miércoles, abril 04, 2007

DEFENDIENDO DICTADURAS

Del ansia infinita de paz, el amor al bien y el mejoramiento social de los humildes a la vigilancia del Gran Hermano.
Unos son las élites de un régimen corrupto y dictatorial marxista-leninista, pobre Marx metido tan injustamente en esta basura, al que la autoproclamada izquierda, como hizo antes con la URSS y las dictaduras comunistas pero para eso no habrá memoria histórica, le ha estado riendo y le ríe aún las gracias: las violaciones permanentes a los derechos humanos.
Otros, defienden los intereses de los empresarios turísticos españoles, dedicados a convertir, con la ayuda del propio gobierno cubano, paradojas de la historia, a Cuba en lo que ya era: un inmenso burdel, pero ahora para la clase turística.
Entre medias, la imagen icónica del Gran Hermano, siempre presente en cualquier camiseta de pijo revolucionario o banderita guay de manifa por la paz.

5 comentarios:

Ladyboy dijo...

Y todos los gays votamos a Fidel que es nuestro caudillo.

Anónimo dijo...

como puedes estar orgulloso de ser gay? de una cosa asi no se puede estar orgulloso

tristán dijo...

Enrrique soy tu antiguo alumno Tristan...los siento pero esta vez te aquivocastes...alomejor si, alguno de los que lleva la camiseta con el CHE en el pecho es un pijo...pero no se puede generalizar...aqui tienes a un seguidor del Che y de Fidel...este verano hize una visita a Cuba y decidi..no ser democrata y ser COMUNISTA...me parece una dictadura k favorece a la clase obrera...tal vez sea egoismo ...pero...es lo que hay...un abrazo!!

Enrique P. Mesa García dijo...

D. Tristan, antes de nada un saludo. Y una pregunta: ¿favorece a una persona que no haya libertad?

Anónimo dijo...

Sr. Mesa: otra pregunta:

¿que considera usted libertad?

He leido análisis suyos del capitalismo, su artículo de "soy marxista" me pareció fascinante, un análisis claro, fiel al pensamiento de Marx, y no puedo si no extrañarme por su crítica constante a un país que prohíbe el enriquecimiento, que evita las diferencias sociales (en la medida de lo posible, pues el muro de berlín ya cayó), que convirtió el burdel de EE.UU. en una república socialista.

En nuestro país, Sr. Mesa, no tenemos libertades, tenemos ciertos "derechos" si quiere llamarlo así.
Derecho a adquirir bienes materiales, a tener un trabajo que te absorbe, a "casarte" con una hipoteca para dedicar toda tu vida, como usted ya analizó, a alimentar al capitalismo.
Pero...realmente tenemos la posibilidad??.
Tengo 19 años, derecho a buscar trabajo, pero no la posibilidad de encontrarlo por que estamos hundidos en una crisis económica que desfavorece al pobre y favorece al rico.
Tengo la libertad de adquirir bienes materiales, pero no tengo la posibilidad ni de comprarme un miserable billete de autobus para ir a las oficinas del paro.
Tengo la libertad de pedir una hipoteca cuando encuentre trabajo para tener un techo bajo el que vivir, pero aún así no me la concederán, por que no tendré avales, y si me la conceden, y en algun momento no puedo pagarla, me veré en la calle con la hipoteca aún por pagar.
Tengo un título de bachiller, pero no puedo avanzar en mis estudios por que no puedo pagarme el precio de la carrera de filosofía que quiero ejercer.
Si nos ponemos dramáticos (todo esto son ejemplos, pues yo no soy tan desdichado, aunque hay quien tiene la mala suerte de serlo), tengo una enfermedad que se solucionaría con una operación que tampoco puedo permitirme, con lo que me quedo, mejor, en la calle, sin un duro, sin trabajo, enfermo hasta las orejas, y sin la POSIBILIDAD siquiera de aprender e instruírme.
LIBERTADES???. Todas las del mundo, pero falsas.

Lea usted el libro de los derechos humanos, compruebelo con datos sobre Cuba, y me gustaría escuchar su respuesta a mi pregunta.

si para establecer la igualdad y que nadie se muera de hambre hay que prohibir el enriquecimiento, según Ud. peco de dictador. Tan dictaror como Fidel Castro o Hernesto guevara.

Y orgulloso.