento y que haga relación al bien y al mal yendo incluso mas allá de las diferencias entre las distintas ideologías.

3.- Todavía hay un pacto entre los españoles y está claro: un estado social y democrático de derecho donde la riqueza del país está subordinada al interés general ¿Qué de dónde sale esto? Son el primer artículo y el 128 de nuestra Constitución. No se trata de un deseo o un ideal sino de un imperativo legal. La Constitución es nuestra máxima ley.

4.- Pero, más allá de esto, en su interior hay algo que supera la mera cuestión jurídica. Se trata de una cuestión moral, de un mandato moral. Efectivamente, la forma de constituir una sociedad y gestionarla tiene también un indudable matiz moral en al menos dos aspectos: la idea de ser humano que implica y la forma de relación entre esos seres humanos. Repetimos ahora: estado social y democrático de derecho. Ya no suena solo a un aspecto legal.

5.- Kant con su imperativo categórico marcó un súmmum en la ética. Un ser racional es un fin en sí mismo y nunca puede ser tratado sólo como medio. Esta afirmación, según el propio filósofo, señalaba un ideal social en la propia relación entre los seres humanos que él mismo denominaba Reino de los Fines: una sociedad donde cada uno sea soberano de sí mismo y donde los seres humanos no sean medios para conseguir otra cosa sino fines en sí mismo. Tampoco hace falta irse a Marx -aunque es bueno poner esta anotación-.

6.- Un estado social y demócratico de derecho aspira, al menos en su anhelo, precisamente a ese ideal. Los seres humanos son sujetos de derechos jurídicos y sociales. No son objetos.

7.- En junio de 2012 el Partido Popular explicitó su programa: que se jodan.

8.- ¿Cuál es la finalidad de este programa? Resumido brevemente se basa en desarrollar un Proceso de Precarización. Si el ideal de la Transición fue la convergencia con Europa el nuevo proyecto  tiene una meta: converger con China.
Y converger con China tiene una doble consecuencia.
Primero, rebajar el nivel de los derechos políticos -ley mordaza, por ejemplo- hasta bajar al nivel de la dictadura china pero aquí con apariencia de democracia.
Y, segundo, rebajar los derechos sociales -reforma laboral, de la educación,...- hasta alcanzar, perdiendo, la situación china de precariedad social y laboral: devaluación salarial, laboral y social.
Así, converger con China es acabar con el estado Social y democrático de derecho. O dicho de otro modo: converger con China es acabar con España.

9.- El PP es ahora mismo el gran enemigo de la democracia en España, Su proyecto es la destrucción del pacto constitucional y, con él, de la democracia española. Por eso, ahora sólo se puede votar al PP o siendo inmoral o siendo idiota.
Siendo inmoral porque implica desechar la idea del ser humano como fin en sí mismo y convertirlo en objeto.
Siendo idiota porque, etimológicamente, esta palabra hace referencia a aquel que no se preocupa de la sociedad ni de la política, negando que los asuntos políticos le afecten. O sea, siendo idiota y votando al PP contra uno mismo.

10.- En estas elecciones, y en las próximas generales, hay un imperativo moral: expulsar al PP de las instituciones para parar el Proyecto de Precarización. Por eso hay que votar y no hay que votar al PP ni a aquellos que directa o indirectamente le puedan permitir gobernar. Pero, también, hay que mantenerse vigilantes después de votar porque la democracia no se ejercita cada cuatro años sino que se defiende desarrollándola cada día.

11.- El ideal de los españoles, aquello que nos une, es una democracia social y una democracia política. El ideal del PP es China.

y un 11bis.- Recurrimos con frecuencia a Kant. Recurrimos con frecuencia a Lincoln.
Merecen la pena.
Y es Lincoln quien debe acabar nuestro escrito. Es su discurso de Gettysburg, sobre esta batalla de la guerra de Secesión estadounidense y ya citado repetidas veces aquí, pero siempre tan hermoso.
¿Por qué lucharon en Gettysburg?
¿Para qué murieron en Gettysburg?
Para que el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo no desaparezca de la Tierra.
Y para eso votamos el domingo. Tal vez menos heroico, igual de importante.

6 comentarios:

Javi Castañeda dijo...

No me atrevo a hacer juicios morales, siempre se cae en el riesgo de establecer la línea entre ellos malos, nosotros buenos contra la que Nietzsche tanto nos advirtió. Pero sí creo que hay mucho idiota, y no siempre idiotas que se perjudican a sí mismos. Yo estoy convencido de que hay muchos que votan PP porque les beneficia a ellos, aunque suponga perjudicar a otros, normalmente los mas necesitados. Lo que ya es grave cuando se es idiota y necio, es devir, egoista que no sabe que con ese egoísmo se perjudica a sí mismo. Y de esos hay también unos cuantos.

Anónimo dijo...

Estimado Don Enrique, en su comentario, tan claro y conciso como nos tiene acostumbrado, me he visto aludido. Por lo que me creo con derecho a responderle.

No me he visto aludido por ser “votante del PP” que lo soy de hecho pero no de derecho. Nuestro sistema democrático no da la posibilidad de elegir a los que no quieres que gobiernen. No quiero que gobierne la “autodenominada izquierda” y, desde el año 2004 que ejercí por primera vez de votante, no he encontrado otra manera, más util para ello, que votar al PP.

Tampoco me he visto aludido por “inmoral”, pues es imposible ser inmoral así, como indigno; todos tenemos costumbres y la dignidad es intrínseca. En todo caso pudiera Ud. referirse a amoral, lo que sería un gran acto personal de rebeldía más proximo de considerarse un elogio que un reproche.

Me he visto aludido en lo de “idiota” pues soy consciente de que votando al PP me perjudico. Pero no asumo lo de “que no se preocupa de la sociedad ni de la política, negando que los asuntos políticos le afecten”, pues justamente hago “el idiota” pensando en el bien comun.

Trato de evitar que gobierne la izquierda. No por ser izquierda pues como se puede comprobar y quizá —y sin quizá— por la práctica democrática, hoy el PP transita por senderos que antes se podían considerar exclusivos de la izquierda, sino por no poner, conscientemente el futuro e intereses de mi familia en manos de gobiernos de izquierda, a los que, la praxis ha demostrado, desde el de Felipe Gonzalez y sus abajo firmantes (PCE, IU, PSUC, ERC...), que son corruptos, criminales, terroristas, liberticidas e ineptos; generadores, además de responsables, de la mayor precaridad económica e intelectual que han conocido los trabajadores españoles. No solo en mayor cantidad que los gobiernos del PP (a los datos me remito), sino lo que es peor, por la ausencia absoluta de autocrítica y reconocimiento de esto por sus votantes. Todo esto, además, convencidos de su supuesta superioridad ética.

Asumo que soy “idiota” pero es mejor eso que lo que sería de votar a la “autodenominada izquierda”.

Un Oyente de Federico

POCHOLO dijo...

El párrafo 9 es falso. El PP no es el enemigo de la democracia española. ¿Por qué?Porqué no hay democracia en España. No hay división de poderes ni los diputados representan a los votantes. No hay tampoco pacto constitucional. ¿Por qué?Porqué no hay una Constitución en España. Nunca hubo un periodo constituyente, la llamada constitución del 78 fue una carta otorgada franquista confeccionada en secreto y luego ratificada por los españoles en un referendo.
¿Democracia social?¿Qué es esa aberración?¿Democracia política?¿Acaso hay una democracia no política? otra vez, ¿Qué es esta imbecilidad?
NO, NO, NO, NO. Falsas ideas, falsas creencias. No hay derecha, no hay izquierda, todo eso es falso.
No hay democracia en España, lo que hay es una monarquía de partidos políticos. Como Italia es una república de partidos políticos.
El ideal de los españoles no debe ser una tontería tan grande como: "una democracia social" o "una democracia política". ¿Es que eres estúpido Mesa? Te reto a que desarrolles ambos conceptos si tienes cojones. Es palabrería, es inventarse sintagmas sin sentido.
Sólo debe haber un ideal: conquistar la libertad política. Llegar a tener algún día algo que no ha existido nunca, nunca en España: democracia. No "democracia social" ¿Que es esa aberración?

DEMOCRACIA. IDIOTAS, democracia.

POCHOLO dijo...

¿Por qué se confunde el Estado asistencial con la democracia? ¿Es que acaso el Estado nazi no pagaba vacaciones a los trabajadores? ¿Es que el Estado soviético no proporcionaba sanidad pública a sus súbditos? ¿Y era por eso el Estado nazi o el soviético una democracia?
¿Sois idiotas? Yo pregunto, a ver si alguien se atreve a decirme que no tengo razón.

POCHOLO dijo...

Por eso, porqué no hay libertad política el gobierno retira los mal llamados "derechos" políticos o sociales. ¿Por qué? Porqué fueron concedidos de arriba a abajo. No fueron conquistados por el pueblo. No fueron concedidos graciosamente desde arriba. Que atrasados mentales se lamentan: "Nos están quitando los derechos que tanto nos costó conquistar". Subnormales, ¿cuando conquistásteis algo vosotros? Si fuistéis derrotados. Si Franco murió en la cama. Es que acaso miento. Que hubo resistencia a Franco, pues claro. Pero que Franco ganó la guerra también. Y que gobernó durante 40 años, también. Y que Carrillo pasó por la taquilla de Carlos Arias también. ¿Cuando hubo un proceso constituyente para hacer la carta otorgada del 78? Nunca.

POCHOLO dijo...

En primer lugar, hay que entender de que estamos hablando:
¿Qué es la democracia? Es un sistema político caracterizado principalmente porqué los electores están representados en las instituciones políticas y porqué hay separación de poderes.

¿Qué es un sistema político? Es la forma en que se organiza el poder en una sociedad.

¿Qué es la libertad política? Es la capacidad que tienen los habitantes de un país para organizar la sociedad. Concretando más: el poder de escoger las personas que nos van a representar en las instituciones y el poder de echar del cargo a esas personas si luego una vez en el poder, incumplen sus promesas.

Volvemos al punto 9 del señor Mesa: Mesa pide el castigo del PP en estas elecciones y para ello enarbola a Kant. Yo he dicho que el PP no es el enemigo de la democracia española, pues he afirmado que en España no hay democracia. Pero he de decir que el PP y el resto de partidos políticos españoles son los más furibundos enemigos de la democracia y de la libertad política. Todos ellos sin excepción. Situemonos, en este régimen tienen todo el poder. Los partidos políticos tienen más derechos que los ciudadanos. En el partido vencedor reside el control de todos los resortes del Estado y con ellos el control de la sociedad mediante el reparto de prebendas y canongías. ¿Es que el monarca absoluto cedia de buen grado el poder? Pues de la misma manera los partidos son enemigos de la democracia, porqué la democracia significa que pasan de tener el poder absoluto a estar vigilados por el pueblo. Por tanto, el verdadero imperativo moral pasa por no votar a este régimen oligárquico putrefacto basado en la mentira y en la traición. Si un 60 por ciento de españoles se abstuviera de votar esta farsa el régimen perdería toda legitimidad, como cuando los partidos de la monarquía perdieron las grandes ciudades en 1931. ¿Cómo podéis votar si sabéis que gane quien gane gana un poder absoluto, sin freno, que nos puede llevar tanto a la corrupción como al desastre?
¿Cómo puede El oyente con su dinero financiar al PCE y permanecer impasible? Es horrible. Es repugnante. Y os merecéis lo que está pasando una y mil veces. Apoyar a Rajoy que ha alentado el separatismo catalán. Que firmó la reforma de la Constitución con el otro enemigo de la unidad de España, Zapatero. Y va y lo vota. Supuestamente, como mal menor. Alucinante. Vergonzoso. Repugnante. Votar a Cayo Lara... A Rivera... A ese degenerado de Pablo Iglesias, al heredero de Jordi Pujol, a una antigua seguidora de ese monstruo de Felipe Gonzalez. Como podéis votar a uno solo de ellos.