miércoles, enero 09, 2008

ALGO SOBRE EL PAÍS VASCO

Eran los fieles guardianes de Auschwitz.
Aquí se ríen.
Luego, cuando los buenos -pues así hay que decirlo- liberaron el campo de exterminio se quejaron por la violencia. Pues, había que ser equidistantes.

2 comentarios:

Filo de Espada dijo...

En ningún país civilizado se hablaría en titulares de una costilla rota de un delincuente peligroso. Mucho menos de un terrorista. Una vez la Justicia resolviera yá veríamos si habría que atacar al gobierno de turno o no.
Pero vivimos en el país de las maravillas, donde todo debe ser hermoso, pacífico y con mucho talante hasta para con los malos de la película.
Qué haría aquí cualquier héroe de Jhon Ford. Exiliarse.

Abu Simbel dijo...

Gracias por el articulito, es breve pero directo y muy acertado.

Por favor tenga en cuenta esa misma idea de la falacia de la equidistancia cuando hable sobre la guerra civil española, cuyo análisis básico ha de partir de algo tan simple como considerar en primer lugar en qué lado lucharon los nazis, "los malos", para no perdernos.

Saludos cordiales.