martes, septiembre 16, 2008

BASURA (otra vez): eso que se llama cultura popular


Es el toro de la Vega, en Tordesillas. Ignorantes, gentuza y paletos contra un pobre animal. Y página web con mensaje: sin raíz, nada.
Vida vegetativa.
Encefalograma plano.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

¿No habíamos quedado en la superioridad cultural de occidente?

Por cierto, que muchos de estos señores, y otros con el encefalograma menos plano, estarán de acuerdo con el teólogo marroquí de marras porque, como él, habrán constatado que las niñas y niños dan mejores prestaciones que los mayores. ¿No iban a manifestarse y todo? Si usted indagara entre sus amistades y conocidos, se daría cuenta de la cantidad de ellos que han sufrido abusos. Claro que, para eso, hay que saber escuchar.

En cualquier caso, si lo de la pederastia de los curas se airea o no en función de la opinión que a uno le merezca la Iglesia, en esto otro todo el mundo está de acuerdo, tanto la autoproclamada izquierda como la autodenominada derecha: Aquí no pasa.

No sé en que mierda de mundo feliz viven usted y alguno de sus seguidores. Sólo puedo decir que su relativismo no sólo me indigna, sino que me parece humillante.

Valeriana G.

odradek dijo...

Éstas son las cosas que me persuaden de la superioridad cultural de occidente o eso.

Aunque yo ya estaba convencido de esa superioridad sobre todo desde hace unos veranos, cuando todo el engranaje político de occidente se puso a favor de un país teocrático que no reconoce los derechos a las minorías religiosas (la única democracia de la zona, cacarean como patos mecánicos los prosionistas de argumentario) cuando le dio por destruir, con manifiesto abuso de fuerza (pienso esto merced a un valor cultural restringido a occidente?), todas las infraestructuras de Líbano, un asqueroso país no occidental de mayoría musulmana donde ésta (ignorantes, paletos, mala gente no occidental) convive en igualdad de derechos civiles y religiosos con cristianos y drusos.

Va de suyo que alancearon civiles como vacas indefensas con el cuento de la "guerra contra el terrorismo", curioso oxímoron de esos con los que nos obsequian de vez en cuando los aparatos de legitimación de la propia barbarie occidental, obviamente exentos de cualquier relativismo cultural, como todo el mundo sabe.

Por cierto, perspectiva decadente: el arte no cambia el mundo pero consuela. Y ayuda a resistir. Hay una monja y antropóloga libanesa, Marie Keyrouz, que ha editado varios discos con cantos meronitas y melquitas (una cosa de sectas cristianas) acompañada por una orquesta de seres culturalmente inferiores por no occidentales. Pese a todo cuando les vi en concierto parecían tan humanos y capaces de cultura como ella, cosa que me extrañó mucho.

No sé si seguirá viva o se la cargaría algún hijo de Sión aquel verano (con el aplauso dionisiaco de occidente), pero el caso es que por casa la apreciamos mucho y recomendamos sus cantos por ahí.

Y yo que pensaba que el freno para el progeso político y cultural venía de dejar las tradiciones en manos de los tradicionalistas (en cualquier parte del mundo y de la historia) y de aceptar tal estado de cosas con resignado fatalismo...

Enrique P. Mesa García dijo...

No sé en que mierda de mundo feliz viven usted y alguno de sus seguidores. Sólo puedo decir que su relativismo no sólo me indigna, sino que me parece humillante.
Doña Valeriana, si eso va por mí no lo entiendo. ¿Cuándo he dicho yo que soy relativista? ¿Dónde percibe usted eso? ¿Cuándo he defendido yo que el mundo sea feliz?
D. Odradek:
no entiendo qué me critica.¿He defendido alguna vez lo que usted dice? ¿He señalado una superioridad racial o algo así?

SEguramente, si ustedes no me entienden, es que me he explicado mal.

odradek dijo...

don Enrique: no se ofenda ni se dé por aludido personalmente por mis juegos posterasmistas. Claro que si quiere hacerlo, está usted en su derecho, sin salir de Erasmo.

Sólo pretendo señalar que conceptos como "relativismo moral", "superioridad cultural o antropológica" y maximalismos como "cultura occidental" son puro nominalismo (además de universalismos sin universalidad) y por tanto podrán dar pie a chácharas de toda clase pero no tienen correlato real: verbum est, res non est.

Debe de ser porque esperaba encontrar ese texto sobre la superioridad cultural de eso que usted llama occidente y cuya unidad antropológico-cultural creo honesta y humildemente indefendible.

Eso es todo.

Un Oyente de Federico dijo...

Pues yo como no voy a ser menos que los demás, le diré que de pequeño me gustaba tanto Jimi Hendrix que aprendí a tocar la botella de Anis del Mono (la de Darwin) con los dientes y era la figura en las fiestas del pueblo.

Además si puedo saludar, saludo a mi cuñada Nines que no para de hablar y a mi perra que tanto me quiere.

Enhorabuena por su pograma.

Matías Prats Junior dijo...

Deje lo de la superioridad de occidente para otro día, o mejor déjelo sine die porque el siglo XIX y la frenología ya pasaron, no se complique la vida...

Mejor, si me acepta la sugerencia, hablemos sobre la necesidad/oportunidad de los espectáculos taurinos, que son sólo una más entre tantas otras cosas de lo que nos diferencia y nos separa de Europa, de su occidente.

Buenas noches y buena suerte.

Anónimo dijo...

Tordesillas me parece una salvajada nose como puede existir cierta Gentuza Ignorante que le guste ver este espectaculo tan vulgar y denigrante la verdad me da asco la gente que se divierte con el sufrimiento de un pobre animal ojala acabe toda esta masacre porque a esto no se le puede llamar arte solo crueldad y hipocresia abajo tordesillas...

Anónimo dijo...

Que es lo que pensarán los "taurinos" cuando se ponen en la piel del toro, porque lo hacen... Ya hay que ser mala persona para seguir apoyando esa... mm digamos basura.