viernes, enero 29, 2010

APRENDIENDO UNA LECCIÓN

Hace poco hice yo un comentario sobre la última -¿última?- sandez de Chávez, presidente de Venezuela. Sin duda, la sandez es mayúscula. Pero lo que importa ahora es otra cosa. D. Pocholo, que es un contertulio muy valioso en este blog, se quejó del comentario y al responderle señalé que Chávez es un dictador.

Suelo hacer un ingenioso comentario en clase cuando al tomar una decisión, por ejemplo regañar a alguien porque pinta en la mesa y obligarle a borrarlo, me autocalifico de fascista. La idea de la afirmación es demostrar mi ingenio pero al tiempo, ya de paso, hacer ver a los alumnos que las palabras que se emplean sin sentido resultan al final sin significado. Fascista sea tal vez el ejemplo paradigmático de ello: hoy en día cualquiera es un fascista. Y así uno ha llegado a oír catalogar a cualquiera, desde el PP al pobre Santo Tomás de Aquino, de fascista.

Lo peligroso de perder el rigor en las palabras se encierra en algo importante: las palabras no son solo estados de ánimo sino que tienen una objetividad, en cuanto a su significado, que escapa a nuestra particular visión. Así, el mal empleo generalizado de una palabra implica un componente ideológico terrible: las palabras acaban significando aquello que los grupos de presión deciden. Y así, el lenguaje se convierte en prisionero ya no de una tradición que tarda años en imponerse -con lo cual hay más tiempo para luchar contra esos grupos de presión, nadie es ingenuo- sino de una inmediatez que se impone desde los medios de comunicación. Y curiosamente, aunque tal vez no, el lenguaje va perdiendo fuerza en su descripción hasta quedar convertido en algo ya sin sentido. El empleo cotidiano de la palabrota, por ejemplo y que es otra cruzada que tengo en la escuela para hablar bien y sin tacos, ya no permite saber quien se cabreó(sic) y quien simplemente se sintió molesto por algo: para cualquier estúpido comentarista deportivo –nota: hacer un análisis de cómo la prensa deportiva se ha convertido en el modelo periodístico a imitar- es lo mismo.

Pero, también a veces conviene no irse por las ramas porque la sutileza puede esconder la indefinición. Cuando utilicé la palabra dictador, D. Pocholo volvió a escribir -y les aseguro que por lo que sé de su vida, D. Pocholo no disfruta de mi placentera existencia laboral sino la normal en la explotación del trabajo cual aún me provoca mayor admiración en su seguimiento- para quejarse de que atribuyera tal calificativo a Chávez. Y tiene razón porque resulta curioso que yo había caído en aquello que suelo criticar: usar las palabras sin sentido. Chávez no es un dictador, al menos en el sentido exacto del término. Y por tanto, si quería catalogarle así debería haber dado una explicación posterior. Porque si no la doy, y no fue así, lo que estoy pidiendo a la gente que lee es la complicidad a priori con mis ideas antes de la argumentación sobre las mismas: pido fieles, tal vez militantes, y no lectores. Y eso, desde luego y perdonen la pedantería, no es ilustrado.

D. Pocholo nos ha dado una lección. Nunca es tarde para aprender, bueno y ya tampoco para seguir trabajando hasta los 67 aunque eso es otra triste historia. Por ello, gracias.

21 comentarios:

Don Güapo dijo...

Disiento.

La semántica es algo vivo. El significado de las palabras cambia, y lo que otrora definía algo, ahora puede representa otro concepto.

La semántica del español que se habla en latinoamérica, difiere de la que se habla aquí, por ejemplo, debido a las diferentes etapas de desarrollo. Allá es más puro porque es más antiguo. Acá es más moderno, aunque no guste.

Cuando se cataloga a alguien de dictador, no se le equipara con un dirigente romano de hace dos mil años, sino con alguien que utiliza el poder para imponer una política, aunque eso ya no lleve aparejado el uso de la violencia contra los opositores.

Los que se dedican a la lexicografía tendrán trabajo, más allá de los 67 años.

Por cierto, triste? Cuando se respeta la aritmética hay que ponerse contento.

Anónimo dijo...

Efectivamente, es importante el rigor en las palabras.

Chaves es vicepresidente del Gobierno español.

Chávez es el presidente venezolano.

Enrique P. Mesa García dijo...

D. Anónimo, ¿si digo que era un chiste freudiano se lo cree?

ElSrM dijo...

El Pte. Chávez, por quien no bebo las aguas en lo personal ni en algunas cosas importantes en lo político, en el momento en el que participa en elecciones democráticas y acata su resultado, no es un dictador militar.

Por desconocimiento del peronismo, no puedo entrar a valorar si es o se parece a un "dictador de corte peronista".

Sería dictador militar si su gobierno proviniese del pronunciamiento por el que fue condenado, como sería dictadura el gobierno que hubiese surgido del pronunciamiento militar que él mismo sufrió unos años después.

Se podría pensar sobre si está concentrando demasiado el poder, de una manera saludable desde el punto de vista democrático, en torno al Ejecutivo
o sobre acciones de sus Gobiernos respecto a medios de comunicación, OO.NN.GG. —técnicamente, el plural sería así, ¿no?—
o sobre el usar personal militar para controlar la Política Económica de fijación de precios, para lo que habrían bastado policías corrientes, o personal judicial, administrativo o inspectores de la Agencia Tributaria...

Esos rasgos sí que le podrían conferir un perfil pseudo dictatorial. Pero no en sentido estricto.

Es como el uso coloquial del término, equivalente a "mandón". O el decírselo a un político estrictamente demócrata pero que no practique el pactismo y prefiera desarrollar su programa con las mínimas concesiones posibles.

Por ejemplo, U.S.A., que con todos sus déficits que queramos, no sería considerada dictadura sinó democracia, tiene en su ordenamiento jurídico la posibilidad de que el jefe del Poder Ejecutivo, el Presidente del Gobierno, vete las normas surgidas del Poder Legislativo.

Allí tienen derecho de veto. Y lo usan a discreción y con ganas. Pero no por ello decimos que los ex Presidentes W. Clinton o G. W. Bush o el ahora Presidente B. H. Obama sean dictadores, a pesar de la imposición de su parecer mediante el poder que la legalidad les otorga de anular todas las iniciativas legislativas del Parlamento con las que no estén de acuerdo.

También es cierto que las palabras van evolucionando con el tiempo, en un proceso más o menos lento. Tomemos como ejemplo el caso de "siniestro", en su acepción original de "zurdo" o en la más actual de "tenebroso".

He leído hace poco una monografía historiográfica del Prof. G. C. Marino titulada "Historia de la mafia".

El autor hace allí unas sesudas disquisiciones sobre el uso propio y correcto de los términos. Porque Mafia, en puridad, sólo se le podría llamar a la organización siciliana, diferente en estructura y forma de actuar a las p.ej. japonesa, rusa, colombiana...

Del mismo modo, el historiador siciliano pone de ejemplo el uso abusivo del término "fascismo". Así, en su obra, cuando habla de los períodos de entreguerras, específica fascismo (Mussolini), nazifascismo (Hitler)...

Habiendo puntos de conexión entre los conceptos, como también hay diferencias, a veces conviene utilizar el término resumen o comodín pero, en otras ocasiones, conviene especificar y delimitar con más cuidado.

Quizá influya mucho en qué registro lingüístico nos estemos expresando y ante qué auditorio, con qué interlocutores.

Para finalizar, comentar y casi felicitar al autor, el Prof. Mesa, porque tiene montado en estas páginas un espacio virtual, que podríamos considerar una pequeña aula. Opino que en la disyuntiva cantidad-calidad ha apostado claramente por la segunda opción.

Se esté más o menos de acuerdo con el cuerpo central de los escritos y los comentarios, cosa natural, siempre es interesante aparecer y aunque sea, escuchar.

Cordialmente,

Un Oyente de Federico dijo...

La lengua española, como los caminos de Machado que se hacen andando, se hace hablando.
La Real Academia Española de la Lengua, no hace normas, sólo aconseja (limpia, pule y da esplendor).
Por tanto, la discusión sobre la correcta o no utilización de una palabra, sólo estaría respaldada por el sentido común, pero no por la norma.

La “miembra” de la ministro Aido, es una sandez, pero una sandez correcta.

Y tan correcto es llamar a Chavez “dictador” como “hijo de puta” y nos estariamos ajustando a las definiciones del diccionario de la RAE:
— Dictador: Persona que abusa de su autoridad o trata con dureza a los demás.
— Hijo de puta: Mala persona.

Como Góngora, Jesús Gil o Guido Bruner, practico el cultismo. A su “ostentoreo”, “convoluto”… yo he añadido “puticlub”, la inventé yo.

Esto viene a cuento porque en una conversación con Don Pocholo, inventé e incluí “paleonazismo” para totalizar la suma de: autoritarismo+ nacionalismo + socialismo + racismo + tribalismo + chamanismo, que es el fundamento del proyecto político (bolivariano) de Chavez. Y me pidió que se lo aclarara.

Al nazismo (nacionalismo+socilaismo+racialismo) de manual, evidente para cualquiera, le añadí el prefijo “paleo” que indica “antiguo, viejo” por el añadido tribal y chamánico (leyes indígenistas) que Chavez ha incorporado y , además, exportado a otros paises hispanoamericanos.
Pero ahora pensándolo mejor, pienso que no tenía que haberle añadido prefijo alguno pues tan viejo era el tribalismo ario de Hitler como el yanomani de Chavez.
Retiro lo de “paleonazismo” y lo dejo en “nazismo” a secas.

Pequé de europeo blanquito, que cree que porque el nazismo europeo utilizara a Darwin, o Heidegger les hacía mas modernos e ilustrados.

He hecho una búsqueda en google de “paleonazismo” y, sorprendentemente, aparecen ¡¡286!! entradas.

ElSrM dijo...

Errata: cuando puse "OO.NN.GG." debería haber puesto OO.N.GG., pues a la palabra "no" no se la pone en plural. Lapsus.

------------------

En lo personal, con la R.A.E. y la institución que sea responsable de las normas aceptadas en la Gramática Española tengo un pequeño enfado.

Estas dos instituciones, por un lado se limitan a reflejar el uso y evolución de la lengua. Ahí hacen una función se supone que neutra y objetiva a más poder. Pero en su vertiente normativa, me considero agraviado y víctima de un irónico complot: toda la E.G.B. estudiando normas gramaticales para aprobar "Lengua Española", como por ejemplo la prohibición del "gerundio de posterioridad", llego a mi etapa adulta y muchas de las prohibiciones que nos daban pesadillas de cara a aprobar el examen, ahora ya están admitidas como correctas porque las usa la mayoría de la gente.

Las tildes diacríticas en los pronombres demostrativos homónimos a los adjetivos determinativos demostrativos, la supresión de algunas preposiciones y reclasificación de algunas locuciones prepositivas...

Ésta se la guardo. ¿Para qué tanto esfuerzo? O quizá el problema fuesen los exámenes como método preeminente de evaluación.

En pacífica protesta, ahora si una palabra me gusta más escrita o usada de una forma contraria a la norma aceptada, la coloco a mi manera, a sabiendas. Y si hace falta lo explico. Sería el caso de "sinó" (al contrario), que debería ir sin tilde, pero me gusta colocarla para diferenciarla de "sino" (destino). Posiblemente sea un barbarismo influencia del catalán, idioma en el que sí que lleva tilde gráfica.

Cosa que antes me preocupaba y ahora mucho menos, ya que el catalán que se habla en la capital del Principado de Cataluña está muchísimo más plagado de barbarismos castellanos que en la dirección contraria, al tratarse el castellano de una lengua con una capacidad de penetración muchísimo mayor.

ElSrM dijo...

Creo que puedo aportar algunos matices a lo último expuesto por Don Oyente de Federico.

Si se llamase al Pte. Chávez "dictador" o "hijo de puta" en las acepciones propuestas en su último comentario, debemos ser conscientes de la diferencia entre "sentido literal" y "sentido figurado".

Si a una persona de la que sabemos que su mamá era conductora de camiones p.ej., le decimos "hijo de puta", se sobreentiende el sentido figurado probablemente.

Por otra parte, desde el punto de vista ético, no normativo, quizá deberíamos repudiar esas acepciones que extienden un significado peyorativo asociado a una profesión concreta. Aceptar el significado de "hijo de puta" como "mala persona" es un estigma bastante infundado e injusto, posiblemente fruto del prejuicio y del sexismo.

Nunca decimos con ese significado despectivo "hijo de prostituto" o "hijo de farmacéutico". Es algo que la sociedad, construida individuo a individuo, podría plantearse desde el punto de vista ético.

Obviamente, es algo que la R.A.E. no podría arreglar cambiando una norma. Sería necesaria una madurez ética de la sociedad partiendo desde donde estamos.

El caso de "dictador" en sentido figurado aplicado a un político y/o militar plantea más problemas aún. Porque si no aclaramos que estamos hablando de "una persona que es dura con las demás" o un "mandón", bien podría pensarse que nos estamos refiriendo a un "dirigente que ha roto violentamente y de forma ilegal el orden jurídico, legal y/o político anterior, posiblemente acumulando y concentrando los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial e incluso suprimiendo derechos y libertades constitucionales anteriores, derechos y libertades fundamentales".

Y esa confusión, accidental o no, podría llevarnos consciente o inconscientemente a respaldar unas medidas de relación y/o acción muy distintas que si tenemos claro que nos referimos al sentido figurado del término, caso muy distinto.

Sobre las diferencias entre nazismo y paleonazismo propuestas y luego rectificadas, estoy bastante de acuerdo en la rectificación, dado que lo antiguo y místico también eran propios del componente nacionalista del nazismo.

Ahora bien, sí que podríamos discutir y atacar en la idea de nazismo o nacional-socialismo lo de "socialismo". ¿Qué socializaron esa gente?

Por otra parte, el Pte. Chávez, que usa el término "socialista" genéricamente en su propaganda electoral, cuando ha sido preguntado para que especificase, ha dicho que él era "socialdemócrata".

"Socialismo" es una corriente que se ha extendido tanto, en tantas ramas y vertientes, que ha quedado prácticamente vacío de significado. Por lo que una vez más, para hacernos entender y no caer en confusión serían necesarias y aconsejables especificaciones de a qué se está refiriendo uno.

"Socialismo" hoy en día puede englobar a marxismo, marxismo-leninismo, maoísmo, castrismo, estalinismo, socialismo fabiano, socialismo democrático, socialismo de renta, socialismo de trabajo, socialdemocracia, socialismo libertario, socialismo cooperativo, capitalismo social...

Cuando ha sido preguntado el Pte. Chávez se ha definido como "socialdemócrata" y un socialdemócrata, no deja de ser un capitalista que apoya ciertas medidas intervencionistas para corregir los llamados "fallos de mercado" como monopolios, oligopolios, externalidades, pérdidas de eficiencia paretianas...

Que Zeus :-) me perdone por estos ladrillos con que a veces les bombardeo.

Un saludo cordial a todos,

odradek dijo...

hola: al final el señor malencarado no se ha podido resistir a hacer algunas precisiones:

- mesa: no le parece un poco ridículo dar tantas vueltas a una cuestión insignificante? además escamotea el fondo de la cuestión: el problema no es el término -sesgado- que utiliza sino la espantosa vacuidad de su pensamiento por falta de argumentos cuando le da por cargar contra chavez como en ese post, que es de una tontería y una demagogia insuperables. está pidiendo a gritos que le den un asiento en una tele ultramontana al lado de otros ilustres ilustrados vendidos como albiac o bueno.

- don güapo: lo que cambia no es la semántica, sino el significado. me parece que confunde usted la lexicografía con la semántica y son dos cosas distintas.
aunque eso no viene a cuento aquí porque el problema planteado no lo abordaría la semántica sino la pragmática, palabro pedantísimo que usamos los lingüistas para hacernos los listos cuando queremos decir lengua en uso, donde el contexto cuenta tanto como el significado léxico.

SrM: contestando al anterior, me da exactamente igual que no le gusten mis modales, son querencias paletas y underground a las que no pienso renunciar. en esencia es lo mismo que hacía quevedo -mezclar los niveles diastráticos- pero en castellano actual, lo que los lingüistas, para hacernos los ilustrados y tal llamamos sincrónico desde hace un siglo.
tiene una finalidad pragmática digamos erasmista, que es desenmascarar la tontería y el vacío cognitivo que subsiste debajo de mucha cháchara autoproclamada ilustrada.
vamos, que si has leído a goleman pero no a piaget, vigotsky, montesori, freire, la escuela de barbiana et alii no sabes nada de la historia de la pedagogía. qué se le va a hacer.

por otro lado, la expresión beber las aguas es bastante ridícula. usted quería decir beber los vientos, que es un circunloquio de anhelar, suspirar, que es lo que hacían los enamorados pijos desde tiempos antiguos.
por lo demás, su segundo post es muy esclarecedor y debería servirle al oyente para darse cuenta de su doble moral o rasero.
la ideología de chaves es:
nacionalismo + socialismo + racismo + tribalismo + chamanismo
cuántas cosas. veamos cuál es la ideología del partido republicano estadounidense: nacionalismo + liberalismo + racismo + chamanismo cristiano. otro tanto para el pp. vamos, cristofascismo del de toda la vida. pero en el mundo platónico de las ideas eso puede ser así o de otra manera.

en cualquier caso da igual. a éste se la suda cualquier argumento que se le dé, viene aquí a soltar su rollo y nunca acepta ninguna evidencia. vive en un maravilloso mundo de esencias y abstracciones donde un cura no es un chamán a condición de que sea cristiano y donde es lo mismo ser nazi que socialdemócrata. y siempre tiene razón. todos los de su cuerda son muy divertidos, por un lado se les llena la boca hablando de democracia pero por otro, cuando no les gusta lo que dice el pueblo, se infatuan de un vano sentimiento de élite y hablan de populismo: no habíamos quedado en que la democracia era el gobierno del pueblo? y nunca aceptan un error. son infalibles como el papa de roma.

en cuanto a la RAE, ha oscilado tradicionalmente entre dos polos, describir y prescribir. la parte más insignificante es la ortografía. sencillamente es una convención. en nuestro caso -como en francés, italiano, etc- la convención es etimológica, en el caso del vasco, como lo normativizaron hace poco, les dio por la escritura fonética, que es más funcional. obviamente en el entorno académico la respeto con absoluta precisión, pero fuera de él me pregunto por qué los pobres niños franceses tienen que escribir tête para decir tet sólo porque a una pandilla de déspotas ilustrados se les antojó que la desaparición de la -s- del latín testa tenía que marcarse con un acento circunflejo.

ElSrM dijo...

Hola, Sr. Odradek.

Me alegro de que no se "haya borrado" durante mucho tiempo. Opino que mientras más participen con cosas que aportar, mejor.

Respecto a
«
me da exactamente igual que no le gusten mis modales
»
le diría que el problema para ud. no sería exactamente que me pueda disgustar a mí, que soy sólo uno más con el que se puede departir, compartir o no, sinó aquel dicho creo que británico de "si tres personas distintas le dicen a uno que es un caballo, más le vale comprarse una silla de montar". Es decir, un posible problema de efectividad en la comunicación. Normalmente nos comunicamos para transmitir algo, para conseguir algo en el (o por parte del) otro. Si la forma de hacerlo llega a bloquear el mensaje o incluso conseguir el efecto contrario al deseado, puede ser frustrante a la par que restarnos mucha eficacia personal.

Me sorprende que un lingüista utilice la expresión extrajera "underground" teniendo otras equivalentes y propias como "subcultura" y sus derivadas. Sólo constato sorpresa; no censuro, por supuesto.

Muy interesante lo del Distinguido Sr. Quevedo, los niveles diastráticos y el sincrónico. Desde el principio intuí que se podía aprovechar mucho de lo que ud. tuviese para aportar. Yo a veces, para entretenerme utilizo un tono de los años 50 e incluso decimonónico, medio en serio medio en broma.

Tambien interesante lo del erasmismo. Cierto que aún no he leído a Piaget, Vigotsky, Montesori ni Freire y cierto que sé muy poco de la pedagogía y de su Historia. Pero la obra citada del Dr. Goleman era psicológica y de divulgación, no sobre pedagogía. Sí que hacía referencia a ciertas posibles aplicaciones pedagógicas de lo que trataba en su manuscrito en un par de subtítulos de uno o dos capítulos. Y a eso me refería yo.

Sobre:
«
la expresión beber las aguas es bastante ridícula. usted quería decir beber los vientos,
»
en primer lugar le diría que tiene razón en parte sobre mi equivocación y que le agradezco que me lo haga notar. Pretendía decir "bailar las aguas", en realidad. ¿Es un circunloquio o es más bien un modismo?

Ahora bien, vuelve a sorprenderme y debo criticar que alguien que dice que es profesor lingüista, y que le dice a los demás que no saben nada de la Historia de la Pedagogía,
sea tan poco pedagógico en su tarea de corregir, una vez más, como para decir a otro que escribía con buena intención y ha cometido un error que lo que ha dicho es "bastante ridículo". Espero que no sea así como instruye y motiva a sus alumnos.

Es el tipo de falta de pedagogía (saber enseñar) que encuentro que se da muchas veces en la escuela española. El mismo fallo en la comunicación que se da en muchos escenarios de nuestra sociedad patria. Y me fastidia que habiendo valor para dar, no se sepa dar. Me fastidia porque al final es la sociedad en general la que se va volviendo poco eficiente e incluso poco eficaz al no haberse sabido transmitir, aprovechar y conservar ese valor que se poseía.

A veces pienso que cuando se actúa así en general en nuestro país, no personalizo, es una muestra clara de cómo las actitudes inconvenientes bloquean a valiosas aptitudes. Creo que es un defecto hispano muy típico. Algo para lo que también podría ayudar aplicar ciertas cosas explicadas en textos del Dr. Goleman o del Prof. S. Covey.

Lo de
«
su segundo post es muy esclarecedor y debería servirle al oyente para darse cuenta de su doble moral o rasero
»
ya no sé si va por mí o a otro comentario. Me temo que no he conseguido comprender bien a qué ni a quién se refiere.

¡Vaya! De ahí (de la supresión de una ese) sale esa tilde francesa tan divertida. Cosas veredes.

Saludos cordiales,

hamlet dijo...

Estimados señores (ya se habrán dado cuenta de que las pocas mujeres que alguna vez han escrito en este blog han dejado de hacerlo, seguramente por el tono misógino del mismo):
Les invito a adquirir sus entradas para asistir a nuestro espectáculo "Hamlett", puesta en escena contemporánea de la obra de Shakespeare, que tendrá lugar los días 4, 5, 6 y 7 de febrero (próximos jueves a domingo) a las 20:30h. en la Sala Triángulo, c/ Zurita 20, Madrid. Metro: Lavapiés. Trata temas que seguro les van a interesar: patriarcado, fascismo, aborto, interculturalidad. Si no les gusta el espectáculo, por lo menos tendrán mucho de qué hablar.
Saludos.
Colectivo Kaputt.

Enrique P. Mesa García dijo...

Estimado/a D/Dña. Hamlet (perdone el tratamiento pero desconozco su sexo):
1.- Cuando usted quiera le paso la tasa por publicidad en este blog. Puesto que las entradas hay que adquirirlas y usted hace publicidad de un evento de pago sin tan siquiera pedir permiso considero lícito cobrar por mi espacio.
2.- Qué bonito es Hamlet
3.- Ah, ¿Hamlet trata de eso? Jo, qué listo era Shakespeare. Y sobre todo qué comprometido.
4.- No creo que se pueda hacer aún más contemporánea semejante obra. Aunque me temo que sí.
y 5.- POr lo que he podido entender, si es erróneo me corrige, la obra va a tener un matiz femenino e imagino saldrán actrices -incluso igual, en el colmo de lo comtemporáneo, haciendo de Hamlet-. Ante ello dos preguntas: ¿están buenas?; ¿salen en pelotas?

Un saludo.

Un Oyente de Federico dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Un Oyente de Federico dijo...

Genial, Don Odradek. Quevedo y Ud. son así…
Me alegro por su retorno (¿o estaría mejor dicho “…por su torno”? Pues si “tornar” es “volver”, “retornar” sería “revolver” y Ud. no ha revuelto ¿o sí?
Yo no hablo de racismo, el racismo es una aptitud personal como la de Quevedo para con los judios, yo le hablo de racialismo que es hacer ideología y política fundamentada en el racismo.

No confundo nazismo con socialdemocracia. Quizá a Ud. le parezcan fáciles de confundir, desde su torre de marfil y su sueldo seguro de funcionario, como para que se permita divertidos elogios a la locura, mientras revolotea entre flores canallas y pijoprogres, que lo mismo les da, siempre y cuando todo sea muy cool.
Desgraciadamente yo no puedo permitirmelo, tengo que tener las cosas muy claras y saber quien es quien e intuir de lo que es capaz.
Me da igual un gobierno socildemócrata que liberal, incluso le diría que por mi situación tan en el filo de la ruina, —teoricamente— estaría más protegido con una socialdemocracia gobernando.
Pero cuando yo hablo de socialdemocratas, hablo de socialdemocratas.
Por contra, cuando Ud. habla de socialdemócratas, se refiere a pijos, hijos altos cargos de falange, que incapaces de gobernar se dedican a repartirse los fondos del estado y a tirarse el rollo de bolcheviques matacuras.

Y no me hable de “pueblos” los pueblos se los queda Ud. si le gustan. Hábleme de ciudadanos, de personas, de naciones…

Le acepto lo del “chamanismo cristiano” que es lo mínimo que se podría decir del “creacionismo” que se da en la enseñanza oficial en algunos estados USA (me suena que uno es Kansas). Pero no se a que venía, pues soy católico. Para meterse conmigo refierase, p.e., a los curas pedófilos irlandeses. Y eso…

En cuanto a lo de “cristofascismo” del PP, le digo lo de antes, cuando mira desde su torre entre nubes de algodón lo de aquí abajo le parecerá todo igual. Pero se equivoca, no es así.

Lo de “fascismo” me sirve para comentarle a don ElSrM que entre la larga lista de variantes del socialismo, olvidó otra de ellas, el Fascismo. Que como el Nazismo tenía como objetivo acabar con el Liberalismo y el Capitalismo, pero sin el componente racial.
Mussolini (Republica Social Italiana), de quien Lenin dijo que era un gran hombre, y que si había una revolución en Italia sólo podría encabezarla el, creò un socialismo nacionalista, pero sin lucha de clases igual que hizo Jose Antonio, copiandolo. Aunque nunca la Falange formara parte de la Internacional Fascista, si recibía financiación del fascismo italiano.
Mussolini era marxista y José Antonio decía que su antimarxismo consistia en tratar de impedir que se cumplieran los pronósticos de Marx.

Las cosas son como son y no como nos quieran hacer que lo veamos.
Chávez puede decir que es socialdemócrata, pero cuando va a Cuba a visitar al Coma-andante se le olvida siempre interceder por uno de los presos políticos cubano más famoso: Vladimiro Roca, presidente del ¡¡Partido Socialdemócrata!! Cubano.
También Castro dijo que lo era para que los USA no se interpusieran en su revolución. Mucha CIA y mucho contraespionaje pero a veces son algo cortitos.

En esta entrada, hubiera estado bien hablar de la banalización del significado de palabras como, Libertad, Holocausto, Solidaridad…

Hamlet, no soy misógino, tengo una perra. Y el teatro es carísimo, Desde que Tierno Galbán nos cerró, El Gallo Vallecano, La sala Tablada y La Prospe, no he vuelto al teatro.

odradek dijo...

SrM:

- no me planteo lo que usted llama eficacia comunicativa en términos de propósito > respuesta del auditorio. para eso ya están las horribles liturgias de la radio y la televisión. tiene que haber alguien que no pretenda convencer y poner su opinión por encima de los demás. ése soy yo.

- me sorprende que le sorprenda que un lingüista utilice extranjerismos -para mí underground no significa subcultura, entre otras cosas ypor otro lado ser lingüista no te obliga a ser casticista- y más me sorprende que si usted usa un tono demodé en broma no advierta el aspecto jocoso de mi tono destructivo o antitético.

Yo he leído mucho de pedagogía, me dedico a ello y aún no sé nada. esto se parece más al arte que a la ciencia. pero de esas experiencias se suele sacar algo interesante.
a goleman lo leí deprisa y de mala gana porque no me gusta su aparato conceptual y porque sólo veía vaguedades. además, para esto cada vez me parece más importante el contexto y el de goleman no tiene tanto que ver con el nuestro, aunque ya veremos si en 5 años no me tengo que callar...

beber los vientos, "bailar las aguas" ¿Es un circunloquio o es más bien un modismo? Yo creo que es las dos cosas, muchos modismos son circunloquios que caen en gracia y se osifican.

Mi forma de instruir y motivar varía. A veces para motivar a un debate tienes que decir burradas y otras ni por ésas. Para explicar los medios de comunicación suelo empezar diciendo que la tele es un instrumento maravilloso regalado a los mamarrachos inútiles del gran hermano, las peores ficciones posibles y la pornografía light disfrazada de música pop. (le parecerá erizante, pero hay adolescentes que tienen por modelos a analfabetos aprovechados, narcos, putas, anoréxicas que andan con pederastas y sicarios glamourosos. alguien tiene que hacer de malo y decirles que los reyes no existen, no?)

- Lo de «su segundo post es muy esclarecedor y debería servirle al oyente para darse cuenta de su doble moral o rasero»
va obviamente por el oyente de federico. usted le explica muy bien ahí la diferencia entre palabras y cosas, esencias y realidades políticas. porque para él un indio dando vueltas a una perola es un chamán pero un cura con hisopo es un ser superior.

- De ahí (de la supresión de una ese) sale esa tilde francesa llamada acento circunflejo. pues sí, la ortografía francesa es etimológica y una de las más difíciles de aprender de las lenguas occidentales. cuando desaparece una consonante en el paso del latín al francés añaden un acentito de éstos a la vocal anterior.

p.s.: esto es un juego de salón a distancia. yo hago un papel de respondón, sobrado y malencarado tratando de jugar a sócrates mesetario.
Mesa por ejemplo quiere jugar al ilustrado socialdemócrata, pero sienpre se le acaba viendo el plumero, su despotismo incorregible (para reconocer que ha dicho una chorrada en un post necesita tres histriónicos párrafos) o, por ejemplo en los tres últimos puntos de su respuesta a Hamlett queda como el perfecto machista que es en el fondo. quiere hacer una especie de sarcástica reductio ad absurdum pero le sale el instinto y trata de vejar tontamente.
aunque para saber eso -que es un machista de manual- no hace falta esto, basta ver en sus cometarios cinéfilos la clase de fetichismo que gasta con las actrices. a él le gustan muy femeninas, dulces y sumisas, ángeles de la casa con pies pequeños tipo audrey hepburn o como se escriba. como debe ser. con dos cojones.

odradek dijo...

por cierto, cómo va lo de la tasa de publicidad? es muy fastidoso y asqueroso que salten anuncios cada vez que abres este sitio, lo que no sabía era que usted cobrase por ello...

ElSrM dijo...

Algo parecido dijo el Primer Ministro W. Churchill también del Gral. B. Mussolini. Le digo "general" pero no sé si ésa era su graduación.

No sé si la idea del fascismo era socialista en cuanto a socializar.

Evidentemente, sí que pensaba que había que terminar con el marxismo —no aclaraban muy bien sí con el marxismo a secas o con el marxismo-leninismo, en terminología del Prof. Mesa—, con el liberalismo y con la democracia.

ElSrM dijo...

Estoy de acuerdo en la mayoría de cosas que explica el Sr. Odradek.

Sobre la eficacia comunicativa no me refiero al extremo de convencer e imponer. Sinó algo más equilibrado y saludable pero que también precisa de ella, algo tan natural como el que reciban el mensaje, el influir sin invadir ni dirigir, el compartir ideas, encontrar puntos de acuerdo...

ElSrM dijo...

Hay algo que agita mi curiosidad.

¿Puedo preguntarle al Prof. Mesa por qué cree él que en varias ocasiones en distintos lugares personas diferentes le han calificado de:
- marxista de derechas
- sexista
?

---------------------
Saludos a todos,

odradek dijo...

señor oyente: sin que sirva de precedente tomaré lecciones de buenrrollismo del srM y procederé a explicarme en dos partes:

1

- Usted habla de racialismo que es hacer ideología y política fundamentada en el racismo. O no, o es subir la autoestima a grupos con complejo de inferioridad para ganarse su voluntad. Sólo mercadotecnia, me temo (la ideología se ha convertido en eso), como las pelis del tardofranquismo curando el complejo de los Landas frente a las ebúrneas suecas.
Otra cosa es no llamarlo racismo ni racialismo pero masacrar y demonizar razas, etnias y culturas enteras como hacen los USA desde el nacimiento de una nación. ME importa menos la ideología que la realidad, porque cristo dijo que por sus hechos los conocerás y marx que uno es más lo que hace que lo que piensa.

- No confunde, ya lo sé, juega al confusionismo metiendo todos los socialismos en el mismo saco sin importar contextos ni procesos. Se engancha a las palabras. se abstrae demasiado en ellas.
Mi torre de marfil no existe y lo de tener un sueldo fijo y cierta estabilidad laboral es relativamente nuevo para mí, créame que conozco mejor el mundo obrero que los limbos burgueses. Los últimos años los pasé trabajando en lo que llaman un centro de difícil desempeño, dicho en cristiano lugar conflictivo de escolarización de excluidos y grupos en alto riesgo de exclusión. Y es duro.

- En estos foros mi avatar no es yo, lo mismo elogia la locura que explica que los primeros matacuras fueron los fascistas italianos futuristas, principal influencia de los constructivistas rusos, que eran los que le hacían los carteles a Stalin. Pero eso eran los años 1910-1940, un proceso histórico acabado. Si detesto a buena parte de la élite sociata no es porque sus padres fueran falangistas, sino porque me horroriza su ética y su estética y su forma de poder.
Mis no tan abundantes amistades pijoprogres me han acusado a menudo de radical amargado y rencoroso por jugar a esto y evidenciarles su clasismo inconsciente. Para los botelloneros okupas era un facha porque leía de todo y tenía amigos cristianos. La gente es asín.

- No conozco su situación, pero muchos de los que envidian la seguridad del funcionariado han podido hacer lo mismo y han preferido otras vías. Yo no envidio su pasta ni su status, ni sus hipotecas. o sí? no lo tengo claro...

- dice que le da igual un gobierno socildemócrata que liberal, pues está de suerte, porque vivimos en un país donde son lo mismo, sólo que los llamados socialdemócratas tiran más de zanahoria y hasta dan 400 euros para aguantar el tirón y los llamados liberales -bien explica Mesa que no lo son cabalmente- prefieren el palo y el purgante siempre a costa de los trabajadores, sobre todo si se dejan dominar por un fascista paranoico como aznar, que se pasó los 70 maldiciendo la constitución para luego plagiarle a habermas -todo fachada- el concepto de patriotismo constitucional por si colaba y los 90 chupando pollas imperiales sin contar con nosotros.

odradek dijo...

2

- cuando hablamos de socialdemócratas hablamos de lo mismo: qué le hace pensar que hablamos de otra cosa o que, más allá de lo personal, pueda simpatizar con pijos, hijos altos cargos de falange jugando a bolcheviques?

- Lo del “chamanismo cristiano” no pretendía ofender. Mi tribu tiene ese dios tripersonal en cuyo nombre se ha hecho lo peor contra el hombre y creado lo más bello. pero no deja de ser ontológicamente el mismo vacío que un tótem indio o las intrincadas sagas de manis de la India. Darse cuenta no está mal y le hace a uno abierto y tolerante con lo que les sugestiona a otros. Usted es católico y yo no sé si puedo dejar de ser un cristiano sin dios aunque lleve dos décadas intentando ser pagano. Luego te pones una liturgia de Rachmaninof o contemplas una anunciación de Fra Angelico y lloras de amor e idolatría como un beata. Pero no por eso te vas a reír de los amigos del zen -salvo si son pijoprogres, claro-.

- Lo del pp no es cristofascismo, es algo más práctico, ya lo sé, pero el cristofascismo tiene en ellos la poética sentimental que el pseudobolchevismo en sus complementarios en ese monopartidismo con apariencia de bipartidismo en el que vivimos desde hace un siglo.

En la lista de socialismos se le olvida a usted por ejemplo el socialismo liberal de los Roselli -asesinados por pistoleros mussolinianos- que eran algo así como los socialistas de rostro humano de Checoslovaquia o los Keynesianos del mundo anglosajón. Precedentes de la socialdemocracia posterior, la de Olof Palme, la alemana de los 60-80, etc.
Otro día si quiere hablamos de por qué no acepto el liberalismo como visión del ser humano y del mundo.

¿Que el fascismo no era racista? Disculpe, en mi año erasmus tuve una asignatura llamada historia de Italia donde se mostraba lo contrario. Ésa era una de las diferencias entre totalitarismos de derechas y de izquierdas, que los segundos no eran racistas -porque eran ilustrados y racionalistas universalistas- y los segundos sí porque asumieron toda la mierda falsa y lombrosiana del nacionalismo decimonónico con su puñetera exaltación de la raza, y que por cierto tampoco es el del siglo XX aunque a estos perros cuando duermen les salga el aullido de aquellos lobos.

Para otro día dejamos las cosas de Suramérica, que son complejas y profundas.

Un Oyente de Federico dijo...

Joer…, dicho así, estoy por darle la razón en todo. Incluso en lo de Aznar.