martes, agosto 14, 2007

HELIOS GUEVARA CASTRO: ¡FELIZ CUMPLEAÑOS, COMANDANTE!

¿Quién es Helios Guevara Castro? Pues un ejemplar único, inclasificable tal vez, de la nueva y autoproclamada izquierda. Superador de Marx y de todas las corrientes etnocentristas, incluyendo la Ilustración, Helios Guevara preconiza el nuevo talante: tonto, muy tonto. Pero de izquierdas. Porque si no es del PP, es antiglobalización y apoya a Cuba , ¿de dónde podría ser?

La burguesía disfruta de vacaciones. Yo, junto a unos compañeros y unas compañeras de la organización, he venido a Cuba a aprender a vivir la revolución junto a la gente humilde pero a la vez orgullosa del socialismo.
Ah, la gente humilde.
Cuánta humildad en su pensamiento.
Cuánta humildad en sus bienes.
Cuánta humildad en sus vidas.
Cuánto debemos aprender de ella.
Cogí mi HPtx1100 y comencé a escribir un poema revolucionario. Lo dejé. Era incapaz de expresar con palabras la humildad de la gente humilde.
¡Qué humildes son!
Qué envidia me causaban, pensé al pedir otro mojito.
Me conecté a Internet. Busqué una página para leer una nueva mentira contra la revolución. Afortunadamente no salía. Cop´re el periódico: el Gramma. Aquí sí que estaría contenta Rosa Regás, pensé. Y yo mismo.
Pedí otro mojito.
Y de pronto me acordé. Hoy es el cumpleaños del Comandante. Los niños fueron a cantarle.
¡Ah, los niños humildes hijos de las personas humildes!
Y pensé en la figura del Comandante.
¡Cómo expresar mi admiración!
¡Cómo expresar mi gratitud a quién ha abierto nuevas fronteras a la revolución y al turismo!
Una lágrima salió de mi ojo izquierdo. Luego se puso lloroso también el derecho.
Pedí otro mojito: ¡gloriosa revolución!
Afuera, en las calles la gente humilde sonreía pensando en Fidel, mi comandante, mi amigo. Me sentí ridículo ante la magnitud de la tarea asignada a este valeroso pueblo y a sus líderes. Atusé la camiseta con foto chemirandoalinfinito y pedí otro mojito. Lo cogí en la misma barra en símbolo de confraternización revolucionaria. Saqué la visa y me sentí minúsculo ante la humildad del pueblo humilde.
Salí a la calle.
Me encontré entre la gente humilde.
¡Tenemos tanto que aprender de la gente humilde!
Ancianos humildes.
Ancianas humildes.
Hombres humildes.
Mujeres humildes.
Jóvenes humildes.
Y pedí precio.
20 dólares. En el Capitalismo por menos de 100 ya no hay nada.
Y me fui acompañado mientras pensaba que no hay nada más hermoso que aprender de la gente humilde.
Y repitiendo para mí: ¡feliz cumpleaños, Comandante!

7 comentarios:

Don Güevos dijo...

Y, encima, con el euro a 1,38 dólares. Joder, así cualquiera...

Anónimo dijo...

Hombre dn Enrrique, me alegro de tu visita a Cuba, Yo estas Navidades volvere a ese pais que tanto me gusta, tambien me gusta que uno de los mejores prefesores que he tenido felicite a una persona tan grande como Fidel.
81 años, y uno sin aparecer en publico, bueno tiempo al tiempo ya saldra para que todos volvamos a verle a esa persona, una de las pocas que consiguio que tras muchos años ese sea un pais tan marivlloso como el que es. Mesa me gusta tu lado comunista.
Adivinas quien soy??

Anónimo dijo...

se te va enrique, se te va

Enrique P. Mesa García dijo...

Me parace a mí que aquí hay alguien al que le falla algo la lectura comprensiva.

Anónimo dijo...

A mi me surge una pequeña duda señor Mesa: ¿porque Francisco Franco era un HDP y Fidel Castro no? Yo creo que los dos son unos HDP's.
Si es usted tan amable le rogaria que me contestara.
Gracias.

Enrique P. Mesa García dijo...

A ver, ¿suena la palabra sarcasmo e ironía?

Anónimo dijo...

Tengamos en cuenta, asi en lineas muy generales, y explayandonos muy poco (pues me fatiga mucho ver tantos comentarios estúpidos...)
que Fidel levantó al pueblo cubano en armas contra la dictadura de Batista (pasó de un sistema de explotación a un sistema igualitario y fue el pueblo quien luchó por ello), y Franco dio un golpe de estado mediante un alzamiento militar (pasó de un régimen democrático a un régimen de opresión).
La lucha armada es legítima si sale del pueblo, no de los militares. Ese matiz diferencia un golpe de estado de una revolución. Por lo que no confundamos a Fidel con Franco, que solo tienen de común la sangre Gallega.

Un saludo.