miércoles, abril 15, 2009

VIDA INTERIOR/22 (los dos patitos): ACTUALIZANDO MI BIOGRAFÍA

¿Quién de nosotros no tiene una vida interior muy grande? ¿Y qué poeta no nos la cuenta una y otra vez? En esta sección mi alma se desnudará.Incluso he comprado una nueva para tenerla más grande. Porque, en el fondo, yo también quiero ser feliz

Unos viven la vida, otros solo la hacemos. Y, a veces, también la escribimos. Con lo que ha pasado no podíamos por menos que actualizar nuestra célebre biografía. Y lo hacemos contentos porque en el fondo nosotros también queremos ser felices.
Como usted
y usted
y usted.
Todos contentos, ¿o no?

5 comentarios:

POCHOLO dijo...

Yo no entiendo lo que le ha pasado. A ver, aunque no haga "Psicología", le quedan la tutoría, "Ética" y la obligatoria de "Filosofía". No entiendo porqué se tiene que ir del instituto. ¿Por qué se va porqué no hace el mínimo de horas o sea porqué lo han echado o porqué usted ha decidido irse por motivos personales?

En la actualización de su biografía muestra una preocupante tendencia a ganarse la animadversión de parte de las plantillas de los centros. Y cito:

- 1994-96 colegio Fuentelarreyna: donde su éxito con el alumnado se unió al cariño de sus compañeros profesores debido a sus ingeniosos comentarios y acciones, comenzando así una constante en su carrera profesional.
- 1996-2005? IES Alameda de Osuna.
- 2005-2006 Entró en el IES Duque de Rivas donde rápidamente supo ganarse no sólo el amor y respeto de sus alumnos que le admiraban (...)sino el cariño y simpatía de sus compañeros por sus intervenciones en el claustro (una vez más –asevera-). Tras ser calificado por sus colegas como un hjjodeputa, sin vida propia y que no daba 18 horas de clase (Tenían razón en dos de tres...)
- 2006-2009 Ies Federica Montseny. enriqueppuntomesagarcía, en plaza definitiva desde 2006, ejerció su habitual encanto con los alumnos (sigo siendo su héroe -exclama sin comprender la tragedia de esas palabras-) y con sus compañeros profesores: comentarios simpáticos, alocuciones (¿sabe usted lo que es una alocución?) brillantes, propuestas racionales en el claustro en torno al horario (¿¡ha dicho el horario!?, ¿de los funcionarios?, ¿y para eso me saqué yo una oposición?, ¡fascista!). Y de nuevo sus compañeros de nómina y trabajo (¿trabajo?) inmediatamente buscaron un medio de agradecerle su cooperación. Así que allí fueron y en célebre claustro, que incluyó a la señora directora pidiendo el voto secreto, le fue negado seguir dando Psicología en el centro aunque la cogieran la mayoría de los alumnos: no hay nada como trabajar bien –dice mientras recoge sus cosas en una caja de cartón y demuestra que no se entera-. En definitiva, a día de hoy (una plaza definitiva que le duró tres años) nuestro héroe busca nuevo centro.
Pero, cuidado, tal vez sea el tuyo.

¿Le han echado o bien se va usted? ¿Y si se va usted por qué se va?

Enrique P. Mesa García dijo...

A ver D. Pocholo, le cuento brevemente: me voy yo pero me echan. Al quitarme Psicología me quedo con menos horas lectivas de las obligatorias para quedarme en ese centro y, por tanto, aprovecho y me voy. ¿Es eso huir? No exactamente. Si huyera, al llegar al sitio nuevo habría aprendido la lección, como me ocurrió en Rivas, y me callaría. Pero, no me pienso callar. Lo que ocurre es que la guerra es larga y un principio esencial en ella es que no debe haber vistorias pírricas. Así que ahora conviene una retirada.
Y otra cosa,. Quien aquí pierde no soy yo fundamentalmente: gano 2000 euros y voy a seguir cobrándolos, sino los alumnos. Ellos son, en realidad, los derrotados pues este episodio, como otros, demuestra que los centros educativos no están a su servicio sino al privilegio de aquellos quue cobran 2000 euros o más.

POCHOLO dijo...

Me lo temía.

Habla usted de guerra. ¿Qué guerra?

Somos adultos no niños. No me parece su forma de actuar correcta. Ni para sus alumnos ni para su familia, de la cual no habla (Ni tiene porque hablar) pero que sufre con usted.

Yo creo que usted hace bien en defender lo que defiende, pero no se trata de una guerra se trata de respeto o de miedo. Usted tiene que conseguir que sus compañeros dejen de meterse con usted por ser como es. Usted no tiene porqué cambiar su actitud, son ellos (Algunos de ellos) los que la han de modificar. Los que han de aprender que no sale gratis meterse con usted, que tiene un coste. Y no me refiero a montar un pollo. Me refiero a ser capaz de hacerse respetar.

Bueno, en todo caso nadie le discute a usted que sea "un soldado derrotado de una causa invencible, que es la causa de la justicia". Pero recuerde que usted no es Sócrates y todo se parece peligrosamente a una farsa.

Enrique P. Mesa García dijo...

D. Pocholo, es que usted confunde, creo yo, los términos. Esto no es una guerra personal sino otra cosa. Yo me hago respetar con quien me interesa, mis alumnos, pero no pienso perder ni un minuto en hacerme repestar, como usted dice, con semejante gente. Además, fíjese si me hago respetar que al único que votan en contra es a mí.
Y por supuesto que ni cambio ni he cambiado mi actitud siempre y cuando la considere justa.

Hilda dijo...

"Unos que vienen,ótros que se van...la vida sigue igual"

Al final los que pierden como siempre son los alumnos.
¿Hasta cúando?

Lo siento.
Buenos dias y buena suerte