domingo, marzo 21, 2010

POR LA LIBERTAD EN CUBA

Las cosas a veces son simples. esta es una de ellas. O se está con la libertad o contra ella y a favor de la dictadura. Usted elige por tanto si defiende la libertad en Cuba o al dictador Castro. Y si escoge lo primero puede firmar esta petición.

Por la libertad de los presos políticos cubanos

Por la excarcelación inmediata e incondicional de todos los presos políticos en las cárceles cubanas; por el respeto al ejercicio, la promoción y la defensa de los derechos humanos en cualquier parte del mundo; por el decoro y el valor de Orlando Zapata Tamayo, injustamente encarcelado y brutalmente torturado en las prisiones castristas, muerto en huelga de hambre denunciando estos crímenes y la falta de derechos y democracia en su país; por el respeto a la vida de quienes corren el riesgo de morir como él para impedir que el gobierno de Fidel y Raúl Castro continúe eliminando físicamente a sus críticos y opositores pacíficos, condenándolos a penas de hasta 28 años de cárcel por "delitos" de opinión; por el respeto a la integridad física y moral de cada persona; firmamos esta carta, y exhortamos a firmarla a todos los que han elegido defender su libertad y la libertad de los otros.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Na, por joder un poco...

http://www.youtube.com/watch?v=BHQvyifbRfw

http://www.youtube.com/watch?v=QEUL8B8tADk

http://www.youtube.com/watch?v=Vr1iGB3grlM

http://www.youtube.com/watch?v=oJScWvtGo5o

Ricardo dijo...

Es paradójico (y quizás enfermo) pero me resulta más molesta la tortura o la falta de libertad de expresión que, por ejemplo, el hambre en el mundo. Imagino que es una cuestión de sensibilidades.

Es una pena lo que ha sucedido con los supuestos comunismos como el de Cuba que han funcionado a base de tergiversar a Marx. A fin de cuentas es cambiar un amo por otro. En este caso es una burocracia la que se adueña del poder bajo un estado totalitario.

No creo que haya nadie enteramente malo ni enteramente bueno. Aunque bajo el mandato de Castro haya podido funcionar algo bien es inadmisible mucho de lo que ha hecho.

Gracias por la iniciativa y saludos.

odradek dijo...

A veces las cosas no son tan simples.
Curiosamente la mayoría de los cubanos, viviendo en una monarquía totalitaria se sienten libres, porque la libertad es un sentimiento subjetivo, no una objetividad. Y eso hace que las cosas nunca sean tan claras.

Curiosamente la mayoría de nosotros, viviendo en una oligocracia teledirigida se siente libre, tanto que hasta lo llaman democracia cuando no es nada más que un totalitarismo económico, ecológico y social. Porque la libertad es un sentimiento subjetivo, no una objetividad. Y eso hace que las cosas nunca sean tan claras.

Es más, en Israel tienen un estado racista y teocrático que además de exterminar árabes secuestra legalmente durante tres años a todos sus ciudadanos jóvenes obligándoles a militarizarse so pena de cárcel -se vuelven presos de conciencia- y marginación social si se niegan, pero eso a los marxistas de derechas os escandaliza menos que lo de Cuba y no os lleva a firmar manifiestos, a lo que parece.

Lo mismo con los presos de conciencia que quedan en EEUU -al resto ya los han ejecutado- de la época de los panteras negras y las utopías de los 60-70, encarcelados con falsas acusaciones por cosas como montar comedores sociales o manifestarse contra el racismo o la guerra, pero como todo eso no os lo suministra vuestra prensa cínica y sois incapaces de mirar más allá, no os ha llevado nunca a firmar esos manifiestos inútiles.

Porque la libertad es un sentimiento subjetivo, no una objetividad. Y eso hace que las cosas nunca sean tan claras.

POCHOLO dijo...

¿Qué clase de libertad defendemos? La libertad de comercio, la libertad de empresa, libertad de movimiento para la banca.

En Cuba hay una dictadura, eso es un hecho irrefutable. Eso es terrible. Pero yo no puedo firmar ese manifiesto. Como en su momento no apoyé la segunda guerra de Irak. No puedo juntarme con la gente del PP y apoyar eso, porqué se lo que esa gente tiene pensado para Cuba en caso de que se derrumbe el régimen cubano y no es nada bueno y, si no que se lo pregunten a las jóvenes rusas, esas que pasaron de soñar con ser médicos y astronautas, a ser putas de carretera de la Europa Occidental.

No señor, la mafia de Miami no puede contar con mi voto. Y lo siento por los cubanos, pero no, nosotros no vivimos tampoco en el edén capitalista y maravilloso que los EEUU propugnan.

Yo bastante tengo con luchar por una España más justa en el 2010 y no puedo permitirme el lujo de hacerle el juego a Henry Kissinger y amigotes. Aunque en el fondo la causa sea justa.

Anónimo dijo...

http://blogs.publico.es/trabajarcansa/2010/03/21/la-sobreexposicion-mediatica-de-cuba/

Un Oyente de Federico dijo...

La libertad que vivimos y defendemos en España es, ni más ni menos que, la que nos permiten las leyes que NOSOTROS mismos nos hemos dado. Eligiendo LIBREMENTE a los que creemos más próximos a nuestros intereses para que gobiernen y legislen.

Lo que nos interesa, no es el rótulo de “Democracia”, sino las leyes que rigen a los ciudadanos y como se crean.
Franco tenía una “Democracia orgánica”, Stalin, Mao o Fidel una “Democracia Popular”.
No hay diferencia para un ciudadano, es igual de malo una Democracia donde no se cumplan las leyes que una Dictadura.

En Cuba el ciudadano sólo tiene a su disposición una libertad, la principal libertad según dijo la Ministro de ¡¡¡Cultura!!! Doña Carmen Calvo, la libertad sexual —siempre que sus preferencias no sean homosexuales—. Una joven cubana a los 20 años ya se habrá casado un par de veces y habrá abortado otras tantas.
Y ahí se acaban todas sus libertades.

Esos médicos y maestros, orgullo de la progresía, que van a Venezuela, lo hacen dejando en Cuba, como rehenes del estado socialista, a su familia.
Un matrimonio con niños no pueden salir del país, si sale el marido no lo puede hacerlo la mujer y viceversa. Los niños nunca.

Don Odradek, cuando Ud. practica ese deporte al que son tan aficionados los progres de los paises católicos —España, Francia, Alemania, Polonia—, la judeofobía, se permite simplificar lo que unos renglones antes no lo era: “A veces las cosas no son tan simples.”

En 1947 la Liga Arabe acordó que nunca consentiría un estado judio en territorios arabes y que jamás lo negociaría.
(Le hago notar que la Liga Arabe, no dice que no quiere un estado capitalista, marxista, o… dice “JUDIO”)

En 1948, cinco naciones arabes inician una guerra de exterminio del recién creado Estado de Israel (resolución ONU) y a fecha de hoy sólo ha firmado la paz con una de ellas, Ejipto. Con las otras cuatro sigue en estado de guerra declarada.
Por lo que no debe extrañarle que estén militarizados obligatoriamente, lo absurdo, además de suicida, sería lo contrario. Lo que me asombra y me admira, es que consientan la objección de conciencia.
¿También pueden objetar los soldados de las naciones árabes en guerra con Israel?

Lo del gobierno “racista” es una sandez. La raza judía no existe, —lo dijo también Hitler— hay judiós de todas las razas, los falasas son etíopes, los lembas son negros sudafricanos.
Pero si se puede hablar de cultura judía y religión judía que inevitablemente impregna sus leyes, para bien y para mal, siempre que a los ciudadanos israelitas les interese y voten para que así sea.
Y tan tremendamente represora, según Ud., que consiente una ley de parejas homosexuales que les da los mismos derechos que a las parejas heterosexuales y además les permiten adoptar niños.

En tanto unos metros más palla' en Gaza, paraiso de los abajofirmantes de la ceja, según las leyes que ellos (los arabes de Gaza) han elegído, un maricón está condenado a muerte desde antes de nacer.

Lo que es libertad, está muy claro para todos, sobre todo para quien no la tienen.
Y lo que tienen/deben de hacer Uds. los maestros es enseñar a utilizarla y a valorarla y si además a defenderla, ya sería el copón bendito.

odradek dijo...

Don oyente: ser antisionista no es judeofobia, es ir en contra de una ideología totalitaria con un fuerte sustrato religioso: un integrismo como el de una parte de las sociedades árabes e incluso de las nuestras.

Estoy en contra de todos los integrismos, pero el del sionismo israelí es además muy asesino, sus guerras con sus vecinos no creo que justifiquen que en una semana destruyeran Líbano para dar un aviso ni otras atrocidades y desproporciones, pero como usted es un integrista que no atiende más razones que las suyas, no tiene por qué entenderlo.

Y sólo otra cosa: ¿Por qué un estado judío? ¿Por qué estados islámicos, católicos, estados fundamentados sobre una identidad religiosa excluyente? Precisamente por sentido de la libertad religiosa estoy en contra de la política que se hace en ese estado y de buena parte de sus leyes.
Pero vale, si resulta que a toda costa querían un estado donde IMPONER dictatorialmente su religión, podíamos haberles cedido la provincia de Toledo o un estado USA en vez de llegar un día por las buenas a un país como era Palestina, ocuparlo militarmente (una cruzada a la hebrea?) y expulsar a los habitantes anteriores. Eso se llama invasión, y un estado fundado sobre una invasión, un expolio y un exterminio no sé qué legitimidad tiene, pero para mi fuero interno, en los tiempos modernos, ninguna.

Eso es lo que opino del estado de Israel, y todos esos artistas, científicos y premios Nobel judíos que admiro ni se han formado ni viven en Israel ni tienen apenas nada que ver con esa tierra ni con el sionismo, sino que eran gente bastante más abierta, democrática y ajena a la religión. Así que a ver si nos limpiamos un poco las gafas y comprendemos antes de acusar a terceros de cosas que no piensan.

odradek dijo...

P.S.: con independencia de ideologías, todos los maestros que conozco enseñan el valor de la libertad. Hoy me decía el de religión lo difícil que es para él enseñar el límite entre libertad y libertinaje -es su forma de hablar- y yo le explicaba lo difícil que es para mí hacerles entender que la libertad de la que hablamos no es el puro capricho sino una moral basada en el respeto a sí mismo y al otro y consistente en una responsabilidad personal hacia una serie de derechos que son a la vez deberes y no cosa opuesta.

Aún no he conocido a nadie que en ese contexto enseñe cosas muy diferentes.

Un Oyente de Federico dijo...

Nadie le discutiría su razón, si las cosas fueran tal y como Ud. las comenta.
Pero no son así. Es la historía, tozuda como dijo Lenín, la que cuestiona su razonamiento.

El Sionismo fue laico.
Nunca hubo ocupación.
Nunca hubo expulsión de nadie.
Nunca hubo expolio.

Cualquiera, ahora mismo y desde un país libre, tiene acceso a toda la información y además a contrastarla.
Pero este caso (el de Israel) es como el de Cuba. 10.000.000 de españoles con acceso instantáneo a toda la información, han preferido creerse la que invento ”El Gramma”, sobre Don Orlando Zapata, preparada para el consumo interno de los cubanos, ciudadanos que no tienen acceso a ninguna otra información.
En ambos casos, las fobias (USA, judios) ideológicas se anteponen a la razón.
No se puede compatibilizar la fe con la razón. O una u otra, las dos imposible.

“¿Por qué un estado judío?”.
Los judios llevan 2000 años perseguidos, sólo por ser judios, el único motivo por el que se les ha discriminado, perseguido, expoliado e intentado exterminar durante todo este tiempo, ha sido por su judeidad.
Esto, perfectamente entendible, igual que entendemos que la mujer ha sido historicamente discriminada o que los homosexuales han sido perseguidos y que como injusticias que son, han de corregirse.
Ese era el objetivo de la Sociedad de Naciones cuando, a principios del siglo XX, en aplicación de la Declaración de Balfour, se pedía al Reino Unido, dueña de Palestina —se la había quitado al Imperio Otomano— que dividiera Palestina en dos partes una del 75%, que sería Transjordania (hoy Jordania) y otra de “tierras baldías y sin interés para el estado” donde se pudieran crear asentamientos judios.
Un ¡¡11-S!! (el dato lo descubrió Gustavo Bueno) de 1920(+o-) se produjo el primer asentamiento judio en palestina.
Para los arabes que vivian allí, fué esperanzador pues llegaba prosperidad.
Así fue hasta que la Liga Arabe amenazó de muerte a todo àrabe que cooperara o vendiera tierras a los judios. Amenaza no derogada en fecha de hoy.
Despues sigue una historia de matanzas, venganzas… hasta que en 1948, la ONU, ante la imposibilidad de convivencia entre àrabes y judios, decreta la creación de dos estados en ese 25% de Palestina, un Estado Judio y otro Estado Arabe.
Los judios aceptaron, mientras que la Liga Arabe no permitiò que los arabes palestinos aceptaran. En 1947 ya habìan acordado que nunca consentirian que judios vivieran en paz en Palestina.
Todas las naciones que forman la Liga Arabe fueron aliadas de Hitler.

Es gratificante, saber que no ha degollado Ud. al profesor de religiòn.
Esperemos que ese esfuerzo que hacen Uds. lo veamos compensado con una generaciòn de chavales que no crean que la libertad les cae del cielo por guapos.