miércoles, diciembre 16, 2009

IGLESIA VASCA ES IGLESIA: EL REBAÑO ( y los lobos)

Tan callados siempre que ETA mata a alguien -igual en casa lo celebran o piensan: algo habrá hecho (traducción teologal: los caminos del Señor son inescrutables)- los párrocos guipuzcoanos están muy enfadados con que el capo compiche cambie.

Tampoco es para tanto. Al fin y al cabo la jerarquía eclesial llamada antinacionalista nunca ha dicho que quien milite, apoye o vote a ETA será excomulgado. Eso se reserva para el aborto.

Venga, todos tranquilos. Ovejas y lobos. Mejor aún: borregos y lobos.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Pruebe a intentar separar nacionalismo y terrorismo, igual descubre que no es necesario pasar el mundo por un embudo.

Es una mala noticia que quiten a un nacionalista progre y pongan un facha. Sería muy sencillo y verídico dar la vuelta al asunto,este tipo no solo no diría nada sino que aplaudiría, como aplaudieron sus antecesores cualquier ejecución de un rojo.

Y no se engañe, me es indiferente que una entidad a la que no tengo ningun aprecio se nutra de gentuza, incluso hace las cosas más sencillas. La cuestión de fondo es cuanta prisa se va a dar la iglesia a morir, los obispos progres y nacionalistas son la vía rápida. Los carcamales como este la lenta y sufrida y si no eche un ojo a las estadísticas.

Benavent dijo...

¿"Un facha"? ¿"Nacionalista progre"? ¿Qué es lo que usted entiende por un facha? Me imagino que se referirá, claro está, a un facha español, que siempre es peor que un facha vasco. Pero...¿Qué es lo que piensa un facha español?¿Se parece a lo que piensa un nacionalista? (Ojo, no digo una persona que siente identidad nacional, si no un nacionalista)No, no. No se parece en absoluto, uno piensa en España (Una, Grande y Libre)y el otro piensa en algo mucho mejor y muy diferente, Euskadi (Uno, Grande y ¿Libre?).

Y por supuesto, Dios es Vasco.

El Valín dijo...

De todas las preguntas que se plantea Benavent yo insisto en una: ¿nacionalista progre?. Recuerdo el desprecio con el que Arzalluz escupía las palabras "un tal Blázquez" porque el nombrado entonces no era vasco. Bueno, ahora les nombran a un vasco que no es nacionalista ni progre, pero por separado, que ser ambas cosas a la vez es difícil hasta para un obispo.

odradek dijo...

¿Se puede ser nacionalista y progresista a la vez? Obviamente sí, así ha sido durante décadas, pero los vendedores de patentes de marxismo y/o progresismo (los marxistas de derechas tipo Mesa y otros más afamados pero no menos dogmáticos) hemos decidido últimamente que no.

El motivo es claro: se supone que los socialismos, como hijos rectos de la ilustración, no pueden caer en el mito o superstición de la nación, que es asunto irracional tan grave como el de las religiones o espiritualidades.

De este modo, la separación es clara: caer en la superstición del nacionalismo ha de ser forzosamente una cosa regresiva y obviamente de derechas, aunque te autoproclames de izquierdas. Espera que te enseñemos el camino, y no nos acuses de déspotas ilustrados o totalitarios dogmáticos porque te vamos a demostrar que eso lo serás tú:

Nosotros, los izquierdistas rectos, racionalistas críticos de diamantina mente inmaculada, hablamos de ciudadanía (en esto nos parecemos más a los liberales y damos con ello muestra de nuestro elegente cosmopolistismo), no de pueblo, que es cutre y decimonónico.

Así que esos tipos que mezclan el sentimiento nacionalista con el socialismo nos parecen paletos, reaccionarios y lo que haga falta, por ejemplo nacionalsocialistas, que es lo que más les duele.

Tenemos que demostrarles que todo nacionalismo es reaccionario y que esa idea tonta de reclamar que la soberanía deba caer en el pueblo vasco o catalán es tan tonta como la de que caiga en el pueblo español, sólo que como nosotros preferimos que caiga en el pueblo español -no porque seamos nacionalistas españoles (¿o tal vez sí aunque no seamos conscientes de ello o no nos autoproclamemos tal cosa?) sino porque somos solidarios e integradores y cosmopolitas guays- les tenemos que enseñar el camino: vuestra idea nacionalista es cateta y piojosa.

De lo que se deduce que los curas vizcaitarras son peores que los curas (de no sé, ¿Madrid o Toledo?) que celebran misas castrenses y franquistas, porque a los curas de Madrid hay que perdonarles su filofascismo pero a los curas vascos no se les puede perdonar que desde su pacifismo cristiano no demonicen a ETA, aunque tampoco se manifiesten que se sepa a favor de ninguna clase de violencia.
No queremos que los curas se mezclen en asuntos políticos, pero si no lo hacen cuando queremos que lo hagan, entonces se lo reprochamos.

Coherencia, obviamente.

Cómo me mola ser moral e intelectualmente superior y que sean ellos los que manipulen y no yo.
Cómo mola ser marxista de derechas, eh, Mesa?

POCHOLO dijo...

Que pedazo de crítica le acaba de hacer odradek don EPe. Que pena que sea tan "cool" el muchacho. Mola cuando es así de directo, hasta se le entiende y todo. Y es que intuyo que es difícil, para un ser como él moralmente e intelectualmente superior, explicar cosas a la plebe.

odradek dijo...

Pocholo: los que son moral e intelectualmente superiores no somos los curiosos impertinentes, sino los patriarcales déspotas ilustrados (y absolutistas vaticanos, claro). Yo, como cada día soy más relativista y no he pasado de la socrática y plebeya mosca en la oreja, sólo soy uno más.
Es más, no sólo me lo hago de pedante cool y elitista, a veces en mi anonimia me hago pasar por otros y otras y, por ejemplo, me he dado cuenta del desprecio machista y clasista -seguramente inconsciente- que rezumabann los participantes de este foro cuando, firmando como mujer y en estilo vulgar, exponía la misma idea que firmando como hombre pero con un tono conveniente al personaje.


Lo que pasa es que de alguien que se presenta como filósofo y además marxista (esto es, materialista histórico) uno se espera cierto rigor deductivo y contextual y no cuentos chinos travestidos de filosofía y cinefilia.

Ejemplo preclaro es la sistemática falta de rigor de Mesa en el tratamiento del nacionalismo catalán, donde lejos de ofrecer una idea medio clara de una realidad que seguramente desconoce o conoce de un modo nominalista y mediatizado (por la prensa) y no empírico, abdica de las virtudes del filósofo para jugar a los vicios de los vedettes telepredicadores del entertainment derechón, como el malvado Bueno, el converso Tamames o esa caricatura en que se ha transformado Albiac, otro exmaterialista reconvertido en autofranquicia bien pagá. Son arquetipos: con tal de representar el papel da autoridad patriarcal, con tal de tener el poder del discurso, adoptan el discurso del poder sin reparos. Y todo, por hacerse valer.


Afirmar, por ejemplo, que el nacionalismo catalán es cosa exclusiva de una oligarquía a la defensiva es una falacia sociológica e ideológica, por tanto, el discurso de entrada no parte de la realidad sino de una superreducción interesada.

Pero deleitarse en comparar a esa oligarquía con una especie protegida que habita en un parque temático es salirse del rigor filosófico más elemental para jugar a las parábolas, es decir, en el mejor de los casos metafísica y en el peor analogía barata, caricaturilla irresponsable para entretener al personal, apta, eso sí, para las peores prácticas periodísticas (que son, precisamente, las de la oligarquía madrileña en el poder, en la que curiosamente no se fija mucho) pero inaceptable desde hace como siglo y medio -desde la superación del idealismo- como práctica filosófica. Y eso es dar gato por liebre.

Claro, siguiendo su estilo podemos achacar esa visión a que, al contrario que los oligarcas catalanes, que como son bajitos sólo ven lo que tienen cerca, él, que es tan alto como la luna, sólo ve lo que queda lejos: los asuntillos de la clerigalla vascuence y los de Cataluña, pero no los problemas políticos y sociales que tenemos por esta parte del reino, que son muchos y variados. Eso es marxismo transformador!

El resultado es muy curioso, porque, tras estipular caprichosamente qué es izquierda verdadera y qué es autoproclamada izquierda (obviamente falsa) el texto que te encuentras contiene los mismos procedimientos discursivos y los mismos objetivos que los de la derecha más rancia y menos racionalista.
Y todo eso me choca mucho, la verdad.

Un Oyente de Federico dijo...

No siempre han estado callados, esos curas, Don Enrique, porque cuando se les ha pedido hacer una misa funeral por alguna de las victimas asesinadas por ETA han dicho NO.
El que haya curas racistas, comunistas u homosexuales pedofilos no quiere decir que la Iglesia Catolica esté formada por comunistas racistas pedófilos o sus líderes tengan que serlo.

La condición de progresista y facha quedaba establecida por Zapatero que definia como “eticamente superiores” a su izquierda de progres y nacionalistas, como indica Don Benavent, y un poco más tarde el actor argentino Federico Luppi dijo que habia que crear un cordon sanitario para evitar que los fachas —derecha cerril y gótica, dijo el— se adueñen del pensamiento español.
Luppi, no aclaró si el cordón se cerraba entorno a los fachas para que no salieran o entorno a ellos para que los fachas no entráramos a contaminarles.

Agradezco a estos dos profundos pensadores, el que me excluyeran de su “saludable etícamente superior” bando.

Don Benavent, nada que ver, pero absolutamente nada, entre el nacionalismo vasco o catalan y entre el nacionalismo español.

España es una “Nación política” histórica, mientras las otras —nacionalismo catalán y vasco— son soluciones a recientes proyectos exclusivamente racialistas, fundamentados en la preservación y pureza de las razas vasca y catalana:

Sabino Arana«Etnográficamente hay diferencia sustancial entre ser español y ser euskeriano, porque la raza euskeriana es sustancialmente distinta de la raza española... Si fuese moralmente posible una Bizcaya foral y euzkeldun (o con Euskera), pero con raza maketa, su realización sería la cosa más odiosa del mundo, la más rastrera aberración de un pueblo, la evolución política más inicua y la falsedad más estupenda de la historia... y vosotros, degenerados y corrompidos por la influencia española, o los habéis adulterado por completo, o los habéis reemplazado por los usos y costumbres de un pueblo a la vez afeminado y embrutecido... Tanto nosotros podemos esperar más de cerca nuestro triunfo, cuanto España se encuentre postrada y arruinada... el favorecer la irrupción de los maketos es fomentar la inmoralidad en nuestro país; porque si es cierto que las costumbres de nuestro Pueblo han degenerado notablemente en esta época, débese sin duda alguna a la espantosa invasión de los maketos, que traen consigo la blasfemia y la inmoralidad... Es preciso apartarse de los maketos en todos los órdenes de la vida... Gran daño hacen a la Patria cien maketos que no saben euskera: Mayor es el que le hace un solo maketo que lo sepa...»

En el caso catalan el racismo que fundamenta su nacionalismo es todavía mayor que en el caso vasco y liderado por la izquierda.

Lo que responde con un SI, a la pregunta de Don Odradek (o uno de sus avatares) ¿Se puede ser nacionalista y progresista a la vez? Y yo añadiría que se puede ser nacionalista, progresista y párroco.

Don Enrique, ya le han expulsado del Paraiso y eso, como se explica en la Biblia, no tiene marcha atrás, pasará algún tiempo en limbo, le costará, pero terminará asumiendo que es Ud. facha, como le ocurrió al también marxista e hijo adoptivo ideológico de Toni Negri y después repudiado por este, Gabriel Albiac, catedrático de filosofía que ha echo el mejor programa de radio sobre Rock'n Roll de la historia “Después de todo”. Todavía se pueden conseguir los podcast.
Egoistamente, me alegro de que a mi lado del cordón sanitario, lleguen “impuros” como Ud.

Don Güapo dijo...

Afirmar, por ejemplo, que el nacionalismo catalán es cosa exclusiva de una oligarquía a la defensiva es una falacia sociológica e ideológica, por tanto, el discurso de entrada no parte de la realidad sino de una superreducción interesada.

Vaya, pues parece que no hay superreducción ni nada.

Enrique P. Mesa García dijo...

D. Odradek:
a) Creo que puedo ser acusado de muchas cosas excepto de tratar los temas sin explicarlos. Sí he criticado el nacionalismo español, tan ridículo como cualquier nacionalismo, y solo tiene que mirar el blog para verlo. Ese juego vale con la derecha, no conmigo.
b) Pues si yo no he criticado a la oligarquía madrileña no sé quién lo habrá hecho. De nuevo, mire el blog. El problema aquí es que la oligarquía madrileña es oligarquía a secas, no presume de madrileña ni nada parecido porque no le hace falta para mantenerse como tal oligarquía. Por eso, no tiene sentido una crítica nacionalista contra Madrid. Como oligarquía, sin embargo, sí se debe hacer esa crítica y se ha hecho.
c) Lo del desprecio machista y clasista no lo entiendo. Yo creo que las acusaciones personales deben hacerse con mucho cuidado y solo conociendo a las personas a fondo. Pero yo debo ser raro.
d) Lo de ciudadano y pueblo es muy interesante. Sí creo que hay ciudadanos y creo que hay pueblos. La diferencia radica en que creo que debe haber ciudadanos y no pueblos. Es más, no creo que haya pueblos en el sentido romántico de la palabra. Los pueblos nacionales son pura ideología.
e) Sobre el materialismo histórico hay mucho que discutir.
f) Nunca he afirmado que el nacionalismo catalán sea cosa exclusiva de la oligarquía. Sí defiendo que le interesa sobremanera a la oligarquía catalana para seguir siéndolo. Curioso, ¿es eso materialismo histórico?
g) No entiendo esta frase: una realidad que seguramente desconoce o conoce de un modo nominalista y mediatizado (por la prensa) y no empírico, abdica de las virtudes del filósofo. Se me escapa qué es conocer de un (sic) modo nominalista, no sé cómo se puede conocer de un modo empírico y no mediatizado y es más, lo reconozco, soy incapaz de conocer de un modo no mediatizado. Debo ser un simple. ¿Tiene usted intuición intelectual? A mí, repito que igual me falten lecturas, se me escapa.
Permitanme que al resto les conteste más tarde.

odradek dijo...

Don Enrique:
a y b) está usted en lo cierto, esas cuestiones las ha tratado en otros lugares.

c) lo del clasismo y el machismo fue un experimentillo de hace tiempo, y en cualquier caso no se refería a usted sino a algunos participantes del foro en el contexto de una respuesta a Pocholo en la que usted no era aludido.

d) Lo de ciudadano y pueblo es tal vez lo único interesante de mi crítica. Pero esta distinción tampoco es exclusiva de los no nacionalistas, muchos de ellos lo distinguen perfectamente. Es decir: los nacionalistas de ahora no son los de la época de Arana.

e) Sobre el materialismo histórico hay mucho que discutir. Cierto, cierto, y acepto que no es el momento.

f) He debido de entender mal el artículo, porque yo de él desprendía que sí era un asunto en última instancia de la oligarquía: no se hacía referencia a nada más.

g) Bien, me puse pedante, me refería sólo a que no creo que quienes no vivimos en Cataluña tengamos un conocimiento (quizá el término preciso fuese directo, experiencial o algo así?) de la variada realidad social y política catalana.

El resto, aunque obviamente mal expresada, sólo pretendía ser ironía contra ciertas actitudes suyas de desprecio (paletos, especie protegida, etc.), caricaturización e incluso negación (autoproclamados...) de las posturas de otros.

Pero obviemente el error es mío, que he leído un texto periodístico con el horizonte de expectativa de uno filosófico.

Saludos.

odradek dijo...

vaya, don oyente, si fuera más paranoico pensaría que el mutante albiac ha copiado el título de su programa del de mi modesto blog!

Un Oyente de Federico dijo...

Coinciden en el buen gusto.