lunes, enero 28, 2008

CUENTA ATRÁS/3: COMPRÁNDOME EL VOTO

Es esta una sección desleal, pues cree que el terrorismo se puede tratar en el debate político. Es antipatriota, pues cree que la economía se puede tratar en el debate político. Y es seguramente nihilista, pues está cansada de casi todo. E incluso, vamos a más, es una sección seguramente antidemocrática pues no sólo cree lo anterior sino que encima lo cree en época electoral.¡Cómo si se pudiera hablar de política en época electoral!

Zapatero me ofrece cuatrocientos euros. No está mal. Espero ansioso la oferta de Rajoy. Y, para que se vea que tengo amplias miras democráticas a la hora de venderme y no soy bipartidista, la de Llamazares, Ibarretxe, Carod, Mas o cualquier otro. El mercado no cierra.

¿Quién sube a quinientos?

2 comentarios:

tristán dijo...

Don Enrique tiene toda la razon parece que nos estan intentando comprar, esta vez con dinero, en eleciones paadas por lo menos disimulaban un poco pero este año el señor del TALATE ya nos ofrece cuatrocientos euros, en fin, y el está dentro del partido "socialista". De vez en cuando alguien deberia recordarle que significan las palabras "socialista", "obrero".
además parece que pagar menos impuestos es bueno, yo prefiero pagar más impuestos y que los apliquen a mejorar la sanidad, aducación carreteras, que señores hay que recordaros que las subenciones que recibiamos de la UE(para sacarnos del retraso franquista, y que las corporaciones internacionales invadan nustro país)ya nos la recibimos, y encima ZP tiene que sacar 5.000.000.000€ para debolber 400€ a cada español, ¿que pasara on las carreteras?, y demás cosas que se supone que son obligación del estado pero que en realidad no les importa nada como por ejemplo con los hospitales de "La Espe" que nos creemos que son publicos peeeeero nos engañan. En fin espero que se puedan renunciar a esos 400€, y que reacciones la conciencia de casi la mitad de los españoles que voten a ese partido de nombre equibocado.

Filo de Espada dijo...

Digo yo sino se hastiará el personal y saldrá el hidalgo que todos los españoles llevan dentro y rechazarán los sobornos.
O quizá sea verdad que somos un país de pícaros y ganapanes.