domingo, octubre 15, 2017

ANTE EL CAOS DE INICIO DE CURSO EN MADRID

Ante el caos del inicio de curso en la Comunidad de Madrid, un grupo de profesores del IES El Espinillo (Villaverde, Madrid), vamos a presentar este escrito para aprobarlo en Claustro.
El profesorado del Instituto El Espinillo de Madrid, ante el caótico inicio de curso 2017-18 quiere hacer constar lo siguiente:
1.- El curso se ha iniciado con numerosas plazas docentes sin cubrir durante todo septiembre y varios días de octubre, en concreto en nuestro instituto ocho profesores, dificultando extraordinariamente nuestra labor educativa y perjudicando a los alumnos. Así, ha sido un caos en el cual había grupos que llegaban a tener hasta dos y tres horas diarias sin profesor de la materia, con los consiguientes problemas. No entendemos por qué la Consejería no ha cubierto estas plazas con puntualidad, máxime cuando ya había sido avisada con suficiente antelación por parte de la Dirección del centro.2.- Más de la mitad de los grupos de la ESO están por encima de la ratio establecida legalmente incumpliendo así la ley. De esta forma, la Comunidad de Madrid se sitúa aparentemente dentro de la desobediencia a la legalidad de forma sistemática, perjudicando notablemente a los alumnos al hacerles estar en grupos más numerosos de lo permitido y dificultando la labor docente. Conocemos que estos problemas no son exclusivos de nuestro centro y que por tanto no son responsabilidad última de nuestra Dirección. Consideramos así responsable de esta lamentable situación a la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid y a la Dirección Territorial de Madrid Capital que han resultado absolutamente ineficaces en su gestión e inútiles para atender la complejidad del nuevo curso escolar. Y lo consideramos como gestión inútil e ineficaz pues no deseamos sospechar que todo esto no sea sino una actitud premeditada de ataque a la enseñanza pública. Por todo ello y ante esta caótica situación, que sabemos es perfectamente extensible al resto de los centros de la Comunidad de Madrid, y en nuestra responsabilidad como trabajadores de un servicio público esencial en una sociedad democrática como es la Educación, nos vemos obligados a comunicar estos hechos y hacer pública nuestra protesta ante nuestro alumnado, sus familias, nuestros superiores y la sociedad madrileña en general.
Lo sé, soy un héroe de nuestro tiempo...

No hay comentarios: