lunes, octubre 02, 2006

HELIOS GUEVARA CASTRO: ¡PUM, PUM! ABRE LA MURALLAAAAAAAAAAAAAAAA

Helios Guevara Castro se ha hecho colaborador de nuestras páginas. Pero, ¿quién es Helios Guevara Castro? Pues un ejemplar único, inclasificable tal vez, de la nueva y autoproclamada izquierda. Superador de Marx y de todas las corrientes etnocentristas, incluyendo la Ilustración, Helios Guevara preconiza el nuevo talante: tonto, muy tonto. Pero de izquierdas.
Estaba yo en Melilla pensando en el muro que los americanos quieren hacer en la frontera con México y dejaba paso a mi indignación ante lo que supone un nuevo ataque a los derechos humanos. Y también ante la prepotencia americana, su imperialismo y su desprecio a los países americanos. Y así, allí en la frontera de Melilla, ante un hermoso forjamiento de hierros que han puesto donde hay ropa colgando de vez en cuando, debe ser una instalación artística pienso mientras de nuevo se vuelve a demostrar la idea tan europea del arte en la calle y nuestra supremacía intelectual, me indigno ante la situación.
Estaba yo en las hermosas costas andaluzas rodeado de balizas y demás elementos electrónicos dispuestos a lo largo de la costa y con satélites en comunicación permanente con las patrulleras y la guardia civil, imagino que para evitar que las ballenas se pierdan o, cansadas de la existencia y la contaminación de sus aguas, se suiciden, cuando he vuelto a leer que Bush ha decidido poner un muro en la frontera con México. Y he pensado: no hay derecho. Y he repensado: a esa manifa voy.

Estaba yo tomando el sol en Canarias mientras veía a lo lejos como buques de guerra se iban a las costas africanas a vigilar las aguas, porque allí las ballenas también se pierden y es un rasgo solidario ayudar a las ballenas también de otros continentes, cuando escuché en mi emisora que el próximo sábado iba a ser la protesta contra el muro de los americanos. Y que iban a ir actores e intelectuales comprometidos y me dije yo: miraré mi agenda. Y como no tenía ninguna otra cita me prepare para ir.

Estaba yo en la manifa coreando consignas contra el racismo y la xenofobia
¡Yo también soy chicano!
¡Yo también soy chicano!
al lado de unos inmigrantes ilegales cuando de pronto me llamó la chacha ecuatoriana para preguntarme no sé qué de la plancha. Y yo le dije que para eso que no me molestara ahora.
Y añadí: - Ah, y eso también lo limpias.

2 comentarios:

Marchante dijo...

Mejor Imposible.

Berlin Smith dijo...

El no sé qué eran los gayumbos de Calvin Klein.