lunes, mayo 19, 2008

MADRID: HUELGA EN EDUCACIÓN

Nota: el pasado día 7 de mayo y el próximo 21 hay convocada una huelga de profesores de la enseñanza pública en la Comunidad de Madrid. Este artículo busca presentar las razones por las cuales apoyo dicha movilización y yo mismo, por tanto, haré huelga.

Ya hemos hablado aquí sobre la idea de estado de Esperanza Aguirre:no queremos repetirnos. Sin embargo sí queremos hablar sobre este mismo hecho concretado en el tema de educación.

Es falso que Esperanza Aguirre desee eliminar los servicios públicos. Efectivamente, no es, en absoluto, esa su idea. Lejos de eso, y como ya dijimos, la idea básica de Aguirre es el estado contratista, un gigantesco ente que se dedica a subcontratar sus servicios a la empresa privada. Con ello se consiguen dos objetivos: por un lado la creación de una oligarquía empresarial que entra en una alianza, en cierta medida subsidaria pues debe su poder al supremo contrastista, y que apoya a éste; por otro, se mantiene la cobertura básica pero socialmente segregada satisfaciendo así la medración ideológica, que no efectiva, de las clases medias. Esta se libra de compartir su nicho con las clases bajas, fundamentalmente emigrantes en la actualidad, y al tiempo estos inmigrantes acceden a unos servicios que ni en el mejor de sus sueños pensaron. De esta forma, pues, todos contentos.


¿Dónde residiría entonces el problema si al final se mantiene el servicio gratuito y todo el mundo sonríe satisfecho? Precisamente en el modelo de estado. Porque al igual que también analizamos con Zapatero, el modelo Aguirre no es neutral ni su finalidad última es, por supuesto, satisfacer y generar ciudadanía democrática. Lejos de eso, lo que se pretende es la creación de un estado oligarca en que las grandes corporaciones por un lado -fundamentalmente las constructoras, las nuevas empresas de sanidad y la Iglesia Católica como empresaria de educación- y por otro la oligarquía política dominen y controlen la situación-con su modelo no en la Gran Bretaña de Thatcher sino en el actual estado de los Estados Unidos-. Así, la esperanza de Aguirre va más allá del ideal tatcheriano -al fin y al cabo liberal- y entra de lleno en el terreno neoliberal. Aguirre pretende un estado que tenga una alianza con la oligarquía financiera y empresarial y cuya realización concreta sea el conjunto de intereses de esa oligarquía unidos a los intereses de la élite política. Y la moneda de uso para sellar el pacto es el servicio público, imaginen la millonada, subcontratado por el estado.

Sería ingenuo pensar que los funcionarios no son un grupo privilegiado en relación a otros sectores sociales. Incluso sería ingenuo defender que debe realmente existir una tan importante cantidad de estos –ya que no necesariamente la defensa de lo público implica la existencia de una clase funcionarial-. Ciertamente nunca hemos llegado a comprender el motivo por el cual un profesor, un médico, un conserje o un oficinista, y hay más casos, deban ser funcionarios. Sin embargo, la cosa está así planificada. También hemos hablado aquí de la escuela pública y desde luego ya hemos señalado que está muy lejos de la verdad señalar que el único responsable del desastre de esta sea, por ejemplo en Madrid, el gobierno Aguirre. Sin embargo, y a su vez, ese mismo gobierno es también responsable. Y está claro que para conseguir su modelo de estado debe, como en cualquier estrategia de mercado, eliminar al rival y, aquí, el rival son los servicios públicos directamente gestionados por la administración. Por eso hay una auténtica campaña, tanto en sanidad -más agresiva aún por haberse iniciado hace poco y tener que ganar el tiempo perdido- como en educación de descrédito de los servicios públicos. Y este proceso de acoso y derribo tiene un doble objetivo: por un lado, generar una mala imagen pública -como ejemplo vaya la campaña montada por el gobierno Aguirre y medios afines contra el equipo de Leganés o la idea generalizada de los institutos como lugares sin ley-: por otro, un empeoramiento progresivo de las condiciones de trabajo, tanto salarial como laboral, del funcionariado.

Pero, ¿con qué fin esta proletarización del trabajo funcionarial? Alguien podría pensar que ahí se trataría de justicia igualitaria y que, por tanto, la acción de gobierno es correcta. Sin embargo se nos vamos a permitir aburrir aún más al lector para aclarar esto. Lejos de una idea de justicia lo que subyace a la creciente proletarización del funcionariado en la ideología Aguirre guarda relación con lo dicho al principio. Efectivamente, me explico, la idea de Aguirre debe engarzarse en la creación de un estado contratista. Pero hay un problema con la mano de obra pues las condiciones laborales tanto en la sanidad como en la enseñanza pública son infinitamente mejores que las de la privada. Ello provoca que la mayoría de los profesionales prefieran buscar en el sector público empleo a pesar de tener que pasar una oposición, en realidad varias, para ello. Incluso el personal de la privada a la mínima oportunidad abandona, y con toda razón, su puesto de trabajo ante la posibilidad de una interinidad, es decir: un puesto eventual pero, en realidad, tan eventual como cualquier puesto en la privada. La exigencia pues de priorizar la empresa privada como subcontrata estatal pasa, necesariamente, por liberalizar su mercado de trabajo. O diciéndolo en lenguaje real: destruir las ventajas de un modelo, funcionariado, para hacer cautivo a los trabajadores del otro. Y una vez que las ventajas son mínimas para el tránsito de un modelo a otro y con ello se desincentiva el paso, generar un ejército industrial de reserva, eso sí, con licenciatura, que beneficie a la empresa educativa, aquí ya tanto concertada como privada, y a las nuevas industrias médicas. Interés de la oligarquía.

¿Quiero ganar más dinero? Sí, claro. Y lo quiero ganar, precisamente, porque soy un profesional. Pero uno siempre ha mantenido que las huelgas en los servicios públicos son cosa muy seria. Y precisamente por eso viene este texto, aburrido y sin consignas, para explicar mi posición. Porque lo que está en juego no son meramente mis condiciones laborales, que repito las considero privilegiadas enfrentadas al repugnante mercado de trabajo español, sino la lucha contra una idea de estado que mantiene, además por quien se postula como futura candidata a la presidencia del gobierno, una tesis básica: el estado sirve a la oligarquía porque es oligarquía.

17 comentarios:

Anónimo dijo...

Por lo tanto entiendo que su modelo de estado es aquel que no sea oligarquía, sino democracia de verdad (en verdad de democracia).
Seguro en algún artículo publicado anteriormente está explicado eso, Sr. Mesa, pero permita mi ignorancia en este punto pues me he unido muy recientemente a este su magnífico y estimulante blog.
De acuerdo en todo con usted, seguro seguirá siendo estimulante encontrar las aristas de los matices de nuestras diferencias, en el convencimiento de que en lo que nos diferencia está lo que somos y lo que en verdad tiene valor. También comunitariamente. Y quizá ese sea el valor ¿último? de la defensa de lo público. La defensa del espacio común libre de cualquier oligarquía. Espacio común vacío y que se actualice en cada caso por la comunidad con la única regla sagrada de nunca llegar a ocuparlo. ¿El sueño libertario?

El Sanfe.

P.D.: Salud y Comunidad. Sigue en pie el concurso de des-velar la referencia que se esconde tras este saludo-despedida.

odradek dijo...

me he permitido enlazar este artículo a mi blog (http://odradek-despuesdetodo.blogspot.com). Lo considero lúcido y brillante.

Antes de trabajar en el sector público trasegué, al tiempo que algunos amigos más o menos de mi edad, por la empresa privada. Las condiciones en casi todas partes oscilaban entre la esclavitud griega (condiciones laborales no extremadamente malas pero ni voz ni voto para nada, ni siquiera para lo que afectaba directamente a tu desempeño) y las relaciones feudovasayáticas (debes lealtad a la empresa, a cambio de un sueldo miserable, de acuerdo, pero estás a salvo del paro).

Contrariamente a lo que propugna la antropología neoliberal, la creación de un entorno de competencia en la que todas las personas son perfectamente prescindibles y por tanto insignificantes no arrojaba mayor productividad ni personal más cualificado, sino entornos más bien zafios donde se multiplicaban los acosos, los abusos y el resentimiento al comprobar que detrás de la promesa de mejora no había nada, que la zabahoria era sólo el lado amable del palo.

Me pregunto si extendiendo a la gran mayoría del mercado laboral tales condiciones de vida -por no hablar de la exclusión estructural de aproximadamente un 10% de la población-, es posible algo parecido a una ciudadanía.

POCHOLO dijo...

Debo decirle que tiene usted todo mi apoyo por varias razones.
- Porqué en este sistema político nadie regala nada y son ustedes los que primero deben plantar cara a los que quieren precarizar sus condiciones laborales.
- Por sentido común, a diferencia de otros lo que a mi me gustaría sería disfrutar de derechos como los que ustedes poseen. Y no, desear por pura envidia que ustedes cayeran en la misma situación en la que yo me encuentro.
- Y finalmente, porqué ustedes, los funcionarios, son probablemente el último bastión de los sindicatos. Ustedes son de los pocos que a día de hoy pueden disfrutar de los derechos que un día conquistaron nuestros abuelos. Derechos, que a día de hoy para la inmensa mayoría son sólo papeles mojados. Si el gobierno de Aguirre consigue sus propósitos, no sólo ustedes sino todos los asalariados sufriremos una merma de derechos y calidad de vida.
Por tanto, toca salir a la calle a ir a defender nuestros derechos.

*Señor Mesa, yo discrepo en su análisis de los dos modelos. Creo que el modelo de ZP es el mismo modelo que el de Espe. El toque populista de ZP es simplemente un tic, un rasgo diferencial. Pero creo que el modelo de estado de ZP es muy parecido al de Aguirre: Estado mínimo y dedicado a favorecer los intereses de la oligarquía empresarial y financiera.

Y sino, ¿Cómo entender la propuesta del conseller Maragall? El cual quería privatizar la gestión de los centros públicos para mejorar la eficiencia de los mismos.

http://firgoa.usc.es/drupal/node/3971

Un Oyente de Federico dijo...

Responsabilizo a los maestros, del progreso social.
Por eso es la profesión que más valoro. Las sociedades que han trasmitido sistematicamente el conocimiento, son las que han progresado.

Decia Ud. en el Manifiesto por la Razón: "el conocimiento os hará libres".

—Tenemos todo el saber humanos, a nuestro alcance casi instantaneamente.
—Tenemos los receptores, los discípulos y una ley de educación que obliga a los españoles a escolarizarse hasta los 16 años y hasta los 18 a los extranjeros.
—Tenemos los trasmisores, los maestros, con preparación universitaria.

Pero el resultado de estos tres factores, si tomamos como referencia el “Informe Pisa”, es que somos los penúltimos entre los paises desarrollados y somos superados por algunos de los subdesarrollados.

Tenemos las herramientas y tenemos el material, es evidente que lo que falla es el profesional.

El gobierno, le echo la culpa a Franco. El gobierno ya saca partido al nivel social de conocimiento que denuncia el “Informe Pisa” y ni se molesta en elaborar excusas racionales.
Y con el gobierno está el “Sindicato de estudiantes” que reivindica menos horas lectivas o que en Bailen quiten el nombre de un colegio público que se llama “19 de Julio” por su ¡relación con el franquismo!

Si por mi fiera yo les daría a Uds. el triple o el quintuple, pues como Ud. dice, estamos hablando de LIBERTAD, de la auténtica libertad.

Pero estoy seguro, que esto a Uds, se la sopla.
Si no ya lo hubieran solucionado.

odradek dijo...

a ver, oyente federiquil: si te lees bien los informes -el Pisa y otros- verás que comunidades como Asturias y Castilla-León ofrecen reultados homologables a los de los países más avanzados mientras comunidades como Madrid quedan entre los más bajos. Misterio.Casualmente Madrid presupuesta en educación montantes equivalentes a los de Macedonia, Turquía o Rumanía y, en el ámbito nacional, un porcentaje de sus presupuestos signficativamente menor -tirando a ínfimo- al de buena parte de las Autonomías más pobres.

¿De verdad crees que eso no tiene ninguna relevancia? ¿Sin pasta puedes tener medios y recursos humanos para aumentar la calidad de la enseñanza? ¿Sin el respaldo de la dirección -en este caso la administración autonómica- una empresa, pública o privada, puede funionar en sus niveles óptimos?
Pero claro, como hablas de oídas -eso indica tu nick- y prefieres que te lo den hecho, ni te acercas a las fuentes ni sabes cómo interpretarlas. Así que olvídate del gobierno, que las competencias en educación llevan transferidas ya unos años. El problema es de modelos, de políticas y de dedicación: comunidades como Castilla-León tienen también un gobierno pepero, pero sea por cierta tradición local, sea por dedicación y apoyo de su administración, los resultados educativos son bastante mejores que los de Madrid: ¿No será una cuestión de modelo? ¿Es que no quieres darte cuenta de que las políticas educativas de Madrid llevan un tiempo dirigidas tozudamente a cargarse la enseñanza pública?

No, porque hablas de oídas y puta la idea que tienes de lo que dices o balbuceas.No, porque tu única intención es seguir el rollo al ala inmoderada del PP que sólo piensa en sus propios intereses políticos y empresariales -ni siquiera en los de todos sus representados y mucho menos en el interés general y común.

Así que si no quieres enterarte, no te enteres, estás en tu derecho.

Pero si crees que a los maestros se la suda la educación, piensa siquiera por un momento qué les moverá para renunciar a una parte de su sueldo -muchos interinos son mileuristas-, a acudir a manifestaciones en defensa de un modelo que consideran más justo y equilibrado y, en definitiva, a comprometerse con su trabajo y a defender la escuela publica.

Pero tú tranquilo, pon la radio -la que sea- y que piensen por ti.

Enrique P. Mesa García dijo...

Me gustaría decir, a tenor de las últimas intervenciones, que en este blog nunca se debe perder la buena educación y la cortesía. Es decir, que sobran las palabrotas, las descalificaciones personales y las expresiones de mal gusto.
Gracias.

odradek dijo...

escribir con dolor de muelas no es lo adecuado, ciertamente.
por lo que me toca, en lo sucesivo trataré de no abdicar de los modales de la cortesía.
un saludo a todos.

Un Oyente de Federico dijo...

Don Odradek, ha dedicado Ud. a mi persona casi 60 lineas. Espero estar a la altura y merecerlo.
Ni mi señora ni mi hija, me dedican tanto esfuerzo. Sólo en mi perra he encontrado tanta dedicación como la suya.
Le pasaré su comentario a mi señora, para que tenga argumentos que incluir en su solicitud de divorcio, si algún día decide dejar de aguantarme.

Yo le puedo calcular lo que perderá su “interino mileurista” en un día de huelga, y si consiguen el aumento de salario y el ordenador personal, podemos descontar el “debe” y el “haber” y cuantificar las perdidas o ganancias de su “interino mileurista” en estas jornadas reivindicativas.

Ahora, cuantifiqueme Ud. si puede, la perdida ya irrecuperable de un día de aprendizaje para su alumno o sus alumnos. Y con la cantidad que Ud me diga, podremos valorar lo que su huelga ha aportado al Progreso social y a la libertad de la que nos habla Don Enrique P. Mesa.

Se me ocurren mil maneras de reivindicar mejoras sin tener que tomar como rehenes a sus alumnos y sin que estos tengan que perder clases.
De mi casa salieron las cadenas y algunos de los representantes sindicales de los maestros gallegos, que venían a Madrid a encadenarse al ministerio, para conseguir cosas tan obvias como que si un niño se torcía el tobillo en una excursión, la reclamación de los padres no dejara en la ruina al maestro. Y, entonces, lo consiguieron.
Pero eran otros tiempos.

odradek dijo...

oidor: no le he dedicado a usted ni una sola línea, sino a refutar sus desenfocadas opiniones. me gustaría centrarnos en eso, que es lo que como ciudadano me importa, y no en las zalamerías que le haga su guau guau.
datos y argumentos, y no salir por la tangente ridíacula y zafia del argumentum ad hominem y el rábano por las hojas.

le recuerdo que el sindicato de estudiantes también convocaba a ese sector de la comunidad educativa -como las ampas a sus miembros- y que se estipularon unos servicios mínimos, luego no hay rehenes, por mucho que les mole ese léxico de guerrilla que emplean sus bufones preferidos: reconocido el derecho a la huelga en nuestro marco constitucional, es obvio que de momento ése es uno de los cauces legítimos y legales para reivindicar mejoras.

pero creo que el tema central del post es el estado de la educación en madrid y cómo mejorarlo cada uno desde su lugar (padre, alumno, directivo, gestorpolítico, alumno, etc), no enzarzarse en chirigotas de taberna a ver quién la dice más gorda.

por cierto, la plataforma de profesores de infantil recogía firmas para la regulación de la etapa de 0 a 6 años, ya que el último desarrollo legal de la comunidad permite al pareecer abrir una guardería -sin controles educativos ni de otra clase- casi a cualquiera que tenga un cuarto libre en casa. el lema era "educamos, no almacenamos niños". supongo que la calidad educativa empieza desde el nacimiento.

Anónimo dijo...

Interesante cómo está el tema. Primero felicitar sinceramente a D.Un oyente de Federico por la dedicación que le dedica su perra. Usted mismo reconoce que es mayor que la que le dedica su señora y su hija. Significativo. Incluso como recurso en su ironía. ¿No cree?
y discutir por discutir, pues me da la impresión que todos estamos en la misma dirección. Con todos los matices que se quiera. Y eso es importante, eh, no digo yo otra cosa. Incluso fundamental. En el sentido de que esos matices son los que nos fundamentan. Y hasta nos fundan.
Pero un matiz de esos que se me asoma como fundamental. D. Un oyente de Federico, de los tres pilares constituyentes con los que dice contamos... ¿es así? Me refiero, ¿de manera absoluta? ¿O tiene importancia capital el qué y el cómo de esos pilares? A saber, "saber humano", "receptores" y "maestros".
Lo digo porque me parece significativo alguna implicación e inferencia... Como la de denominar receptores a los alumnos. Por tanto los maestros transmisores o emisores. Lo cual ya está pre-figurando y pre-conformando una idea de educación. ¿La única? ¿La más desable?
Otro detalle. Ustedes los defensores de la Libertad (a veces sospecho que para denegar libertades -la mayúscula y la minúscula, así como el singular o plural los tomo como fundamentales-)preocupados siempre por lo que pierden los indefensos alumnos al birlarles nosotros malvados profesores dos días de clase... ¿de Ilustración? ¿de Libertad?... acaso,¿esas dos jornadas de reivindicación no son educar? En su idea de educación de la que antes le hablaba ya sé que no.
Último detalle. Qué gran altura épica y ética que si cadenas, que si luchas cuando eran otros tiempos (¿implica que aquellas si eran luchas de verdad, pero de la buena?) Porque siempre tengo la sensación que ustedes cuando nos hablan por encima del hombro, no hacen más que dejar patente su propio fracaso, cuanto menos, pues el mundo que les hemos heredado es este que es... ¿orgullosos de él se encuentran? Ello da su nivel. El de ustedes me refiero. Nuestras acciones de hoy darán a mi generación su nivel en unas decadas. O al menos nos darán el nivel que nos merezcamos el como hablemos a las generaciones por venir. Cuidado con esos ramalazos de dignidad. Son muy peligrosos.
"Qué tiempos estos en los que hay que seguir luchando por lo que es evidente" Manuel Vázquez Montalbán dixit.

El Sanfe.

Un Oyente de Federico dijo...

Don Sanfe, ha puesto Ud. algo fundamental y que no recuerdo haber leido en los comentarios de ninguno de los tres blog que visito habitualmente (“Filo de espada”, “Imperialista” y este), pero que a mi juicio es imprescindible como punto de partida, para cualquier análisis:
————————————
y discutir por discutir, pues me da la impresión que todos estamos en la misma dirección. Con todos los matices que se quiera. Y eso es importante, eh, no digo yo otra cosa. Incluso fundamental. En el sentido de que esos matices son los que nos fundamentan. Y hasta nos fundan.
————————————
Tras esto, poco tengo que añadir, sólo, esperar, que como Uds. dicen el informe PISA esté mal interpretado y todo esté bien, menos el dinero.
Que sea cosa particular de mi gente el no darnos cuenta de lo bien que va todo.
Y confiar en que Uds. al menos, como profesionales no consientan el fracaso.

Quiero terminar, con algo simbólico y representativo, para que Uds nos comprendan, en lo referente a la educación y la cultura de la izquierda actual, aprovechando la cita que usted incluye:
————————————
"Qué tiempos estos en los que hay que seguir luchando por lo que es evidente" Manuel Vázquez Montalbán dixit.
————————————
Parafraseando a Carmen Calvo ex-Ministra de Cultura, en una sesión con el Senado en febrero de 2005; le diré que para mi, Vázquez Montalbán nuca será Dixi ni Pixi.
Pues justo eso es lo que nos preocupa, que ni Dixi ni Pixi.

(Don E.P. Mesa, no tiene que darme explicaciones del porque no publica mis comentarios, yo no lo entiendo, pero Ud, tendrá sus razones. No volveré a realizar ninguno. Pero le ruego que este —la parte en que me dirijo a Don Sanfe—, si lo publique)

Enrique P. Mesa García dijo...

D. Oyente: publico todos sus comentarios y, es más, agradezco profundamentela dedicación que usted tiene para con este blog. Los comentarios que hoy domingo a las 10'30 de la mañna acabo de publicar los acabo de recibir en el panel del blog. De hecho, ayer publiqué una nota, como puede comprobar, y no aparecía que no hubiese comentarios sin publicar y en mi correo electrónico no he recibido ninguno suyo.
Lamento el malentendido, pero puede usted estar seguro de que nunca se ha realizado en este blog censura política y que es usted bienvenido en él.
Por último peidrle disculpas a usted y al resto de lectores por los problemas técnicos, de los que desconozco su causa, que han producido este pequeño, espero, malentendido.

Anónimo dijo...

D. Un oyente de Federico, pongo la mano en el fuego porque el Sr. Mesa no censura absolutamente nada. Seguro. Siempre.
Creo que no entendió mi referencia a que todos estamos en la misma dirección. Usted y yo y los demás. La explicito ahora. Que todos notamos y hacemos notar que la educación es muy mejorable y que la base de esa mejora es la defensa de la educación pública. A partir de ahí es donde vienen los matices y diferencias que a cada uno nos dan nuestro ser y nos fundamentan.
De ahí que sea discutir por discutir. La base es compartida. Por eso se puede discutir. Si no, quizá el diálogo sería inviable sino imposible. Un saludo.
Siempre con cariño y respeto (incluso hasta cuando me subleva).

El Sanfe.

Anónimo dijo...

Ayns, por cierto,... ¿Dixi? ¿Pixi? Pues no lo pillo. ¿Carmen Calco sobre Manuel Vázquez Montalbán o sobre Pixi y Dixi en el Senado? Pues sigo sin pillarlo. ¿La "izquierda actual"? ¿Otra vez nos referimos a la "auto denominada izquierda" (en palabras del Sr. Mesa) como izquierda? Pues eso... que qué tiempos estos...

El Sanfe.

Un Oyente de Federico dijo...

Don E. P. Mesa, a mi también me extrañaba, mucho y creo que esta vez, si que la culpa es del mensajero. Orange en mi caso.
Y el agradecimiento, es mio y compartido, supongo, por los que como yo accedemos a sus comentarios, reflexiones y consideraciones.

Don Sanfe, si que entendí a que se refería en su “…todos estamos en la misma dirección”. Por eso le dec´ìa , que después de eso poco tengo que añadir.
Mas que confiar en que Uds. contrariamente a lo que yo creo, sepan lo que están haciendo
Ya había dicho que la suya es la profesión que más valoro.
A mi hija, desde pequeña, la hicimos comprender lo impagable que era el que alguien la trasmitiera su conocimiento y la exigimos que respetara al profesor y que se posicionara en contra de quien delante de ella, pretendiera faltarle al respeto.
Y el resultado es una mujer, sobre todo, libre y consciente de que lo es y de lo que su libertad ha costado; y comprometida con su época.
Lo cual me enorgullece como padre y comparto ese orgullo con su madre y con las Hermanas de la Caridad del Colegio San Alfonso de la calle Mesón de Paredes, Madrid.

Soy defensor de lo público, tanto por mi creencia en la igualdad, como por mi situación económica y lo exijo como un dignificante derecho y no como una limismosna gubernamental.
Y en el caso de la enseñanza, todavía más, pues como ya he dicho, la responsabilizo del progreso social y de que en la recta de salida individual, mi hija este en igual situación que la hija de Zapatero.

Le explico lo de Pixi y Dixi.
Nada que ver con Don Manuel Vázquez Montalbán, –pobrecito mio–, mas que el “Dixit” con el que Ud remata la frase:. Y como toda una Ministra, de toda una Cultura, de toda una Izquierda, no tiene ni pajolera idea de que es “Dixit”.
Copio y pego
——————————————
Durante una sesión con el Senado en febrero de 2005, la ministra Carmen Calvo fue interrogada por el senador popular Juan Van-Halen Acedo acerca de las medidas previstas por el Ejecutivo para frenar la crisis en el cine español que perdió muchos espectadores mientras gobernaba el PP, "periodo negro, Calvo dixit", según palabras de Van Halen. La ministra, en su turno de réplica, se mostró ofendida por no haber sido llamada "su señoría", según la fórmula habitual, e increpó al senador diciendo que para ella, él "nunca será Van Halen Dixi ni Pixi; será su señoría".
——————————————
Sobre Don Manuel Vázquez Montalbán, sólo tengo admiración, respeto, la tarea pendiente de digitalizar la cinta VHS donde tengo grabada la entrevista-epílogo de Canal+ y una receta de berenjenas rellenas.
En su muerte dato en fin de la izquierda española. A partir de ahí ya sólo es “progresía extrema”. “Progresía nacionalsocialista” o “progresía calimochera”.

Anónimo dijo...

Es decir, progresía o progresismo, pero no izquierda. Yo también dato en su muerte el referente principal de la izquierda durante toda mi adolescencia y primera juventud. No la he buscado pero debería estar por el emule o algo similar dicha entrevista en formato digital, claro. Y seguro mucho más material suyo.

A pesar de lo que parezca... que bueno enfrentar distintas posiciones entre nosotros. Sobre todo por eso, por distintas y confrontables. Agradecido el espacio abierto por el Sr. Mesa para ello.

Le animo a que descubra nuevos referentes de la izquierda. El caso es que quizá la izquierda o las izquierdas se mueven y no están donde hasta hace poco estaban. Quizá por eso no se encuentran con facilidad. Porque debamos cambiar nuestros constructos mentales, nuestros paradigmas. ¡Si hasta se empieza a pensar una izquierda no-marxista! Con perdón del marxismo e historicismo de referentes aún destacables como Manuel Vázquez Montalbán.

En una conferencia (o presentación de un libro, no recuerdo), tras su exposición, un reputado y afamado filósofo post-moderno (¿Virilio? no recuerdo) pretendió abrumar y tumbar el pensar de Manuel Vázquez Montalbán en lo que tenía de histórico-historicista -ya que el marxismo quizá no puede no ser histórico-. La respuesta, lúcida y brillante de MVM fue... yo sólo soy un poeta. ¡Grande! ¡Inmenso!

Por favor, lean su poesía. Por favor, léanlo como poeta. Todo.

El Sanfe.

P.D.: lo siento sr. Mesa pero no puedo aportar la prueba documental sobre esta última anécdota. No recuerdo si lo leí en un artículo periodístico o en alguno de los prólogos de los innumerables libros que tengo de él. Espero que Manuel Vázquez Montalbán no tuviese que defenderse de mis palabras. Un saludo. Cordial. Claro.

odradek dijo...

sanfe: lo leíste en un periódico. es la que cuenta no sé si castellet -el antólogo de los novísimos setenteros- para destacar su faceta de poeta, que no fue muy atendida por público ni crítica.