lunes, abril 13, 2009

NUEVO GOBIERNO

1.- La ciencia es predicción certera. Su grandeza se basa, precisamente, en la capacidad de anteponerse al tiempo que aún no existe, el futuro, y decir qué va a ocurrir. Por eso, un conocimiento sin esa posibilidad no es ciencia aunque pretenda serlo en su nombre. Y es curioso que casi todos los estudios sobre la realidad han caído en el error de autodenominarse científicos y creerse tales solo cambiando el nombre: hay así una ciencia económica y, hasta, una ciencia de la información. Y también hay, cómo no, una facultad de ciencias, aún en plural suena más pedante, políticas. Precisamente todo lo que sigue detrás es un experimento crucial sobre esas mismas ciencias politicas. Pretendemos no solo explicar la causa del cambio de gobierno por parte de Zapatero, describir es siempre más sencillo, sino también pronosticar qué es lo que se busca con ello y, por tanto, qué va a ocurrir.

2.- La miseria moral de ciertos personajes no parece conocer límites. Zapatero es sin duda un gran político y con ello, sin duda, un gran mentiroso. Ello no quiere decir, por supuesto, que todo gran político sea un gran mentiroso pero sí condena aquella teoría sobre la estupidez de Zapatero. Zapatero será un miserable moral, lo es, pero no un estúpido -y por eso, precisamente, es un miserable-. De hecho, Zapatero es un ejemplo del político posmoderno –algo que ya inició Blair- frente a por ejemplo Aznar, que aún pretendía, como político antiguo, ser un estadista cuando a lo máximo que podía aspirar era a ser presidente de una comunidad de vecinos o alcalde de pueblo. Y esta diferencia entre uno y otro no se debe basar en el empleo de la mentira, Aznar mintió sin descanso, sino en otra cosa. No cabe intentar explicar a Zapatero de acuerdo a la idea política tradicional -ideas y proyectos basado en los llamados grandes relatos como la patria, el sentido de la historia o la emancipación humana- sino a una nueva forma politica que pasa por el uso que él mismo hace de la teoría de los estudios sociales que se trata de una sociología de la fragmentación. El marxismo hizo una división social sobre la base de la posesión o no del medio productivo, independientemente de las cualidades individuales, y cuyos intereses implicaban siempre a la totalidad. Sin embargo, para el estudio social, proveniente de la universidad de EEUU, no es tan importante la economía objetiva como la pertenencia a un colectivo determinado: mujeres, negros, hombres, vagabundos,… Se trata así de un cambio de paradigma importante pues lo que ahora importa no es tanto la condición objetiva social sino la sensación de pertenencia a un colectivo con intereses muy concretos que no implican el derrumbe de la totalidad: más fácil de manipular, más fácil de gobernar. Y Zapatero sabe que hay un colectivo importante en España que se considera, lo sea o no porque eso es otra historia de la objetividad, profundamente progresista. Da igual que luego sean y tengan un comportamiento social de derechas, porque lo que importa es que esa gente se siente en su interior –ah, el interior- progres. Y son un numero alto que Zapatero ha sabido movilizar muy bien de acuerdo a la estrategia de la confrontación: todo el que no me apoya es de derechas.

3.- La crisis económica es dura. Y lo es también porque el gobierno de Zapatero mintió hasta que ganó las elecciones asegurando que no había crisis y no tomó ninguna medida adelantada. Y lo es también porque el gobierno no sabe qué hacer. Cuando los niños tienen un problema usan una táctica sencilla tal vez objetivamente incorrecta, pero subjetivamente eficaz: olvidarlo y esconderse pensando que todo se arreglará solo. Cuando Zapatero excluye a Solbes del gobierno y lo sustituye por Salgado viene a decir que ya ha agotado su papel en la crisis económica y no piensa hacer más. Es decir: que imaginará cada noche que no hay crisis a la espera de que Obama y EEUU arranquen la economía. Y volvamos a entrar en la famosa champions.

4.- Se trata efectivamente de un gobierno con un claro matiz político, como no se ha cansado de repetir la prensa afecta. Pero lo interesante es interpretar qué significa esta expresión tan noble del matiz politco. Si observamos los nuevos ministros nos daremos cuenta de ello. Son o ministros del aparato del partido (José Blanco y Chaves) de los autodenominados creadores (González-Sinde) y de la universidad (Gabilondo), añadiendo a ellos ese personaje curioso, que ahora explicaremos su papel y que no es ajeno al partido, que es Trinidad Jiménez. ¿Por qué esto? Es una llamada de Zapatero a sus fieles, y bien recompensados, grupos sociales que de forma unívoca le han apoyado, en el caso de la universidad y el mundo de los autodenominados creadores, y una llamada de atención al partido avisándole de que si él, el presidente del gobierno, se hunde, el PSOE se hunde.

5.- Efectivamente, Zapatero ha decidido ligar su futuro al partido, o mejor aún, ha decidido ligar el futuro del partido al suyo. Hasta ahora, Zapatero había mostrado su desinterés por el partido al que consideraba secundario a la hora de las decisiones, como se vio al nombrar de vicepresidente, un cargo que se suele reservar a alguien del aparato, a la ínclita de la Vega. Sin embargo, la crisis económica y la presumible pérdida de las elecciones europeas le ha llevado a unir su suerte a la del partido para que nadie haga un movimiento en falso intentando ya una sucesión. Si Zapatero fracasa ahora fracasará el partido cosa que no hubiera sucedido antes pues el aparato siempre podía argumentar su escasa presencia en la toma de decisiones. Sin embargo ahora la incorparación de José Blanco, otro que no tiene un pelo de tonto, y especialmente de Chaves marca un nuevo punto de inflexión: el partido y yo, piensa Zapatero, vamos en unidad de destino. No se sabe si en lo universal, y viendo el ridículo de Kosovo ahí parece que no, pero sí al menos en lo local: la pérdida de mi puesto implica la pérdida de los vuestros.

6.- Y asimismo cabe entender así la llamada a la universidad y a los autodenominados artistas. Nombrar ministro de educación al jefe de los Rectores, Gabilondo, es una jugada estratégica que no hay que entenderla solo en sentido del proceso de Bolonia, algo que ya se va a hacer de una amnera u otra, sino en el de los favores recibidos. Efectivamente, debemos recordar que nada más llegar Zapatero al poder paralizó la ley universitaria que había creado el PP y contra la cual, casi unánimemente, había saltado el mundo del escalafón universitario. ¿Razón?, que aquella ley introducía un timidísmo recorte al poder de las familias y mafias universitarias que hasta entonces, y ahora, dirigían las universidades como si fueran las repúblicas independientes de su casa. Así, el mundo universitaria debía un favor y como en las viejas películas de mafiosos ha llegado el momento de pagar cuando las cosas van mal. Y no es vano que todo un metafísico, como lo fue Hegel quien al situarse como rector en Berlín corrió dialécticamente para declarar el espíritu absoluto realizado en el mismo estado que tan alto honor le concedía, corra ahora para ser ministro: pero, ya saben, aquí en plan local. Todo.

7.- ¿Y qué decir del mundo de los autoproclamados creadores? Normalmente no veo cine español: ni chino, ni italiano, ni americano, ... Sólo veo cine. Sin embargo, el cine español siempre lo pago. Y doy gracias a que la subvención del mismo permite el desarrollo cultural imprescindible de dicha industria: industria de la cultura como en el viejo chiste inteligencia militar. Pero lo que importa aquí es como un grupo que se ha significado sobremanera por su apoyo al personaje vuelve ahora gratificado. Y aquí no tanto por los favores especiales recibidos en su legislatura anterior como por los que quedan por percibir como promesa. Frente a la universidad, donde los favores recibidos pertenecen fundamentalmente al pasado, la industria de la cultura espera deseosa una ley que reduzca la libertad de internet y la domestique. Y al igual que ya apoyaron antes vuelven a estar, más que nunca, preparados para volver a defender sus privilegios.

8.- ¿Y Trinidad Jiménez? Si Zapatero sabe hacer algo es ideología: ocultar la realidad tras un manto. Recientemente, con el tema del aborto, ya se ha visto su labor: durante un mes la crisis desapareció de los titulares. A su vez, sanidad, en aras de la desastrosa competencia autonómica, es casi una cartera sin significado, en esto como educación, pero con un posible uso ideológico: Trinidad Jiménez, especialista en demagogía, será la encargada cuando queden pocos meses para las elecciones en presentar un proyecto que irrite a la reaccionaria Iglesia Católica -por ejemplo, algo sobre la eutanasia-. Y de nuevo la conciencia progre asistirá a votar con, tal vez, otros 400 euros pagados.

9.- Y cuando se habla de político es a esto a lo que se ha llegado.

y 10.- Y es triste.

5 comentarios:

Don Güapo dijo...

Muy buena entrada, aunque su cita a Aznar, cuyos datos económicos en su mandanto fueron excelentes, es extemporánea y no vale para compensar.

Acertada las razones que expone en relación al nombramiento de Chaves, Blanco, Trini y Salgado. Comunión con el partido, frentismo moderado pero sostenido, propaganda y apuesta por no afrontar los problemas de fondo a fin de no sufrir coste político, a la espera de que el final de la crisis financiera (que será corta, como ya le dije) apuntale, junto a la utilización de más déficit y deuda, la crisis económico-productiva interior. Veremos el IVA en el 19%, recuerde.

En lo de Sinde discrepo. Es un error electoral, pues no han visto bien el fiel de la balanza a futuro. Siguen pensando que pesa más la franja de voto urbano, ya mayor, relativamente acomodada, de origen humilde pero que prosperaron, muchos ya jubilados, que leen el País en papel y tienen Digital+, que el voto de la gente joven que tienen en la red el centro de sus vidas. Demuestra que los asesores de ZP, fiel reflejo de aquellos, se están haciendo viejos.

POCHOLO dijo...

A Don Güapo... Quien discrepa en lo de Sinde soy yo. Es muy simple, para ZP es más importante el apoyo de la industria cultural que la animadversión de unos cuantos internautas. ¿Cuantas conexiones de banda ancha hay en España? Unas 8 millones. De esta gente ¿Cuantos son particulares? Y de estos ¿Cuantos potenciales votantes del PSOE que dejarán de votar al PSOE por el tema del P2P? Yo creo que muy pocos. Pero lo importante, no es lo que pienso yo, sino lo que piensen ZP y sus asesores. La cuestión no es baladí, hoy mismo ZP ha fichado a Ignasi Guardans y ya se ha dado la voz de alarma: Guardans, veterano eurodiputado, habría sido fichado para influir, durante la presidencia española de la UE, a la hora de regular Internet. Al parecer, la partida se juega no sólo en España y hay mucho color en juego.
¿Además D.Güapo, usted cree realmente que el PSOE saldrá de la crisis sin merma electoral alguna?¿Tan poco confía en su partido?

Imperialista dijo...

Buena entrada, don EPMesa, aunque debería haber cargado más las tintas sobre la maniobra de nuestro presidente: aguantar a que escampe a toda costa, con parapetos de mayor enjundia demagógica como Chaves o Blanco.

Discrepo con la apreciación sobre Sinde. No alcanzo a ver mayores privilegios para los del cine que los que ya tenían sin ministra del gremio. Probablemente su nombramiento sea con el criterio inverso: calladitos sin pedir más que formais parte del chiringuito -a través de Sinde.

Y creo que no llevan razón las furibundas críticas a la nueva ministra. No las pueden hacer los que defienden la piratería -el robo, vamos- de las redes P2P. Qué risa lo de los internautas.

Anónimo dijo...

En Fin, Sr. Mesa, que siento ser nuevamente el que rebaje el entusiasmo sobre sus disquisiciones. Entrada que no ofrece más que un análisis apañadito y bastante cargado de obviedades y algunos tópicos.

Pero vale, bien, de forma clara y resumida pinta un poco el panorama, desolador y ciertamente triste, tristísimo, de nuestro país y su política. Nada nuevo y desconectado de lo que ocurre en lo global globalizado. Lo globalizador va a parte.

Y después qué... porque que guais que somos siendo tan conscientes, superconscientes, de la miseria moral que nos rodea... y después qué... pues imagino que como usted muy bien ha dejado entrever en alguna otra entrada (lo más honesto que ha escrito usted quizá nunca) nos tomamos nuestro pacharán después de la cena y a dormir a pierna suelta.

Eso sí, nosotros no somos progres, no, ni de la autodenominada izquierda, no, ni participamos de la miseria moral, no, nosotros hacemos y ofrecemos análisis apañaditos y algo cargados de tópicos sobre cómo está la situación en nuestro país... pero siempre quedará París... siempre quedará sin respuesta el ydespuésqué... porque en el fondo sospecho que estamos encantados con que la situación sea la que es y nosotros ser como somos, así, tan poco progres.

El Sanfe.

Sobre el p2p dijo...

Interesante comentario:

«Yo paso de leer El País, es un simple panfleto de la "izquierda caviar", el cáncer de la izquierda, esos millonarios hipócritas que se dedican a sangrarnos como el peor capitalista pero que luego acuden a una serie de lugares comunes dialécticos para "vendernos" que son el bien, lo hacen por nuestro bien y que como se llaman "de izquierdas" tenemos que callar y poner el culo.

Lo malo es que la gente lo hace, como son de "izquierdas" se callan y tragan, no sea que les llamen fascistas. Cuando la realidad es que en España, tanto la derecha como la izquierda está formada por cachorros del franquismo y la izquierda de verdad fue desmantelada por una "beautiful people" financiada y a las órdenes de los banqueros y las grandes empresas.»