jueves, marzo 08, 2007

GUARDIANES EN LA RED/1: EN DEFENSA DE D. RICARDO

La ironía es un lenguaje de la inteligencia. En ella, se trata de decir algo diciendo, precisamente, lo contrario. Es difícil pero simple al tiempo: la ironía es una broma fina.

Hay quienes defienden que se ha bajado mucho el nivel en la educación desde que ellos estudiaban. Se equivocan porque la educación ya era una basura y el drama real es que no haya mejorado nada. Pero siempre es bueno poner pruebas encima de la mesa. La última nos la ha dado la estupidez de Libertad Digital enfrentada a D. Ricardo, estupidez por cierto seguramente esencial a la propia criatura. En un artículo publicado ayer la bitácora aludida demuestra su idiotez y su pensamiento totalitario al llevar a los lectores al engaño. Y los lleva fundamentalmente porque, alejada de las normas éticas mínimas de la práctica de la investigación y del periodismo, no pone enlace alguno del artículo que critica. En el fondo la idea totalitaria de Libertad Digital es: créanme, dice esto. Porque cualquier lector con ciertas lecturas, incluso con sólo sentido común, podría darse cuenta de la ironía presente en el artículo. Y por eso es precisamente por lo que no hay que poner el enlace pues si se leyera el artículo todo estaría perdido. Así, Libertad Digital actúa de forma repugnante no por criticar algo sino por negarle al lector la posibilidad de ver si su propia información es cierta. ¿Liberales? Nunca he sentido simpatía por ellos, pero entre Stuart Mill y Jiménez Losantos hay mucha diferencia moral.

Conocemos a D. Ricardo de hace años. Hemos militado juntos -sí, yo funcionario profesor de Ética y Filosofía también- en un partido comunista, el Partido de los Trabajadores-Unidad Comunista; hemos trabajado con él en varias publicaciones, la última El Piquete Digital, y estamos en permanente discusión, como cualquiera que lea este blog o aquél sabe.Pero si de algo estamos seguros, y lo estamos, es de las profundas convicciones democráticas de D. Ricardo que le han obligado a no llevar, precisamente, una vida fácil. D. Ricardo podía haber elegido, lo sé, venderse y traicionar sus ideales: no lo hizo. No estoy de acuerdo en nada ya, creo, con D. Ricardo, pero defiendo, precisamente y frente a quienes acallan a todos los disidentes, su derecho y el mío a estar enfrentados. Y, por supuesto, a utilizar la ironía en dicho enfrentamiento.
Algo malo está pasando en la red. Se esta empezando a dar una nueva figura: el vigilante. Nos explicamos: son aquellos cuya función ya no es prioritariamente publicar sus opiniones sino buscar opiniones ajenas, airearlas y mandar a la jauría. No se trata de discutir, sino de acallar. Ya lo sufrieron, ya lo sufrimos. Lo analizaremos en otro artículo, pero es terrible que un medio como internet, otro, que nació buscando la libertad acabe en la dictadura del silencio.
Soy marxista (seguramente por kantiano). Mentiría si dijera que no creo que mis ideas sean la verdad. Lo creo como cualquier persona sensata cree que lo que él piensa es verdad y los que piensan distinto están equivocados. Considero que D. Ricardo, D. Imperialista, D. Berlin , D. Filo o tantos otros están equivocados. Pero creo que deben hablar y seguir hablando. Porque tampoco, tal vez, esté tan seguro de mí mismo y sus palabras puedan ayudarme a descubrir la verdad. Y por ello cuando el totalitarismo de cualquier lado pretenda acallarles intentaré estar, quizás me acobarde algún día, a su lado. Porque el sapere aude kantiano -ese viejo y triste, como la filosofía, atrévete a pensar por ti mismo- sigue vivo no solo como condición de un mundo libre sino como su propia esencia.

4 comentarios:

Berlin Smith dijo...

Como estoy hecho un vago, no sabía que me había incluído en este lado del Mississipí.

Precisamente, acabo de ponerle unas palabritas de adhesión al Sr. Royo:

http://nochesconfusas.blogspot.com/2007/03/de-mi-jaura-tu-jaura.html

La funcionaria dijo...

Me gusta que me deje usted a veces como sin palabras
porque ya lo ha dicho todo

Anónimo dijo...

Yo no me rasgo las vestiduras.

Nadie quiere cerrar el blog del comisario Royo.

Simplemente Don Royo ha recibido un poco de su propia medicina. Recuerdo que el empezo queriendo despedir a FJL.

Esto que le han hecho a el no es nada comparado con lo que el haria si pudiese.

Por cierto ¿se chupa el dedo en esa foto que le han publicado?

Anónimo dijo...

bueno, el dia 9 los paletos con tortilla ¿no? ah no, ¡¡¡¡¡que estamos a 16 y todavia no lo ha puesto!!!!!+