domingo, agosto 30, 2015

OLIVER SACKS: EN MEMORIA

porque se trata de pacientes que no tienen conciencia de que les haya sucedido nada, pacientes que han perdido su propia realidad, y que no lo saben siquiera, pacientes que quizás no sufran, pero que son los más olvidados de Dios.


Una cuestión de identidad, en El hombre que confundió a su mujer con un sombrero.  

Ha muerto Oliver Sacks.
Dios había abandonado a aquellos pacientes, tal vez nos haya olvidado a todos.
Oliver Sacks nunca los abandonó.