jueves, febrero 22, 2007

MORIR POR ALGO: AFGANISTAN

De vez en cuando es bueno decir algo claro aunque luego llegue la jauría de la autoproclamada, y encantada de haberse conocido, izquierda tan cercana a la derecha. Ha muerto un soldado español en Afganistán. Eso es grave. Pero no es lo más grave. Lo más grave es que cada día Afganistán corre peligro de volver a caer en la barbarie islamista de los talibanes. Que cada día mueren varios afganos, unos en muerte y otros, la mayoría, en vida. Pero no se trata, no olvidemos, de que las potencias occidentales vayan a Afganistán a liberar a los afganos -demasiado petróleo, demasiado gas, demasiado Darfur para creerlo- sino que el hecho de haber enviado tropas de la OTAN allí a garantizar los recursos petroleros y gasísticos ha influido en liberar a Afganistán, al menos de la edad media tan querida por el Islam, e integrarlo, en cierta medida, en algo más moderno y, con ello, con más posibilidad, aunque tal vez no realidad, de lo humano.
Decía Marx, imagino que a la autoproclamada izquierda le suena aún aunque algo menos que Suso del Toro o Millás, que los ingleses no habían ido a la India a liberarla, pero que, sin embargo, la destrucción llevada a cabo por ellos de la, llamada, cultura india era síntoma de progreso. Parafraseando a este filósofo -también triste por cierto como triste es la verdad que todavía, y es mucha, lleva- las potencias occidentales de la OTAN no van, por supuesto, a Afganistán a liberar a los afganos, y sería ingenuo señalar que el soldado español murió por la libertad, pero en su labor hay una contradicción, aunque cada vez ciertamente más pequeña. Al luchar contra los talibanes para defender los intereses económicos de las potencias occidentales, este soldado español, inocente del entramado de intereses, ha muerto no por la libertad pero sí, al menos, para crear las condiciones que posibilitarían la libertad frente a la edad media islámica.

El gobierno español - que negocia cargado de ansia infinita de paz, amor al bien y preocupación social por los humildes con el dictador de Guinea para garantizar los intereses económicos de las grandes corporaciones españolas- ha negado un aumento de tropas en Afganistán.
Y ya, así y otra vez triste, se acabó el artículo.

14 comentarios:

Filo de Espada dijo...

Y ahora le toca a Irán Sr. Mesa, que sigue empeñado su Gobierno en enriquecer uranio en vez de enriquecerse él. ¿O las dos cosas a la vez?. Abra el paraguas que seguro que tiene otro "aguacero" pronto.

Hilda dijo...

" Ha muerto un soldado español en Afganistán"

Perdone pero creo que se refiere a la muerte de "UnA soldado españolA",gallega para más señas.

Respetemos los géneros,por favor.

Un saludo
Buenos días y
Buena suerte

xayan dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

¿Taliban? ¿Taliban?

¿No es eso un votante en potencia de P$O€-IU?

Don EP, ¡no crispe el ambiente coño!

RicardoRVM dijo...

Es increíble. Es increíble el cuidado que pone usted para no mezclare con la chusma, oiga. Es increible que, teniendo razón como tiene en el fondo del artículo, se esfuerce tanto en escribir de forma que sólo pueda usted recibir elogios y parabienes de la derecha extrema que últimamente tanto le jalea -y a la que tanto hace usted por acercarse- e intentando resultar ofensivo a la izquierda. En fin. usted sabrá por qué hace tal cosa.

Y por cierto: La invasión de Irak ha tenido, como consecuencia indirecta que los medievales islamistas tengan ahora más poder y capacidad de influencia de la que tenían antes, con Saddam Husseis, que no dejaba de ser una dictadura militar al uso, impuesta y apoyada en origen por los occidentales, y occidentalizada. ¿Podemos hacer una trasposición del razonamiento de Marx -ese semidiós, a juzgar por sus escritos- para decir con él, que si bien Saddam no trabajaba por la liberad de los irakíaes, sí era entonces más posible "lo humano" -qué pedantería- que ahora, con la democracia fantoche y los islamistas de todas las tendencias desbocados entre sí y contra nosotros?.

Espero respuesta, aún a sabiendas de que no la va a haber.

Los Gritos del Silencio dijo...

Una pelicula muy buena.

Anónimo dijo...

Y por cierto: La invasión de Irak ha tenido, como consecuencia indirecta que los medievales islamistas tengan ahora más poder y capacidad de influencia de la que tenían antes, con Saddam Husseis,


¡Ja Ja Ja Ja Ja JAAAAAAAAAAAAA!

El caso es decir algo y luego se dice que uno es de izquierda, y ¡yastá! hemos dicho todo un elaborado e intelectual palabreria hueca.

Enrique P. Mesa García dijo...

D. Filo:
¿Irán? ¿Van a ir allí a destruir el país como con Iraq?
Dña. Hilda:
El sexo, ni la región, tiene aquí importancia pues no ha muerto por ello sino por su trabajo. Por cierto, ¿sexo o género?
D. Anónimo:
Talibán, en sentido metaforico, podría ser cualquiera depende la causa por la cual vote a un partido o a otro. En el PP hay muchos.
D. Ricardo:
1.¿cuándo he defendido yo la invasión de Iraq?
2.-¿Cuándo habla de izquierda a qué se refiere en concreto? ¿Son ciertos o no los datos dados en el artículo y en el enlace?

Anónimo dijo...

De metafora nada de nada.

Yusuf dixit.

RicardoRVM dijo...

Don EP:

Usa usted su táctica habitual (y gallega) para no contestar.

En cualquier caso, respondo a sus repuestas:

1.- Creo que nunca. Pero ¿cuándo le he acusado yo de defenderla? pero que no la haya defendido no quiere deir que no pueda hablar de ella. Y yo lo que pretendo es poner en evidencia una contradicción en su razonamiento. Lo de la India no vale, como mínimo para Irak. Ahora, en irak están peor que con Sadam. Al menos, están las lejos de "lo humano".

2.- Mire, aquí le respondo con otra pregunta: ¿Cuando habla usted de la autoproclamada izquierda, a qué se refiere? Creo que nos referimos a lo mismo. Usted lo hace con intención de ofender, sin criticar, mientras que yo, sin ofender, critico cada día.

3.- No, los datos no son falsos. Pero ya le he dicho que es que, el fondo del artículo es correcto. No lo es, en cambio, la forma, que, insisto, busca la ofensa y el ataque gratuito.


2

Anónimo dijo...

No es género la palabra correcta,sino sexo(en cuanto a identidad sexual se refiere),pero al referirse a una persona en concreto,en este caso una mujer y escribir sobre ella, sí creo que hay que respetar el género(gramatical) femenino.
Creo que me quedo con los dos términos:sexo y género.
Le agradezco la aclaración y aunque ciertamente no tenga importancia,y no halla muerto por ser mujer,la realidad es que el otro día en Afganistan el estallido de un artefacto explosivo,acabó con la vida de una mujer.
Por cierto se debería decir¿soldado o soldada?
Saludos
Buenos dias y
Buna suerte

HILDA

Anónimo dijo...

mientras que yo, sin ofender, critico cada día.

«derecha extrema», «del PP y asimilados», «rata de alcantarilla», «la derecha más reaccionaria», etc.

Lo más exquisito criticando que he visto nunca. Así es imposible ofender a quien discrepa.

RicardoRVM dijo...

Don Anónimo: no me refiero a la derecha cavernaria. A esta, la verdad es que me importa un huevo ofenderla. Me refiero a la izquierda.

Anónimo dijo...

el autor que menciona es Suso DE toro, no del.