martes, marzo 16, 2010

ASOCIACIÓN DE PROFESORES DE FILOSOFÍA DE MADRID: EN MARCHA


Luchar por aquello que uno cree que merece la pena es, sobre todo y dejándonos de épicas, cansado. Pero hay que hacerlo. Por eso, un grupo de profesores de la enseñanza pública y privada, y es que no somos enemigos sino compañeros, hemos decidido crear una asociación para defender la presencia de la Filosofía en la escuela.

Tal vez ustedes no sean profesores de Filosofía, pero quizás les interese que sus hijos la estudien. Tal vez, lo sean y quieran acercarse a nuestra página web e incluso, si están interesados, mandarnos un correo electrónico. Necesitamos su ayuda.

Porque quejarse y no hacer nada solo tiene cierto aire de pose. Y la pose, como ya demostró la propia fealdad de Sócrates, nunca fue Filosofía.

4 comentarios:

ElSrM dijo...

Creo que ayudaría el pensar que es más divertido que cansado. Recuerden aquello de "hacer lo que se quiere" vs. "querer lo que se hace" como ingrediente de la felicidad y la (auténtica) riqueza. Cosa distinta es que defender y cuidar los derechos exija un trabajo, un esfuerzo. También lo exige el hacer deporte y la gente que gusta de ello, está más sana y sudan de lo lindo en su práctica voluntariamente. También exige esfuerzo, p.ej., aprender a jugar bien a algo.

I. F. Stone —que no sé quién es— dijo: "el único tipo de luchas que vale la pena luchar son aquéllas que vas a a perder, porque alguien tiene que lucharlas y perder y perder hasta que un día, alguien que piense como tú gane. Para que alguien gane una lucha importante y crucial tras 100 años, un montón de personas tienen que estar deseando —sólo por el placer y la ilusión de hacerlo— dar un paso adelante y luchar, sabiendo que van a perder. No debes sentirte como un mártir. Tienes que disfrutarlo".

Puede ser una especie de deporte o juego: trabajar por aquello que crees que es correcto (por tus derechos, por la justicia...).


Ud. me prodrá informar a lo mejor de algo que hablaba —escribía— el otro día con el Sr. S. Benítez. La armonización de planes educativos europea, el Plan Bolonia, etc., ¿se carga las carreras de Humanidades y la Filosofía sólo de los centros educativos públicos europeos o también de los privados?


Servidor no es profesor de Filosofía, de que vaya a tener hijos no está nada seguro y ni siquiera resido en Madrid, pero creo la Filosofía es una enseñanza muy muy necesaria a la que es imperativo poder optar. Tienen vds. todo mi apoyo moral.

Hoy en día —y hace 50 años— se oyen cosas tan esperpénticas como "¿para qué sirve la Filosofía? ¿Para qué sirve estudiar Bellas Artes?" Recordemos las palabras del literato O. Wilde —creo que fue él quién lo dijo—: "hay hombres que conocen el precio de todas las cosas y el valor de ninguna". O aquel proverbio ¿ruso? que decía: "hay hombres que cuando caminan por un bosque y miran los árboles sólo son capaces de pensar en cuánta leña producirán". La respuesta de "¿para qué sirve?" puede estar oculta en sendas frases.


Saludos cordiales,

odradek dijo...

el logo ha quedado un poco setentero, entre los cuadros de Saura y las piezas de Chillida, de modo que urge renovarlo a los tiempos, y no me llamen frívolo que la estética es parte de la filosofía aunque los muy moralizantes manuales de mi época no la incluyeran en los índices.

De todos modos, supongo que ustedes pugnan por la filosofía académica, no por la actitud filosófica en general, no?

Suerte.

POCHOLO dijo...

Don EP, le felicito por la iniciativa. Desgraciadamente, está claro que lo que no defiendan ustedes, dificilmente lo defenderán otros colectivos. Sólo agrupándose, uniéndose, organizándose y actuando concertadamente tendrán un mínimo poder de influencia para defender sus intereses.

Espero y deseo que tengan ustedes mucho éxito en su inicitiva.

odradek dijo...

éste parece un buen libro para explicar cómo era el mundo hasta hace unos años.

y para que gentes como nuestro estimado oyente salgan de su extraño integrismo teológico y vean la historia como lo que es:

http://www.publico.es/culturas/302241/auge/caida/parias/tierra