sábado, septiembre 15, 2007

ESTAR QUEMADO: OTRA VEZ POR LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

Que un grupo de gente se reúna en Gerona para quemar el retrato del Rey -no se sabe si esperando con ello en su ignorancia que se cumpla alguna conexión causa/efecto de contenido mágico, tal vez extendida creencia en una región donde la Seguridad Social estudia cubrir la homeopatía y la acupuntura- forma parte de una protesta política legítima. Al fin y al cabo si protestan contra lo que ellos consideran una potencia invasora resulta lógico que la figura del monarca, como jefe de estado, sea repudiada. O dicho de otro modo, la gente tiene derecho a manifestarse contra el estado y, por ello, contra el Rey: les ampara la libertad de expresión que es precisamente la libertad de hablar del que no está de acuerdo con nosotros. No entendemos el revuelo armado y desde aquí apoyamos el derecho que tienen los independentistas catalanes tanto a manifestarse como a quemar, con cuidado eso sí y tomando precauciones indispensables no vaya a armarse un incendio, retratos del monarca, banderas de España o escudos del Real Madrid.

Pero no es este el motivo de este artículo, ya hemos dejado clara nuestra opinión sobre la libertad de expresión otras veces, sino señalar dos cosas muy interesantes.

Una, que la misma Fiscalía que ha corrido por segunda vez a defender la imagen real, sin embargo actúa por omisión permanente en el País Vasco como se ha visto en el caso de la alcaldesa de Lizartza y en tantos otros –aunque ahora se moviliza más pues quedan 6 meses para la elecciones y el proceso de la autodenominada paz ya no da votos-.

Dos, y aún más sorprendente, que el hecho de que los manifestantes cortaran calles luego o lanzaran huevos contra la policía, tal y como informa la prensa, no lleva a la Fiscalía a adoptar posición alguna, cuando a uno le parece más grave cortar el libre tránsito de los ciudadanos o agredir a la policía que quemar esfinges y retratos. Porque ahí no se está en terreno de libertad de expresión sino de violencia callejera que sí debe resultar perseguible por la Fiscalía. O dicho de otro modo: que la Fiscalía mima al Rey y desprecia el orden público que afecta a los ciudadanos. Aunque eso, seamos justos, también ocurre con una derecha indignada con la quema y poco atenta a nada más.

Pero, ¿por qué estas actuaciones de la Fiscalía? Pues porque las encuestas deben ir peor de lo que estamos creyendo y el gobierno, de pronto españolísimo en redundancia, ha decidido irse girando hacia posiciones patrioteras. Así, entre las medidas demagógicas de “hondo calado social” (donde ya casi salimos a dos por semana para que Solbes no pueda criticarlas) y las defensas patrias del gobierno de España -¿y de dónde habría de ser si no?- se pretende arrancar el puñado de votos necesarios para ganar en marzo. Que al fin y al cabo es la finalidad de la empresa y sus directivos.

2 comentarios:

Un oyente de Federico dijo...

El gobierno de Zapatero es el gobierno del “COMO SEA”

Heredero del gobierno del repugnante, militante de ultraderecha y despues presidente del PSOE, Felipe Gonzalez, caracterizado por su invasión de Irak (1991) bajo ordenes de Bush, los “crimenes de estado” de el GAL y la corrupción de todos los estamentos públicos, Banco de España, Casa de la Moneda, BOE, FILESA, MAESA, TIMESPORT…

Llega al poder por el “como sea” del atentado en Atocha el 11-M y se mantiene gracias al apoyo “como sea” de los neonazis de Carod Robira.

Pretende imponer “como sea” su ƒederalismo Asimétrico, aunque para ello tenga que mentir (inventando un golpe de estado de el PP, negociar con ETA a espaldas del “Pacto antiterrorista y por las libertades”), falsificar (inventando la historia para justificar las trájicas memeces de “La memoria histórica” y “La alianza de civilizaciones” o convertir en “accidente” el atentado y asesinatos de ETA en la T-4), expoliar (Desmantelar el archivo de Salamanca) y traicionar (desde hacer que la policia alerte a los asesinos de que van a ser detenidos y Garzón se niegue a investigarlo e impida que Grande Marlaska lo haga, hasta quitar cargos de terrorismo o la repugnante parodia montada con De Juana Chaos, para lo que utiliza “como sea” al Fiscal General .

Ahora tiene que ganar “como sea” las elecciones, para tranquilizar a vecinos molestos a regalado las aguas territoriales el Sahara a Marruecos (como potencia tutelar lo tenía que haber evitado) traicionando a los saharauis, desaparecen las incautaciones de alijos de hachis, para en el Constitucional la resolución sobre el “Statut”, hace enmudecer y desapasrecer de la escena social a los sindicatos y a partidos satélites como IU, para que no le remueban el agua y suba la mierda a la superficie.
Hace desaparecer de la calle las banderas de la II República, retarda el pacto con Nafarroa Bai hasta después de las elecciones y se postula como más españolista que nadie.

Y procurar “como sea” que a Saramago y a Bin Laden les parezca bien.

Antonio dijo...

Uf, pobre oyente, que mal lo debe estar pasando.
Se lo digo con la mejor intención. Cuídese. Cambie a otra emisora. O mejor, ponga música.