jueves, diciembre 10, 2009

LIÁNDOME SOLO

Yo iba a escribir un ingenioso comentario ante dos cosas.
1.- Llego el día 5 al aeropuerto de Barajas y me encuentro a un montón de gente disfrazada de berebere con una pancarta sobre el caso Haidar. Y pienso yo: me siento como en Beau Geste (¡qué bonita película!)
2.- Leo esto y me acuerdo de una anécdota de mi hermana. Un día estaba haciendo una entrevista para un trabajo en Altadis y el entrevistador le espetó: ¿no pensará quedarse embarazada?

Yo me pongo a escribir. Y me lio y me enrollo y hasta pretendo dar razones. Y empieza a alargarse y a alargarse. Me faltan recursos para un blog instantáneo. Pero luego pienso que si me pagaran por artículo seguro que lo hacía: tal vez sin tanto argumento aburrido. Así que lo que me falta es venderme. ¿Hay ofertas?

2 comentarios:

POCHOLO dijo...

A mi mujer también se lo han preguntado en varias entrevistas de trabajo. Y a una amiga de mi mujer que se quedó embarazada el jefe le dijo cuando volvió de la baja de maternidad (2006) que o aceptaba el despido inmediato y la indemnización que le proponía o bien, la empezaría a putear y terminaría echándola por menos dinero del que en ese momento le ofrecía. Cogió el dinero.

odradek dijo...

http://www.elhabitatdelunicornio.net/category/misterios-de-la-comunicacion/page/5/


http://hugo-sistemaeducativo.blogspot.com/2007/08/la-mente-bien-ordenada.html